La demanda mantiene muy firme el precio del trigo en el mercado local

La exportación pagó $4000 por tonelada en Rosario, $150 más que anteayer; en Bahía Blanca quedó en US$205
Dante Rofi
(0)
24 de marzo de 2018  

El valor del trigo argentino subió con fuerza ayer en la zona del Gran Rosario, donde los exportadores pagaron 4000 por tonelada del cereal disponible, 150 pesos más que en la rueda anterior. Así, el nivel de precio para las terminales ubicadas sobre el Paraná acortó distancia con las cotizaciones vigentes para los puertos marítimos de Bahía Blanca y de Necochea, que se mantuvieron estables, en 205 y en 200 dólares, equivalentes a 4018 y a 4118,45 pesos, respectivamente.

Esta firmeza encuentra su principal fundamento en el sostenido programa de compras ejecutado por los exportadores, que al 14 del actual ya se aseguraron 9.153.200 toneladas del grano fino de la campaña 2017/2018, un 6,48% más que un año atrás, según informó el martes la Dirección de Mercados Agrícolas.

Ayer, en su informe mensual de estimaciones agrícolas, el Ministerio de Agroindustria de la Nación elevó de 11,70 a 11,80 millones de toneladas su proyección sobre el saldo exportable argentino, por lo que el volumen adquirido por la exportación en poco más de cuatro meses del ciclo comercial implica el 77,57% de todo lo que se prevé exportar. En cuanto a las Declaraciones Juradas de Ventas al Exterior, el organismo relevó 8.335.237 toneladas hasta anteayer.

Respecto de los molinos, al 14 del actual compraron 2.210.300 toneladas de trigo, equivalentes al 36,23% de los 6,10 millones de toneladas que Agroindustria proyecto ayer para la molienda doméstica.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que ayer los molinos pagaron entre 3850 y 4450 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

Como síntesis de todos los números precedentes, 11.363.500 toneladas de trigo 2017/2018 ya tienen dueño, por lo que de los 18,50 millones de toneladas cosechados según Agroindustria quedan 7.136.500 toneladas, cuando restan ocho meses para el ingreso de la mercadería de la próxima campaña.

Esta ajustada relación entre la demanda y la oferta es la que se refleja sobre las cotizaciones del grano fino en la plaza física y es la que le posibilitó al grano argentino independencia de los avatares del mercado estadounidense, golpeado por la fuerte competencia que lidera el trigo de Rusia en el mercado global.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), la posición julio del trigo perdió US$1,20 y terminó la rueda con un ajuste de 210,80 dólares por tonelada, mientras que el contrato enero sumó US$2 y cerró con un valor de 188 dólares.

La persistencia del déficit hídrico en los principales Estados productores de trigo estadounidense le dio un respiro a las cotizaciones del cereal, tras las fuertes bajas del inicio de la semana. Las pizarras de la Bolsa de Kansas reflejaron ayer subas de US$3,04 y de 3,03 sobre los contratos mayo y julio, cuyos ajustes fueron de 176,10 y de 183,08 dólares. En Chicago, las mismas posiciones sumaron US$1,65 y 1,66, al quedar con valores de 169,11 y de 175,09 dólares.

Soja turbulenta

Las fábricas ofrecieron $5750 por tonelada de soja disponible para el Gran Rosario, 50 pesos más que anteayer. Con muy pocos interesados en entregar su mercadería en ese nivel de precio, algunos compradores accedieron a pagar hasta $5800 por lotes importantes.

La soja de la nueva cosecha, con entrega en mayo, se cotizó a 285 dólares por tonelada, con una mejora de 5 dólares. En el Matba, las posiciones mayo y julio sumaron US$1,80 y 2,60, mientras que sus ajustes fueron de 294 y de 301,50 dólares.

En la Bolsa de Chicago la jornada fue sumamente volátil para la soja, producto de las tensiones comerciales entre el gobierno de los Estados Unidos y China. Tras un inicio con importantes bajas (próximas a los cuatro dólares), por el temor de los operadores a que las autoridades chinas pusieran a la oleaginosa como eje de las represalias, la plaza logró revertir parcialmente las pérdidas cuando el grano grueso quedó exceptuado -en principio- de las acciones anunciadas desde Pekín.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las posiciones mayo y julio de la soja en Chicago resignaron US$0,55 y terminaron la jornada con valores de 377,82 y de 381,86 dólares por tonelada. En el balance semanal, estos contratos retrocedieron un 2,03 y un 1,98% frente a los precios vigentes el viernes anterior, de 385,63 y de 389,58 dólares.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios