Los aspectos más oscuros de Marilyn Monroe

Daniela Pantano se convierte en la gran diva, en la pieza Sólo quiero que me amen, junto a Pedro Velázquez, en el Cultural
(0)
25 de marzo de 2018  

La vida de Marilyn Monroe siempre fue motivo para el abordaje. Ya sea desde el cine o desde el teatro o la televisión. En el Cultural San Martín se acaba de estrenar Solo quiero que me amen (La historia oculta de Marilyn Monroe). Es una obra de teatro musical interpretada por Daniela Pantano y Pedro Velázquez, que busca dar a luz aquella faceta menos conocida de la bella Norma Jeane Mortenson, más conocida por su nombre artístico de Marilyn Monroe, una de las actrices de cine norteamericano más populares del siglo XX, considerada un ícono pop y símbolo sexual.

"Vi cosas de Marilyn que me impactaron. No sus películas, sino diferentes documentales como Love, Marilyn (2012), que mostraban su parte más oscura, su costado más denso, alejado de la foto que todos conocemos. Así empecé a descubrir una mujer sensible, inteligente, lectora voraz, que hasta se abrió su propia productora para hacer sus proyectos. Una mujer que quería superarse y no se quedaba con lo del afuera", cuenta la actriz y cantante Daniela Pantano, encargada de ponerse en la piel de la blonda estrella de Hollywood, muy bien acompañada por Pedro Velázquez, en los diferentes roles masculinos que marcaron su vida, desde su primer amor, un productor poderoso, pasando por sir Lawrence Olivier, Arthur Miller y su coach. Pantano aclara que no se trata de una imitación, sino de reproducir su mundo interno y contar una historia. "No es el típico musical de gran despliegue, por el contrario es una pieza íntima, como una detención en el tiempo que rompe con la vorágine del ojo rápido de Instagram", apunta Velázquez.

Tanto él como Pantano han transitado un sólido camino en el género, aunque prefieren definirse como actores que cantan. En el caso de Pantano, integra además los elencos de dos obras dirigidas por Javier Daulte en el Espacio Callejón: Ni con perros ni con chicos y Clarividentes, y próximamente comenzará a ensayar Valeria Radiactiva, también del mismo dramaturgo, que ya comenzó a ensayar junto a María Onetto, Héctor Díaz y elenco. Por su parte, la carrera de Pedro Velázquez fluctuó siempre entre el teatro comercial y el off, participó como intérprete en diferentes musicales ( Hairspray, Chicago, Priscilla, Shrek), pero también se desempeñó como dramaturgo y director teatral de sus propias obras.

A partir de aquella idea original, Pantano convocó a Juan Álvarez Prado para escribir una obra que se meta por aquella faceta quizá menos conocida. "A medida que avanza la obra, ella se descascara como las capas de una cebolla, hasta quedar expuesta su esencia. Como refiere el título de la obra, a fin de cuentas Marilyn solo quería que la amaran. Buscaba el amor constante, aunque sufrió mucho el destrato y la desvalorización. Justamente, la mirada no está puesta en lo que uno podría esperar, la escena del vestido que se le levanta o el ?Feliz cumpleaños' que le cantó al presidente Kennedy", sigue Velázquez.

Al texto de Álvarez Prado, que también es director de la propuesta, le puso música Fernando Albinarrate, el mismo de Ni con perros ni con chicos. La obra abarca el período desde su entrada al mundo del espectáculo, cuando se prestó a una sesión de fotos desnuda a cambio de cincuenta dólares y con ese dinero se compró un vestido rojo para asistir a una fiesta de la Fox para impactar a todos, hasta su controvertida muerte a los 36 años. "Sin dudas, la mayoría de las biografías hacen mucho foco en la infancia de Marilyn, sin padre y con la madre internada en un psiquiátrico. También sufrió abusos y otras cuestiones que marcaron su vida adulta y la relación con los hombres", concluye Pantano.

Solo quiero que me amen

De J. Álvarez Prado y F. Albinarrate

Domingos, a las 19.

Cultural San Martín, Sarmiento 1551.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.