Detuvieron al árbitro acusado de formar parte de una banda de abusadores de menores en Independiente

La detención se llevó a cabo en Tigre
La detención se llevó a cabo en Tigre
Gustavo Carabajal
(0)
24 de marzo de 2018  • 15:47

Para la Justicia, al menos veinte chicos de la pensión de Independiente fueron prostituidos y víctimas de abusos sexuales cometidos por una organización que se aprovechó del fútbol para reclutar menores con el objetivo de que tuvieran sexo con adultos. Hasta el momento, los investigadores lograron identificar a seis sospechosos, todos vinculados con el ambiente del fútbol. En tanto que los menores que resultaron víctimas suman veinte, pero podrían aparecer más afectados.

Ayer, al mediodía, fue apresado uno de los sospechosos, un juez de línea, que habría sido identificado como Martín Bustos. Según fuentes policiales, el imputado, que era buscado desde el jueves por la tarde, había expresado su voluntad de entregarse, pero habría aportado un domicilio falso, supuestamente para distraer a la policía. Bustos se convirtió en el primer detenido por el escándalo en Independiente .

La captura del árbitro se concretó en una casa de El Talar de Pacheco, en medio de un operativo que, según la policía, se realizó "puerta a puerta" luego de haber localizado primero la "celda de la antena que se activaba cuando se usaba el teléfono celular del árbitro".

La detención fue pedida por la fiscal a cargo de la causa, María Soledad Garibaldi, de la fiscalía N° 4, Avellaneda.

ABUSOS Y PROSTITUCIÓN EN INDEPENDIENTE

3:10
Video

Según las fuentes policiales, Bustos habría intentado engañar a la fiscal con el argumento de que se iba a entregar en un lugar, pero se ocultaba en otro domicilio. El árbitro pudo ser detenido con un operativo cerrojo sobre siete manzanas a la redonda, desde calle Lisandro de la Torre a Coronel Pringles y desde calle Chascomús a Azul.

El imputado fue trasladado anoche a la sede del Polo Judicial de Avellaneda para ser indagado.

Hasta el momento, los investigadores identificaron a seis integrantes de la organización. Además del juez de línea, figura un chico, de 19 años, que juega en las divisiones inferiores de Independiente y un relacionista público de un boliche de Palermo al que concurren muchos futbolistas.

La policía allanó dos departamentos de Palermo, uno sobre Gorriti y otro en Güemes, que pertenecen al relacionista público, sin embargo todavía no se dictó ninguna orden de captura en contra de quien, en el pasado fue representante de algunos de los integrantes de Gran Hermano.

A partir de los testimonios acumulados en el expediente se determinó que el futbolista, de 19 años, sería el entregador de los menores a la organización.

Antes de dedicarse a captar menores para la banda, el futbolista de la cuarta división de Independiente fue también víctima de esa red de abusos sexuales.

El operativo fue llevado a cabo por la policía de la provincia de Buenos Aires
El operativo fue llevado a cabo por la policía de la provincia de Buenos Aires

Este futbolista llevaba a las víctimas hasta el patio de comidas situado en un shopping, a menos de diez cuadras de la pensión, a un costado del Acceso Sudeste. A los chicos, de entre 14 y 16 años, les ofrecían entre $800 y $1000 para tener sexo con adultos. Desde allí, los menores partían con uno de los imputados a los departamentos en los que se concretaban esos encuentros sexuales. Esos lugares están ubicados en Palermo, San Isidro y Olivos.

Entre los seis imputados también figura un representante de jugadores juveniles. Todos forman parte del ambiente del fútbol. Por tal motivo, los investigadores presumen que la organización habría captado a otros menores que se desempeñan en las divisiones inferiores de al menos siete equipos de Primera.

Además del dinero, los imputados les ofrecían a los menores la posibilidad de favorecerlos en sus carreras deportivas. Todos los chicos que fueron víctimas son del interior, de familias con necesidades económicas y sin parientes en Buenos Aires, con perfiles vulnerables. Algunos ya declararon como testigos en a través del sistema de cámara Gesell.

La atención de los responsables de la investigación judicial y policial está enfocado en las víctimas de la pensión de Independiente, debido a una cuestión de jurisdicción.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios