La sinfónica del futuro y la vanguardia de la música popular

El ensayo del trío Aca Seca y la Orquesta Sin Fin, que se juntan para un concierto imperdible, que darán mañana, en el CCK
El ensayo del trío Aca Seca y la Orquesta Sin Fin, que se juntan para un concierto imperdible, que darán mañana, en el CCK Crédito: Alejandro Guyot
Mauro Apicella
(0)
24 de marzo de 2018  • 17:58

El ensayo del trío Aca Seca y de la Orquesta Sin Fin es en la Sala Argentina del CCK. Se escucha un solo del vibrafonista de la orquesta. El pianista del trío Andrés Beeuwsaert sostiene con acordes un tema orientado al jazz fusión, el guitarrista y cantante Juan Quintero parece que rasgueara una chacarera y el percusionista Mariano "Tiki" Cantero hace explotar sus parches. Los vientos y las cuerdas de la Orquesta Sin Fin acompañan ese estallido, convertido en hecho artístico. "Saxo: dos vueltas de ocho", indica el director Exequiel Mantega. Habla de compases. Ocho compases. Mientras tanto, afuera espera una multitud de jóvenes, sentados en el piso del hall del CCK. Porque minutos después habrá otro ensayo, pero abierto. ¿Acaso alguien que disfruta la música bien hecha querría perderse un encuentro semejante?

Las entradas gratuitas para el ensayo abierto se agotaron en 6 minutos. El domingo, a las 20, Aca Seca dará su concierto con la Orquesta Sin Fin, en el CCK, dentro del ciclo Estaciones Sinfónicas

La Orquesta Sin Fin es una especie de sinfónica del futuro y el trío Aca Seca (Andrés, Mariano y Juan) es la vanguardia del folklore que hoy se dedica a una música popular en un sentido mucho más amplio. Comenzaron hace 20 años, cuando vivían cerca y estudiaban música en la ciudad de la Plata. Publicaron el primero de sus cuatro discos hace 15, y mañana, a las 20, en el CCK, Sarmiento 151, estarán adelantando, con la versión de la orquesta, al menos seis canciones de su próximo álbum.

"Estamos en la misma línea de lo que veníamos haciendo, aunque las canciones sean otras. Como siempre digo, los discos son fotos de un trayecto, de un momento en la vida de uno", dice Quintero.

"Y es el primero que hacemos sólo nosotros, sin invitados. Eso es un detalle", apunta Beeuwsaert para dar el primer indicio del nuevo trabajo, que está grabado, pero que todavía no ha sido editado. De eso se encargará pronto la UNTREF. Cantero, por su parte, dice que el disco lleva varios años de proceso y que a diferencia de los anteriores, el trabajo vocal tendrá nuevos aspectos. Juan quintero ha estado indagando en la música vocal tradicional y rural de España y tendió algunos puentes de contacto entre añejas formas ibéricas y la baguala del NOA.

Además, el disco tendrá temas de Edgardo Cardozo, Sebastián Macchi, Federico Parra, Hugo Fattoruso, Jorge Fandermole ("El Fandermole nuestro de cada día", como señala Cantero, ya que el santafesino es un compositor al que el trío recurre con mucha frecuencia) y composiciones de Quintero y Beeuwsaert.

Aca Seca: Andrés Beeuwsaert, Juan Quintero y Mariano Cantero
Aca Seca: Andrés Beeuwsaert, Juan Quintero y Mariano Cantero Crédito: Alejandro Guyot

Seguramente se sentirá más la presencia del grupo en estos meses. "Nunca dijimos: tenemos que parar. El pulso del grupo lo determina el vínculo humano –dice Cantero-. A veces simplemente nos llaman para tocar en algún lugar y eso dispara un proyecto. Nada está pautado, nunca decimos: El año que viene tenemos que grabar un nuevo disco. De hecho, este disco comenzó a gestarse hace tres o cuatro años. Lo dejamos, lo volvimos a abordar".

El repertorio de esta noche tendrá seis temas nuevos orquestados para la Sin Fin y ocho que el grupo grabó en discos anteriores. "El concepto fue subirnos al proyecto Aca Seca, no darles las partituras y decirles: miren muchachos, lo que hay que tocar es esto", dice Exequiel Mantega, el responsable de este concierto.

La Orquesta Sin Fin está embarcada en un proyecto de cuatro conciertos que comenzó el año pasado en el CCK. Uno por cada estación del año, con una propuesta diferente. El año pasado tocó con el grupo Duratierra y con la cantante Nadia Larcher; éste será con Aca Seca (mañana) y, para el cierre, el próximo invierno, con el dúo Fain-Mantega.

La particularidad de esta orquesta es que tiene todas las secciones de una sinfónica pero con otros instrumentos o funciones. La de metales, por ejemplo, se parece más a una big band que a una sinfónica. Evidentemente no tiene una forma fija, es como un camaleón que hace una metamorfosis según el proyecto y la música. Algo totalmente lógico en estos tiempos en los que más allá de los programas clásicos, algunas orquestas se atreven con repertorios contemporáneos donde no hay límites definidos entre lo académico y lo popular. Y esta es una orquesta popular y sinfónica al mismo tiempo. "El concepto es ese. La metamorfosis de la orquesta –dice Mantega-. El diseño de ésta es para los cuatro concierto de las Estaciones Sinfónicas del CCK. Está pensada así. Como una orquesta sinfónica pero con ductilidad. En el concierto con Nadia Larcher las versiones partieron de una guitarra y una voz. En este caso fue más sencillo. Ahora [con Aca Seca] me doy el gusto de tocar los hits con los ídolos de casa. Hasta mi hija canta los temas que hacen ellos".

Exequiel Mantega, director de la Orquesta Sin Fin
Exequiel Mantega, director de la Orquesta Sin Fin Crédito: Alejandro Guyot

"Y también hay músicos de la orquesta que se adueñan de esto", dice Cantero. "El asunto no es solo "vestir" lo que nosotros hacemos. Hay muchos detalles de la orquesta que nosotros tres disfrutamos cuando la escuchamos con atención", dice Quintero, que parece haber pescado esos virus otoñales que andan dando vueltas. Se tiene que reponer de una disfonía para el concierto de mañana. La medicina casera sale de un termo que saca de su mochila. Lo sirve y lo comparte con sus compañeros y con el cronista, que está tan interesado en descubrir qué tiene la infusión como en esos secretos que están en las canciones que versiona Aca Seca. ¿Miel? ¿Jengibre? Sabe dulce y suculento. Tal vez como algunas de las canciones, en los oídos.

Que no se diga que la demora del segundo ensayo ( apenas 7 minutos) es culpa de un cronista demasiado preguntón. El grupo y la orquesta vuelven al escenario cuando en la sala ya está casi colmada por el público que no consiguió entradas para el domingo (o que las consiguió y quiso, igualmente, escucharlos un par de días antes, para descubrir sus secretos). De hecho, se ve a algunos chicos cargando estuches de instrumentos, que seguramente se hicieron una escapada hasta el CCK, antes o después de una clase en un conservatorio. Porque, vamos, no nos engañemos: muchos de los que están aquí quisieran ser Aca Seca.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.