River le ganó el amistoso a la Universidad de Chile con los pases de Palacios y la movilidad de Borré

El colombiano Santos Borré estuvo desequilibrante con sus diagonales
El colombiano Santos Borré estuvo desequilibrante con sus diagonales
Christian Leblebidjian
(0)
24 de marzo de 2018  • 21:58

El amistoso que jugó River ante Universidad de Chile, en Santiago, le sirvió a Marcelo Gallardo para darles minutos y evaluar a los futbolistas que habitualmente suelen ser suplentes o aparecer como variables de recambio. En ese contexto, la victoria por 3-0 que le dio la Copa Cono Sur en el estadio Nacional (goles de Borré -2- y de De la Cruz, de penal) le sacó al entrenador un gesto de satisfacción con los rendimientos que ofrecieron, sobre todo, el colombiano Santos Borré y Exequiel Palacios .

River salió a jugar con un sistema táctico 4-3-1-2, con Lux; Moreira, Lollo, Martínez Quarta y Casco; Palacios, Bruno Zuculini y Rojas; De la Cruz; Auzqui y Borré. Desde lo colectivo, el equipo intentó ser protagonista y aplicando una presión alta, para tratar de bloquear las salidas desde el fondo del conjunto local, pero también para presionar alto ante la pérdida, para no dar una pelota por perdida en un ataque que no resolvió de manera precisa. En ese sentido, Rojas fue varias veces sobre la salida de Vilches para asfixiar y robar cerca del área de la Universidad de Chile.

En la faceta ofensiva, De la Cruz se movió a las espaldas de Reyes y Pizarro y fue quien más probó con remates desde afuera del área, seguido por Zuculini. Aunque el mediocampista uruguayo convirtió el penal para el 1-0, su trabajo fue de mayor a menor y terminó amonestado. Borré también estuvo activo, con bastante entusiasmo. Y aunque no estuvo del todo fino en la definición, encontró dos goles a 7 minutos del final: primero con un derechazo que dio en el travesaño y se metió; y luego tras un blooper del arquero chileno en una mala salida y definiendo con el arco libre. Eso sí: Borré participó de los avances más peligrosos de River. Tuvo un par de chances claras entrando por la derecha (en una de ellas, tras un pase filtrado de Palacios que lo dejó mano a mano con el arquero De Paul; en otra, mediante la misma fórmula de ataque, terminó en el penal de De Paul al colombiano) y otra más desequilibrando por la izquierda: definió cerca del palo luego de recibir un pase de Auzqui y gambetear al arquero. No fue el único pase/asistencia que intentó Palacios, el más claro a la hora de finalizar en el equipo de Gallardo. Auzqui jugó apresurado, como en el contraataque que favorecía a River 3 vs. 3 en el primer tiempo y que decidió (con apuro) mal un pase interior. Pero se desquitó sobre el final del partido con la asistencia para Borré en el 2-0.

Defensivamente, a Bruno Zuculini (uno de los de rendimientos más bajos en lo que va del año) se lo observó más ordenado y protegido con el triángulo Palacios-Rojas-De la Cruz. No ofreció tantas ventajas, aunque sí la pasaron mal en la última línea Luciano Lollo y Martínez Quarta cuando los atacaron mano a mano; el segundo central dio ventajas en el gol errado por Arancibia con zurda y Lollo soltó la marca de Díaz en un córner que casi finalizó en gol de cabeza del futbolista de la "U". Como Moreira y Casco tampoco se mostraron del todo firmes, quien se destacó con un par de atajadas fue Germán Lux.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.