Una grieta: los que creen en los Jaguares y los que no se identifican

Jaguares vs lions
Jaguares vs lions Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Agustín Monguillot
(0)
25 de marzo de 2018  

No solo importa la cantidad, sino la calidad. Con el foco puesto en la baja asistencia que tienen los Jaguares esta temporada en el Súper Rugby, no se puso la lupa en el tipo de público que asiste cada sábado que juega en Vélez. Surgen algunos interrogantes: ¿Es gente que proveniente de clubes o amantes del deporte? ¿Se sienten identificados con la franquicia argentina? Las respuestas que surgen son diversas.

A la vista, parece que surte efecto la flamante medida de la Unión Argentina de Rugby de ceder entradas a los clubes para que las vendan a 100 pesos y, así, recaudar para sus arcas. El Fan Fest parece un desfile de delegaciones. Vestidos con chomba gris, son varios los jugadores de Mar del Plata Rugby que andan circulando por el lugar. El plantel aprovechó que jugaba por el Nacional de Clubes B ante Regatas para ver en vivo un partido de Súper Rugby por primera vez; agradecen a los de Bella Vista por permitirles adelantar el partido para así llegar a tiempo a la cancha de Vélez. "Sólo los habíamos visto por televisión. Venimos a ver buen rugby", cuenta Leonardo Sestelo, subcapitán del club marplatense. Distinta realidad se vivió en clubes tradicionales, como el SIC o CUBA, que protestaron por la medida.

Contra lo que puede suponerse, el Interior está muy bien representado. Hay unos 70 chicos de Santa Rosa Rugby Club, que viajaron 600 kilómetros desde La Pampa para vivir la experiencia del Súper Rugby y cerrarán su fin de semana con un cuadrangular ante Curupaytí, Centro Naval y San Carlos. "Es una experiencia única para ellos", opina Pedro Vica, uno de los entrenadores. A pocos metros, un grupo de adolescentes rapados enfila para las tribunas. Son los chicos del seleccionado de Menores de 18 de Salta, que jugaron ante su par de Buenos Aires por el Torneo Argentino. "Que puedan ganar sería lo más lindo", pide Ignacio Marquieguez, su octavo. Les dieron el gusto.

De rechazos y apoyos

También están los más tradicionalistas, aquellos que no terminan de identificarse con el combo del Súper Rugby. "No es lo que más nos gusta. Por momentos es mucho circo, parecido a la NBA", opina Javier Vázquez, que suele ver los partidos de Jaguares con su padre y su hijo. Tres generaciones de Liceo Naval presentes en el Amalfitani.

Los Vázquez se definen como amantes del rugby. Se dieron el gusto de viajar a dos mundiales y alguna vez presenciaron partidos del Seis Naciones, el torneo más importante de Europa a nivel selecciones. Les encanta el nivel del torneo, pero no terminan de sentir a Jaguares como propio. "Algo te dice cuando ves la convocatoria que tienen. No te sentís identificado", agrega Francisco, su padre. Desde la UAR estiman un promedio de 6500 espectadores por partido. Si bien ante Waratahs hubo 5203 personas, que ayer haya sido la segunda vez consecutiva que la organización no anunció por los altavoces el número de espectadores expone lo sensible que resulta el tema.

Del otro lado de esta grieta están los que apoyan el producto Jaguares desde su nacimiento, en 2016. Como Edgardo y sus hijos, Facundo (13 años) y Federico (16), que tienen su camiseta original de Jaguares y pocas veces faltaron a un partido en Vélez. "Venís a ver a los mejores", suelta Federico, y su hermano agrega: "Es como la Champions League". Están emparentados a Olivos, pero hace rato que no juegan en el club. "No me interesa el rugby local", tira Edgardo.

El viernes último, en un informe especial, la nacion dio a conocer que la nueva conducción de la Unión Argentina de Rugby tiene decidido levantar la restricción a los jugadores que se desempeñan en Europa para que puedan volver a desempeñarse en los Pumas, sobre todo con el Mundial de Japón 2019 en la mira; resta saber cuándo se concretará y la forma que se buscará evitar un éxodo de Jaguares. Edgardo desea que el proyecto argentino en el Súper Rugby no quede a la deriva: "Esto es paciencia y pensar en un proyecto de acá a cinco años. Si queremos ser importantes, tenemos que mantener la franquicia".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.