Massa se plantea tres etapas con miras a 2019

Fuente: Archivo
Intenta calmar la ansiedad y no anticipar escenarios
Marcelo Veneranda
(0)
26 de marzo de 2018  

"¿Vieron cuando los chicos juegan al fútbol, cómo todos corren detrás de la pelota? Eso es el peronismo hoy". Sergio Massa no solo apela a esa imagen cuando se encuentra con otros dirigentes del peronismo. También la usa para calmar la creciente ansiedad y la incertidumbre de sus aliados del Frente Renovador, que le demandan alguna definición sobre el camino a tomar de cara a 2019.

En el horizonte aparecen tres caminos. El primero, dominante hasta las elecciones de 2017, hoy está deshabitado: es el que apuesta a mantener al Frente Renovador como una construcción independiente de otros frentes electorales. Es la avenida del medio, que ya se probó no demasiado ancha, entre Cambiemos y el kirchnerismo.

El segundo camino ubica al Frente Renovador asociándose al peronismo no kirchnerista de los gobernadores y haciendo equilibrio para no perder la atadura con Margarita Stolbizer. Los diputados Graciela Camaño y Raúl Pérez son señalados como los referentes de mayor peso tras esta alternativa.

El problema de ese camino es doble: a nadie escapa que los gobernadores peronistas desdoblarán elecciones para cuidar su piel en 2019, por lo que el peso real de su apoyo ante una eventual carrera presidencial podría ser relativo. Y los diputados massistas comprueban todas las semanas que algunos legisladores peronistas de renombre suelen estar más atentos a las necesidades del Gobierno que a las de la oposición.

El tercer camino conduce a un gran acuerdo opositor, en el que Massa, Florencio Randazzo y los gobernadores unan esfuerzos para enfrentar en una interna al kirchnerismo. O para armar unas PASO que convoquen al votante si Cambiemos y el kirchnerismo van con un candidato único. Felipe Solá, Facundo Moyano y quienes volvieron a ocupar roles en el PJ bonaerense se encuadran en el sendero que considera que mantener una fractura tajante con el kirchnerismo garantizará la reelección de Mauricio Macri.

Massa rechaza de plano ese escenario tríptico. Para él no existen esos tres caminos opuestos. Lo que hay, dice, son tres etapas de un mismo y largo camino: fortalecer primero al Frente Renovador -construyendo equipos, propuestas y un mensaje claro a la sociedad-, armar una agenda de trabajo común en el Congreso con el peronismo de las provincias y, eventualmente, sobre el final, definir si la estrategia electoral pasa por aliarse o enfrentar al kirchnerismo.

"El escenario quedará condicionado por lo que hagan los que tienen los votos. Se va a armar de arriba hacia abajo, no al revés", pronostica Massa entre los suyos. Por eso pisa el freno. En busca de construir esa agenda de trabajo común se reunió con Randazzo, con el senador Miguel Ángel Pichetto y con gobernadores e intendentes. La semana próxima hará lo propio con GEN. Pero dedica horas a estudiar, a redefinir los equipos técnicos y a elaborar una agenda de propuestas y de comunicación.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?