0

Macri ya piensa en la sucesión de Angelici y busca un "incondicional"

Daniel Angelici
Daniel Angelici Fuente: Archivo
En off: la trastienda de la política
0
26 de marzo de 2018  

Sus voceros se empeñaron en desmentir roces y hablan de la continuidad de una "relación perfecta". Pero lo cierto es que el presidente Mauricio Macri -futbolero hasta la médula- no quedó nada conforme con la derrota de "su" Boca Juniors frente a su archirrival River Plate, y de inmediato buscó las explicaciones de su amigo Daniel Angelici, el presidente del club xeneize. Casualidad o no, Angelici confirmó esta semana que no buscará forzar el estatuto del club para buscar un tercer período al frente de la entidad. Y aclaró que cuando termine su mandato, en diciembre de 2019, se retirará a "hacer trabajo social", con el foco puesto en la fundación Boca Social, que lidera el exdiputado Cristian Gribaudo. "Si el Tano hubiera querido quedarse, el Presidente no se lo habría permitido", contó un asesor. El empresario de los bingos, que el jueves estuvo en la Casa Rosada conversando a solas con Macri, tiene la intención de impulsar a Gribaudo como sucesor, pero dicen que el Presidente tiene otros planes y que ya habría conversado de eso con el eventual postulante a reemplazarlo: el ministro de Modernización, Andrés Ibarra.

"Nada que ver, lo necesita en el gabinete", rechazaron de inmediato cerca de Macri, mientras en Modernización también lo negaban, aunque dejaban una puerta entreabierta. "Andrés ya estuvo como dirigente en Boca, conoce el club, y si el Presidente se lo pide... ", comentó, misterioso, un vocero, sin confirmar ni desmentir la posibilidad de que el ministro termine su actual gestión y pase a sentarse en el sillón que Macri ocupara durante doce años y que lo catapultara a la jefatura de gobierno porteño.

Para el Gobierno, un PJ dividido sigue siendo un gran negocio

En el medio de lanzamientos de las diversas líneas del peronismo, un funcionario del primer piso de la Casa Rosada confió con mucho sigilo que el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, mantiene un diálogo fluido con los gobernadores del peronismo histórico no kirchnerista. La idea que sobrevuela en los pasillos del poder es "animar a que el PJ conforme un núcleo bien alejado de la expresidenta Cristina Kirchner para afianzar los acuerdos Nación-provincias y entendimientos en el Congreso". Casi todos los gobernadores del PJ coinciden con el Gobierno en el intento de impedir la consolidación de un espacio kirchnerista que otorgue poder, entre otros, a Hugo Moyano. El problema "es en el mediano plazo", porque esa corriente se convertirá en un polo electoral que impulsará un candidato propio, que podría ser el salteño Juan Manuel Urtubey. Pero en la Casa Rosada todavía consideran que el peronismo dividido sigue siendo negocio.

La grieta de la política se instaló en las puertas del Senado

Lejos de restañar las heridas, el paso del tiempo parece agravar la grieta política generada por el paso del kirchnerismo por el poder. Un ejemplo de esto se puede ver en una de las puertas del Senado, en la que kirchneristas y antikirchneristas se enfrentan, por ahora de manera pacífica, al menos dos veces por semana.El fenómeno empezó en diciembre del año pasado, cuando un grupo de mujeres tomó la costumbre de instalarse en la puerta de ingreso de senadores para darle "una calurosa recepción" a Cristina Kirchner. Con carteles que denuncian la corrupción de las administraciones de la expresidenta y piden su detención, el escuálido grupito está integrado por unas seis personas, una de las cuales porta un altavoz. No quieren identificarse cuando se les pregunta su procedencia, solo dicen que son "ciudadanas que piden justicia". La operación se repitió durante febrero, con poco éxito porque la senadora casi no asistió al Senado.Sin embargo, el escenario cambió en marzo. Con la mayor actividad en la Cámara alta aparecieron en la misma puerta una decena de jóvenes militantes de La Cámpora. Identificados con remeras que los referencian con distritos del Gran Buenos Aires, concurren a darle la bienvenida "a la jefa". Así, a menos de diez metros unos de otros, los dos costados de la grieta conviven en las puertas del Senado.

Un mural en Derecho para estudiantes desaparecidos

La Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires (UBA) inauguró hace varios años una galería de los presidentes constitucionales que se graduaron de abogados en sus aulas. La gigantografía los recuerda, investidos con la banda presidencial, a Nicolás Avellaneda, Carlos Pellegrini, Luis Sáenz Peña, José E. Uriburu, Manuel Quintana, Roque Sáenz Peña, Hipólito Yrigoyen, Marcelo T. de Alvear, Roberto M. Ortiz, Ramón Castillo, Arturo Frondizi, Raúl Alfonsín, Adolfo Rodríguez Saá y Eduardo Duhalde. Con el mismo espíritu de reivindicar los procesos democráticos y los derechos humanos, el nuevo decano, Alberto J. Bueres, inauguró otra gigantografía de homenaje a estudiantes que fueron desaparecidos durante la última dictadura militar. Participaron Francisco Alfonsín, subsecretario de Extensión Universitaria y nieto del expresidente; Oscar Zoppi, secretario de Extensión Universitaria, y el vicerrector de la UBA, Juan Pablo Más Vélez.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.