Richard Marx: el baladista que enamoró a las madres de los millennials

Richard Marx llega al Teatro Opera el 24 de mayo con los hits que lo transformaron en un ícono de la balada pop de los ochenta
Richard Marx llega al Teatro Opera el 24 de mayo con los hits que lo transformaron en un ícono de la balada pop de los ochenta Fuente: Archivo
Gabriel Plaza
(0)
27 de marzo de 2018  • 15:53

Richard Marx es una de las figuritas infaltables en cualquier compilado de la década del ochenta. Fue uno de los reyes de la balada pop - rock que dominó las radios durante esos años junto a figuras como Bryan Adams, Michael Bolton, Paul Young y Peter Cetera. El músico y compositor de Chicago llegará por primera vez a la Argentina para ofrecer un concierto el 24 de mayo, en el Teatro Ópera y repasar éxitos como "Right Here Waiting", una balada que fue su caballito de batalla.

Marx siempre tuvo un don especial para los hits. Había aprendido el oficio del jingle con su padre, un músico de jazz que había montado una empresa de música comercial. En esa fábrica de jingles Richard Marx todavía preadolescente conoció de primera mano el secreto de como hacer una canción comercial que diera vuelta en la cabeza de una persona durante días, meses o años.

Primero fue compositor para Kenny Rogers, un artista del country que había saltado a cierta masividad popular, donde se entrenó para llegar a las ligas mayores del pop. Cuando le llegó el momento estaba listo. A partir de 1987, Richard Marx lanzó al mercado una seguidilla de siete singles perfectos, incluyendo "Should've Known Better" y "Endless Summer Nights, que contribuyeron a crear su reinado entre mediados de los ochenta y comienzos de los noventa. Al día de hoy, todavía es el único artista masculino de la historia que alcanzó el Top 5 de los charts de Billboard con sus primeros siete singles.

Su ascenso fue tan rápido como los cambios de la industria. La aparición del grunge como nuevo paradigma de rebeldía y el fenómeno de consumo de las boybands (New Kids on the Block y Backstreet Boys) hicieron retroceder la popularidad de Richard Marx. La imagen de músico atribulado y romántico sentado al piano con un peinado vaporoso, o su gesto de chico con aire rebelde, vestido de chaqueta de cuero y jeans, jugando al billar en un bar de cervezas habían pasado de moda. Las adolescentes ya no se enamoraban de la imagen de Marx, sino de los grupos pop de diseño, pero sus canciones sobrevivieron a lo largo del tiempo.

Richard Marx lanzó un nuevo álbum en 2014 llamado Beautiful Goodbye, para volver a ganar los escenarios y hacer rodar nuevamente sus éxitos alrededor del mundo. No hubo demasiadas noticias de su música: en 2016 se casó con la conductora de MTV Daysy Fuentes. Durante años el cantante se mantuvo vigente en la industria componiendo éxitos para otros artistas. Sus melodías y sus ganchos pop no perdieron efectividad. Compuso hits para el grupo N Sync y para el solista Josh Groban. También ganó un Grammy con "Dance With My Father" para Luther Vandross

En tres décadas de historia el músico lleva vendidos más de 30 millones de discos vendidos y colocó 14 singles en el puesto número 1.

Para esta presentación en el Teatro Opera Marx ofrecerá un concierto en formato acústico. Las entradas anticipadas están a la venta a través de Ticketek y en la boletería del teatro, desde 500 pesos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.