"¿Cómo puedo acercarme a una chica sin ser irrespetuoso?"

Los tiempos que corren pueden hacer que muchos reflexionen sobre los modos de acercarse al sexo opuesto
Los tiempos que corren pueden hacer que muchos reflexionen sobre los modos de acercarse al sexo opuesto Crédito: Pixabay
Consuelo
(0)
26 de marzo de 2018  • 16:45

Hola Consuelo, ¿cómo estás?

Te comento que soy hombre y leo tu sección de vez en cuando en LA NACIÓN. Quizás te resulte absurdo mi problema. Tengo 24 años. Durante los primeros años de mi adolescencia tuve problemas de autoestima, a pesar de ser considerado "popular" en la escuela. Me costaba en un principio, a pesar de tener el visto bueno de las chicas, comenzar o entablar una conversación con ellas. Pero con los años, a partir de la mayoría de edad, transformé en una persona extrovertida en casi todos los ámbitos y un hombre con gran tacto para con las mujeres. Me considero alguien ubicado en las antípodas del machismo y que tiene un gran respeto por las mujeres.

No quiero pecar de egocéntrico, pero creo que físicamente estoy bastante bien. Sin embargo, este tacto o respeto con las mujeres me impide concretar más de lo que quisiera, ya que quizás las mujeres me ven como alguien con quien entablar algo serio cuando quizás la mayoría de las veces no es lo que quiero. Quizás debería ser más directo y no lo soy por mantener un excesivo respeto cuando todavía no hay la confianza suficiente.

Te comento que la sexualidad ocupa un lugar relevante en mi vida, quizás a veces hasta por demás. Me frustro si durante cierto tiempo no mantengo relaciones sexuales. Acabo de terminar una relación de casi 2 años y medio e imaginarás que en la brevedad no tengo intención de entablar otra (aunque no soy reticente ni estoy en contra, si no que todo lo contrario).

¿Por qué será que me pasa esto? ¿Le doy mucha importancia a cómo me ven las mujeres? ¿Tengo que ser más mandado, arriesgándome a ser irrespetuoso?

Saludos. Gracias por leerme y perdón por el mail largo.

El Dubitativo Preocupado (24)

Querido Preocupado:

Me parece que tu pregunta tiene mucho que ver con los tiempos que corren. Desde hace un par de años, por suerte, estamos empezando en la Argentina (y en todo el mundo) a discutir qué significa tratar a las mujeres con respeto. Cuando yo era chica -y no fue hace tanto, te hablo de diez o quince años atrás- no era raro ir a un boliche y que los muchachos directamente te estamparan un beso en la boca a modo de "acercamiento", o que te acorralaran en una esquina del lugar a preguntarte tu nombre hasta que contestabas aunque más no fuera para que te dejaran en paz. Hoy en día sabemos que eso no da pero, ¿qué es lo que sí da? ¿Tenés que escribirles a las chicas por Tinder "buenos días señorita, le pido me haga el honor de acompañarme a por un té una tarde de estas"? Spoiler: no, no hace falta.

La verdad es que hay mucha incertidumbre sobre cómo conducir un buen cortejo en esta época, pero te recomiendo confiar en tus instintos, que parecen buenos. Noto por el estilo de tu mail que sos un chico más bien formal: ¿por qué no descontracturarse un poco? Hacé chistes, contá tus cosas, hablales a las chicas como les hablarías a tus amigos, a quienes por supuesto respetás: el respeto no tiene nada que ver con la formalidad (al menos no en el contexto del levante), y por supuesto tampoco tiene nada que ver con tratar a los varones y a las mujeres de manera diferente. Diría casi lo contrario: no hay nada más respetuoso que tratar a una mujer como una persona normal, como un igual, en lugar de como a una muñequita delicada.

Otra cosa que te recomiendo es evitar el exceso de comunicación online: la escritura predispone a la formalidad, y la presencia constante del otro en internet también da esa sensación de que el otro quiere algo serio que vos me decís que no querés generar. Tratá de chatear lo mínimo indispensable para generar el encuentro, no estar conversando todo el día con una chica si no querés darle ideas de compromiso. Supongo que en persona lo podés manejar con más sutileza pero el chat se presta más a esos malos entendidos.

Ante todo: relajarse. Mientras no seas agresivo ni pesado, no le faltás el respeto a nadie, así que vos tranquilo.

Contame cómo te resulta. Un cariño,

Consuelo

Consuelo estará disponible para resolver todos los conflictos digitales que lleguen a la casilla modalesdebolsillo@lanacion.com.ar , como comentario a esta nota o a la cuenta de Facebook de LA NACION. Si la consulta es comprometedora, cuidará el anonimato del remitente.

Por: Consuelo

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.