Suscriptor digital
srcset

5 vinos de uvas poco conocidas

Verónica Gurisatti
(0)
26 de marzo de 2018  • 17:51

Que la Argentina no es solamente Malbec ya todos lo sabemos, y hoy las uvas no tradicionales se imponen entre los consumidores, cada vez más conocedores. En nuestro país conviven una multitud de variedades de orígenes muy diversos (francesas, italianas, españolas, etcétera), y tal patrimonio vitícola es muy poco frecuente en el resto del mundo. Por eso, al contar con tantos y tan variados cepajes, los enólogos tienen la posibilidad de elaborar vinos de perfiles bien distintos. Garnacha, Criolla, Cordisco, Mourvèdre o Ancelotta, entre otros, buscan su lugar. Gracias a los controles de calidad como la poda, el riego por goteo y los bajos rendimientos, están empezando a desarrollar su potencial y a producir vinos modernos que agradan desde el primer momento. Hoy el camino es hacia los vinos más frescos, equilibrados, sin excesos de potencia ni de roble, con carácter e identidad, y que representan los valores de la singularidad y la autenticidad, fundamentales para disfrutar de bebidas bien elaboradas.

Las Perdices Ala Colorada Ancellotta 2015

Bodega Viña Las Perdices, Mendoza, $450

Las Perdices Ala Colorada
Las Perdices Ala Colorada Fuente: Archivo

Tinto original que impacta de entrada. Elaborado con uvas Ancelotta de Agrelo (Luján de Cuyo) por los enólogos Juan Carlos Muñoz y Fernando Losilla y 15 meses de crianza en roble nuevo americano y francés, aunque tiene mucho potencial, ya se deja disfrutar. En la boca es tan contundente como en la nariz: buena estructura, textura sedosa, fruta bien amalgamada con la madera, taninos redondos y acidez que habla de una enorme capacidad de guarda. Solo se hicieron 8.000 botellas y es ideal para acompañar todo tipo de carnes.

Estancia Los Cardones Tigerstone Garnacha 2016

Bodega Estancia Los Cardones, Salta, $450

Estancia Los Cardones
Estancia Los Cardones Fuente: Archivo

Este vino habla por sí solo, elaborado con uvas Garnacha de Tolombón (una de las cepas más plantadas del mundo de origen español) y nueve meses de crianza en roble francés, de segundo y tercer uso, por Alejandro Sejanovich y Jeff Mausbach. Es un varietal joven, fácil de beber, de aromas nítidos a frutas rojas y que por su estilo es prácticamente único porque no hay muchos. Primero se sienten los taninos y luego la estructura, pero lo más importante es su armonía y su frescura. Riquísimo y muy interesante para sorprender en la mesa.

Proyecto Las Compuertas Cordisco 2017

Bodega Durigutti, Mendoza, $370

Proyecto Las Compuertas
Proyecto Las Compuertas Fuente: Archivo

Los enólogos Héctor y Pablo Durigutti lanzaron una nueva etiqueta elaborada con uvas Cordisco, el primer vino argentino de este varietal originario de Abruzzo (Italia) y cultivado en Luján de Cuyo. Se nota su estilo moderno: tiene aromas simples, taninos dulces, buena fluidez, final persistente y sabor a fruta. Fue criado durante ocho meses en roble de tercer y cuarto uso, y se destaca por su cuerpo delicado y su acidez. Lo mejor es que expresa toda su potencia frutal con elegancia, algo que solo los grandes vinos consiguen.

Vallisto Extremo Criolla 2017

Bodega Vallisto, Salta, $288

Vallisto Extremo
Vallisto Extremo Fuente: Archivo

Nueva etiqueta de una cepa con muchos años de historia en nuestro país y que hoy resurge como un varietal de alta gama. Elaborado por el enólogo Pancho Lavaque con uvas criollas de Hualfin, Catamarca (a 2.600 metros de altura), parece mucho más joven de lo que es. Su encanto a primera vista se basa en su carácter suave y su paso amable; además de aromas intensos y perfil frutado, tiene la mineralidad del terroir y, como no estuvo en contacto con la madera, resalta la frescura de la fruta y una acidez vibrante que acentúa su personalidad.

RECOMIENDA CLUB BON VIVIR

Los Escasos Syrah Mourvèdre 2017

Bodega Alta Vista, Mendoza, $360

Los Escasos Syrah Mourvèdre 2017
Los Escasos Syrah Mourvèdre 2017 Fuente: Archivo

Exótico y de partida limitada, es un tinto único con sentido de terruño, elaborado con uvas Syrah y Mourvèdre de Vista Flores (Valle de Uco). Además de ser un corte innovador, es fresco y sofisticado y, por eso, aún más agradable; no tuvo contacto con la madera y tiene aromas y sabores frutados y especiados bien integrados, cuerpo suave, taninos finos y largo final. Elegante, equilibrado y terso, es uno de esos escasos vinos sin astringencias de ningún tipo. Diferente de todo lo que se conoce en el país y disponible en Club BONVIVIR.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?