Suscriptor digital

Abismos

Víctor Hugo Ghitta
(0)
27 de marzo de 2018  

Fuente: Reuters

Estas siluetas que se recortan sobre el nuboso cielo londinense fueron creadas por el escultor Mark Jenkins, una celebridad del arte callejero. Hace tiempo que el mundo del arte habla de él: Jenkins suele llamar la atención de los peatones en distintas partes del mundo con sus intervenciones urbanas provocadoras, de una audacia que de vez en cuando altera a las fuerzas policiales. No son obras que promuevan la indiferencia: ponen en duda lo establecido, desafían, incomodan, porque al artista norteamericano le interesa despertar conciencias y que los ciudadanos "levanten la vista del celular". Las inquietantes esculturas que coronan este edificio asomándose al vacío llaman la atención sobre un drama: el aumento de los suicidios en Gran Bretaña. Ya Albert Camus, en el comienzo de El mito de Sísifo, enfrentaba al lector con una pregunta perturbadora: "No hay más que un problema filosófico verdaderamente serio -escribió-, y ese es el suicidio".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?