Juan Martín del Potro-Filip Krajinovic: el tandilense avanzó a cuartos de Miami y quedó a tres triunfos del N° 3 del mundo

Miami Open ATP World Tour Masters 1000 / WTA Premier
  • 6
  • 6
  • -
J. M. Del Potro ARG
  • 4
  • 2
  • -
Filip Krajinovic SRB
Sebastián Torok
(0)
27 de marzo de 2018  • 12:55

Juan Martín del Potro, el tenista del momento, quedó a solamente tres victorias de llegar el número 3 del mundo, la que sería la mejor ubicación de su carrera. El tandilense, de 29 años y actual 6° del circuito, derrotó por 6-4 y 6-2 al serbio Filip Krajinovic (27° del tour y finalista de París Bercy 2017), en 1h23m, y avanzó a los cuartos de final del Masters 1000 de Miami (Milos Raonic será su rival este miércoles). Si el exnúmero 4 del tour conquista el torneo en la Florida el domingo próximo, llegará al podio del ranking (desplazando al croata Marin Cilic, actual 3°, que perdió en 8vos de final ante John Isner por 7-6 [7-0] y 6-3), algo impensado no hace muchos años, cuando no hallaba soluciones luego de tres cirugías en la muñeca izquierda.

Los momentos más emotivos de la carrera de Juan Martín del Potro

3:58
Video

Como ocurre muchas veces durante los partidos de Del Potro, el argentino tuvo un rendimiento de menor a mayor. La diferencia fue muy marcada. Comenzó fastidioso con el viento que cruzaba el court central del Crandon Park y hacía agitar las palmeras del complejo. Con movimientos aletargados, sin electricidad en las piernas y con el ceño fruncido, padeció el primer tramo del partido.

Krajinovic tuvo el primer break point muy temprano en el match, con el tandilense sacando 1-2, pero Del Potro logró un saque potente que dejó fuera de reacción al balcánico. Sin embargo, Krajinovic siguió jugando con optimismo y volvió a tener otro break point en el mismo game, que finalmente concretó luego de un revés con slice largo del jugador entrenado por Sebastián Prieto. Casi que en un abrir y cerrar de ojos, el serbio aprovechó el desánimo de Del Potro y se adelantó 4-1.

Pero poco a poco el campeón del US Open 2009 se fue acomodando a las condiciones de la cancha y del clima, Krajinovic empezó a fallar con el saque y el drive (algo que antes no había pasado), y Del Potro reaccionó. Sus impactos de derecha empezaron a sonar de otra manera, con mayor fuerza y precisión. En el séptimo game, Krajinovic ayudó al argentino, porque cometió dos doble faltas y Del Potro, en la tercera oportunidad de quiebre, pudo celebrar y crispar el puño al llegar al 3-4. Del Potro volvió a romperle el saque al serbio y pasó adelante en el marcador (5-4).

El primer set siguió con algunos vaivenes. Y Del Potro se enfrentó con dos punto de quiebre en contra, pero luchó, calibró sus tiros, los levantó y en el set point número 3 y luego de 47 minutos de partido, cerró el parcial con un 6-4 con diversas complicaciones.

En el segundo set, Del Potro golpeó de entrada y le rompió el servicio a Krajinovic en el game inicial. El público latino, siempre presente en el Miami Open, se contagió del cambio de actitud de Del Potro y lo respaldó continuamente. Krajinovic, mareado de tantos escopetazos de derecha de Del Potro, volvió a dudar y a fallar, el tandilense no lo perdonó y le quebró el saque (3-1). Ya no hubo equivalencias y el argentino logró su decimocuarto triunfo consecutivo. "Para jugar no estaba bueno. No lo conocía a él (a Krajinovic). Entre el viento y el desconocimiento no me ayudó al principio. Por momentos hubo buenos puntos, pero es difícil calificar el juego, porque fue un partido trabado", dijo Del Potro tras el match.

Del Potro y Raonic se enfrentarán este miércoles, en Key Biscayne, no antes de las 22 de la Argentina. El historial con el canadiense está igualado 2-2, aunque el tandilense ganó hace pocos días, en las semifinales de Indian Wells: 6-2 y 6-3.

Del Potro es una locomotora a todo vapor por las vías del circuito. No pierde desde el 22 de febrero pasado, frente al estadounidense Frances Tiafoe, por los 8vos de final de Delray Beach. Por virtudes propias y carencias ajenas, Del Potro se convirtió en el tenista más valioso del momento. Ya logró muchísimo; todavía falta lo mejor.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.