El apoyo a las pymes como estrategia de desarrollo de una gran empresa

PAE

1:09
Video
(0)
18 de mayo de 2018  • 11:12

Las pymes son uno de los grandes actores del sistema productivo. Generan riqueza, emplean mano de obra y permiten una distribución geográfica más equilibrada de la producción y del uso de recursos. Pero además, tienen una flexibilidad que les permite adaptarse a los cambios tecnológicos y económicos y, en muchos casos, detectar nuevos procesos, productos, servicios y mercados. Conscientes del rol que ocupan en cada comunidad, Pan American Energy viene trabajando desde hace más de diez años para fortalecer el desarrollo de este tipo de empresas en las zonas en las que opera.

El Programa Pymes de Pan American Energy empezó en 2005 en el Golfo San Jorge - Chubut y Santa Cruz - y se extendió en 2013 a Neuquén y Tartagal, las tres zonas del país en las que opera la principal empresa privada de petróleo y gas de la Argentina. "Nuestro primer desafío fue crecer en Comodoro Rivadavia y nuestra premisa fue hacerlo junto al desarrollo de la comunidad", cuenta Agustina Zenarruza, Líder de Responsabilidad Social Empresaria de la compañía.

Cómo ayudar a las Pymes

Desde Pan American Energy entendieron que el desarrollo propio que estaban proyectando debía estar acompañado del progreso de pymes y emprendedores locales. "No se trataba de crear un programa de desarrollo de la cadena de valor sino de uno que aportara al desarrollo de la comunidad y del empresariado local, llevando herramientas para que todos crecieran. Y no era una condición que se convirtieran en proveedores nuestros ni tampoco que pertenecieran a la industria del petróleo y el gas", amplía Zenarruza.

Al momento del nacimiento del programa, las Pymes en Comodoro Rivadavia contaban con un escaso valor agregado local y un atraso estructural en cuestiones tecnológicas, organizacionales, financieras y comerciales. Pero además, debían enfrentar la competencia de compañías internacionales altamente desarrolladas. Este combo de factores impactaba tanto en ellas como en las segundas o terceras generaciones, que no encontraban motivación para insertarse en el mundo laboral ni encontraban ofertas de perfeccionamiento profesional.

El programa se diseñó entonces pensando en cinco ejes estratégicos. El primero de ellos promovía la capacitación abierta y gratuita de pymes y empresarios. El segundo ofrecía asistencia técnica, detectando aquellos puntos en que las empresas estaban experimentando dificultades y ayudándolas a implementar procesos de mejora. Otra cuestión trabajada por el Programa buscó identificar qué bienes y servicios no estaban siendo ofrecidos en el mercado para poder empezar a desarrollarlos a través de pymes locales. El cuarto eje tenía el objetivo de colaborar en el armado de un plan de negocios, principalmente orientado a los emprendedores de la región. Y por último, gracias al acuerdo de Pan American Energy con la Sociedad de Garantías Recíprocas Garantizar SRL, se facilitó a las pymes el acceso al financiamiento haciéndose cargo la compañía petrolera de las comisiones para la obtención de los préstamos y suministrando avales. Al día de hoy, se han otorgado más de 500 préstamos a empresas locales.

El camino del éxito

La asistencia técnica, financiera y comercial de Pan American Energy a las pymes fue clave, en estos 13 años, en sustituir importaciones y servicios de empresas extranjeras y en construir un horizonte de negocios exitoso. "Hemos acompañado el desarrollo de muchas empresas locales, ayudamos a la reconversión productiva de la región, y acompañamos a emprendedores para que transformen una buena idea en un plan de negocios o bien en el crecimiento de sus negocios e incluso convirtiéndose en una pyme", detalla Zenarruza.

Fertalg es una empresa de Caleta Olivia que hoy produce biofertilizantes, bioinoculantes y biocoadyuvantes a partir del extracto de las algas que se pueden recolectar en las playas de esa ciudad santacruceña. Hace diez años, era apenas una idea en la cabeza de Nelson Ávila. Hoy, es una compañía consolidada con puntos de venta en todo el país y unos 15 mil litros vendidos anualmente por cada uno de sus productos.

A partir de su participación en los Premios Mayma, Ávila se vinculó con Pan American Energy, que promovía el capítulo patagónico de este certamen nacional. Fertalg ganó el Premio a la Innovación Tecnológica de ese concurso de emprendedores. "Si uno lo sabe capitalizar, Pan American Energy te abre la cabeza como empresa. Te vincula con gente que sabe del tema y te aporta buenos contactos. Uno ve cómo funciona una empresa grande y toma algunos tips que luego sirven para la comercialización", cuenta Ávila.

Otra de las empresas que pasó por el Programa Pymes de PAE y que hoy goza de un buen presente es Altamira Instituto Médico, un modernísimo centro de salud de Comodoro Rivadavia que abrió sus puertas en 2014 y que, además de consultorios, hace cirugía ambulatoria. El primer contacto con Pan American Energy fue a través de un crédito pedido con el aval de Garantizar. Luego de ello, la colaboración se centró en la selección del personal y en la capacitación in-company. Solange Freile, fundadora y directora de Altamira, cuenta que "durante los primeros dos años detectábamos determinadas problemáticas que luego Pan American nos ayudaba a resolver". También se sumaban a algunos de los cursos que se daban a través del Programa.

Sin dudas, el Programa Pymes de Pan American Energy cumple con el objetivo de fortalecer el desarrollo de las pymes locales potenciando al máximo su plan de negocios y acompañándolas en la mejora de los procesos productivos y organizativos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios