Argentina-España. La selección buscó los goles que al rival le sobraron: Higuaín falló otra chance clave

Higuaín perdió una oportunidad para el primer gol de la selección
Higuaín perdió una oportunidad para el primer gol de la selección Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Juan I. Irigoyen
(0)
27 de marzo de 2018  • 17:05

MADRID.- Ante Italia, después de nueve meses de ausencia, Higuaín reapareció en Manchester con la camiseta de la selección argentina. Hasta entonces, en la era Sampaoli, sólo había jugado 45 minutos contra Australia, en junio de 2017 tras perder la final de Champions ante Real Madrid. Contra Italia, jugó todo el partido, 90 minutos para amigarse con el gol vestido de Celeste y Blanco (con la Juve suma 22 tantos en lo que va de temporada). Tuvo tres oportunidades para batir a su compañero Buffon. No acertó ninguna. Eso sí, le soltó la pelota a Lanzini para que gritara el segundo de Argentina. "Eligió muy bien en la jugada del segundo gol. Nos dio tranquilidad. Es un jugador muy reconocido y comprometido", lo elogió el DT de Casilda.

Con Agüero en la enfermería (el delantero del City no viajó a Madrid), Sampaoli insistió con Higuaín contra España en la casa del Atlético de Madrid. El Nº9 volvió a enseñar su presencia en el área, también su falta de acierto. Meza lo dejó sólo para que le rompiera el arco a De Gea. Le pifió a la pelota. Tuvo su revancha. Mascherano estiró la cancha para Meza, que le soltó el esférico al delantero de la Juve. Se la acomodó para la izquierda, pero su tiro chocó con Sergio Ramos. A Higuaín no le faltó de movilidad ni sacrificio; en cambio, no tuvo ni tiza en el último toque, tampoco finura para controlar la pelota, mucho menos puntería cuando miró a los tres postes. Una mala racha que no parece tener fin para el delantero formado en River. Sampaoli le dio 58 minutos en el Wanda Metropolitano hasta que hizo debutar con la selección mayor a Lautaro Martínez. El quinto delantero que testea en su ciclo, después de probar a Icardi, Benedetto y Agüero. El delantero del Manchester City es el único que cumplió en la red, dos (Rusia y Nigeria, en 2017). Los otros goleadores de la era Sampaoli fueron: Messi (cuatro), Banega (dos), Lanzini y Otamendi. Le tocó un mal día para estrenarse con Argentina a la perla de Racing: no tuvo ni una chance clara ante De Gea.

A Julen Lopetegui le pasa algo parecido que a Sampaoli. Por supuesto, en una coyuntura de juego diametralmente opuesta. El DT de Casilda busca un sistema y un 9, Lopetegui sólo un delantero centro. Desde que se hizo cargo de la Roja, el entrenador intentó con Diego Costa, Morata, Iago Aspas, Rodrigo y hasta repescó de su exilio en la MLS al máximo goleador de la historia de la selección española, David Villa (59). Los jugadores lo tienen claro, prefieren a Iago Aspas. La movilidad y la capacidad de asociación del delantero del Celta encaja mejor con su ideario de juego. En cambio, el chico malo de Simeone le fija más a los centrales, un estorbo según los muchachos de Lopetegui. Lo tiene difícil el DT español. Diego Costa cantó el primero de la Roja; Aspas, el quinto. Dulce problema para el técnico. Todo lo contrario le pasa a Sampaoli. Si Messi no anda con la mira afilada, el gol de Argentina descansa, por ahora, en Agüero. Viejos socios, viejos problemas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.