Esperan que las provincias vuelvan a tener superávit primario tras cuatro años

Hacienda proyecta que el consolidado provincial fiscal mostrará un resultado positivo del 0,1% del PBI en 2018; sería el primero desde 2014; Chubut y Santa Cruz, las más complicadas
Hacienda proyecta que el consolidado provincial fiscal mostrará un resultado positivo del 0,1% del PBI en 2018; sería el primero desde 2014; Chubut y Santa Cruz, las más complicadas Fuente: Archivo - Crédito: Fabián Marelli
Francisco Jueguen
(0)
28 de marzo de 2018  

La intención de Nicolás Dujovne era promocionar la Argentina frente a las empresas que tienen intereses en el país y en Brasil. Almorzaban con él en la misma mesa Martín Berardi, CEO de Ternium (Techint); Enrique Alemañy, presidente de Ford Argentina, y también el embajador brasileño en el país, Sérgio França Danese, entre otros.

"Vamos a crecer este año y en 2019", dijo el ministro de Hacienda desde el escenario, cuando le tocó hablar el jueves pasado en el subsuelo de la embajada brasileña, en un encuentro organizado por la Cámara de Comercio Argentino-Brasileña (Cambras). "El crecimiento será gradual, como la baja de la inflación y del déficit fiscal", aclaró.

Luego anticipó la novedad. Tras celebrar el pacto fiscal con las provincias, y con la aprobación de la ley de responsabilidad fiscal en el Congreso, el ministro adelantó que prevén que este año las provincias alcancen un superávit primario por primera vez desde 2014. El Gobierno cumpliría la meta fiscal este año con un déficit primario proyectado del 3,1% del PBI. El país en su totalidad mostraría un rojo del 3,2%, pero la novedad sería que las provincias tendrían -según las proyecciones oficiales- un superávit del 0,1%, por primera vez en cuatro años. Las cuentas públicas continuarán mostrando un déficit financiero (el resultado incluyendo el pago de intereses de la deuda), que sería del 5,6% consolidado (del 5,2% en la Nación y del 0,4% en las provincias), según los números de Hacienda.

Para los expertos consultados se trata de un cálculo por lo menos "optimista", aunque no imposible. Según creen, los acuerdos con las provincias, el ahorro con la reforma previsional y el engrosamiento del Fondo del Conurbano empujarían esa posibilidad. "No queda claro si se va a lograr el equilibrio -advirtió Lorenzo Sigaut Gravina, director de Ecolatina-. Si mejoran los números de la provincia de Buenos Aires, buena parte de la tarea estará hecha, pero sigue siendo un cálculo optimista".

A pesar de que en el Gobierno observan una mejora en la situación de las provincias -que creen que se profundizaría en los próximos años-, cerca de Dujovne advierten que su performance difiere dentro del conglomerado. Los distritos que consideran más complicados son Chubut y Santa Cruz. Les siguen Jujuy y Tierra del Fuego, y luego Chaco, Salta y Río Negro.

El viernes, el Gobierno decidió asistir a Santa Cruz y Chubut con $900 millones, y anunció que otorgará un préstamo de $500 millones a Chaco. El Ministerio del Interior, que conduce Rogelio Frigerio, giró $350 millones a la gobernadora Alicia Kirchner, que muy lentamente está saneando las cuentas públicas. Santa Cruz suscribió un préstamo a 60 días para pagar salarios, con posibilidad de refinanciamiento.

Fuente: LA NACION

Según los números que manejan en la Secretaría de Hacienda, el gasto de Santa Cruz en personal representa el 49,2% del total del gasto primario de la provincia. El 44,5% de los ingresos totales de ese distrito provienen, en tanto, del Estado nacional. Santa Cruz tiene además uno de los ratios de empleados públicos cada 1000 habitantes más altos del país: 109 (solo superada por Catamarca y Tierra del Fuego). Además, tiene unas de las peores relaciones entre resultado financiero y gasto (-11,4%), según datos públicos.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, que en los últimos días impulsó un fuerte ajuste dentro de la administración pública provincial, recibió $538 millones de parte de la administración central. Más de la mitad del total del gasto en esa provincia corresponde al pago de salarios de empleados públicos (55%). Allí hay 76 trabajadores públicos cada 1000 habitantes. La situación financiera de la provincia es muy complicada. El resultado financiero sobre el gasto total es el peor entre todas las provincias (-16,1%) y el stock de deuda con relación a los ingresos corrientes es del 64,6%.

Sin embargo, según datos de la Dirección Nacional de Asuntos Provinciales (DNAP), la deuda provincial con relación al PBI es relativamente baja. Fue del 5,98% en 2017, cuando en 2002 -plena crisis- era del 21,92%. No obstante, a fines de 2015 -con nulas posibilidades de financiamiento y con un país en default técnico- esa deuda era del 4,53%. Vale recordar que entre 2010 y 2016 se registró el período de gracia del programa federal de desendeudamiento.

Justamente, esta baja exposición a la deuda explica además que la situación de algunas provincias no sea hoy tan grave. Las mejores ubicadas en el ranking de Hacienda son Córdoba, Santa Fe, San Luis, La Pampa, San Juan, Catamarca, Santiago del Estero y Formosa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.