Derrotá a tu dragón: una aventura para llegar a ser quien sos

Crédito: Ilustración de Pepita Sandwich

Como en un juego de casilleros, hay que mover las piezas para poder avanzar; animate a recorrer el sendero y dale batalla a tus miedos internos

4 de abril de 2018  • 00:54

EL HOGAR

Nuestro mundo, el conocido, aquel en donde nos movemos cómodas y sin conflictos. Ese que tiene nuestra forma y color, el que ya no representa desafío alguno: la vida diaria, el trabajo, los hijos, los temas de siempre. Nuestra vieja y querida zona de confort

LA LLAMADA A LA AVENTURA

Y entonces sucede. Un quiebre, un cambio, algo nuevo que nos sorprende: puede ser en nuestra pareja, familia, trabajo o simplemente una voz interior… Algo nos arranca de nuestro lugar sin pedir permiso. Nos resistimos, miramos hacia otro lado, nos enojamos, pero todo será inútil. La aventura ya está en marcha.

EL ENCUENTRO CON LA MENTORA

Sin darnos tiempo y de forma casi mágica, se presenta en el camino alguien especial. Un ser que nos tiende la mano y nos acompaña en el recorrido. Y nos guía, pero sobre todo nos recuerda algo fundamental: que no estamos solas.

EL UMBRAL

Todo es nuevo y desconocido. Hay enemigos, hay obstáculos, hay miedo. Y también un descubrimiento del propósito de la misión. Nos entrenamos, y nos descubrimos valientes y guerreras.

LA BATALLA

Finalmente, llegamos a ese lugar oscuro y temido. Allí donde habitan nuestros más íntimos miedos, allí donde vive el dragón que custodia desde siempre a nuestra princesa interior. Nos enfrentamos cara a cara con él y la batalla es despiadada, pero vencemos. Porque somos fuertes, enormes y femeninas.

PREMIO Y RETORNO

Obtenemos la cabeza del dragón y liberamos a nuestra princesa para llevarla al lugar que le corresponde: el de reina. Reivindicamos nuestras partes ignoradas, nos respetamos. Nos sentimos poderosas y mágicas, tenemos alas.

#Takeoverdelectoras. Lucila Cornejo . 44 años. Escritora. ¿Y vos cómo le das batalla a tu dragón? Además te mostramos Despertá tu intuición con los Animales de poder OHLALA!