0

En la audiencia previa a Semana Santa, el Papa dijo que "los cristianos mafiosos no tienen nada de cristiano"

Francisco también recordó que la fiesta de Pascua
Francisco también recordó que la fiesta de Pascua Fuente: AP
Elisabetta Piqué
0
28 de marzo de 2018  • 06:19

ROMA.- El Papa fustigó hoy a los "mafiosos cristianos", que "de cristiano no tiene nada", en una audiencia general que dedicó al significado de la Semana Santa y en la que recordó que la fiesta de Pascua "no es sólo huevos y rosca pascual", sino que es más importante que la Navidad.

Ante miles de fieles que lo escuchaban en la Plaza de San Pedro, el Papa habló de los días del Triduo Pascual, que comienza mañana, en los que se celebra el misterio de la muerte y resurrección de Cristo. Y destacó la existencia de "cristianos falsos, esos que dicen 'Jesús ha resuscitado y estoy en una vida nueva', pero después viven una vida corrupta". "Estos cristianos falsos terminarán mal. El cristiano es pecador, todos los somos, yo lo soy, pero tenemos la seguridad del perdón. El corrupto finge ser una persona honorable pero al final en su corazón hay pudredumbre", agregó, al lamentar una realidad "triste y dolorosa". En este marco, aseguró que un mafioso no puede considerarse cristiano: "los mafiosos cristianos, de cristiano no tienen nada: se dicen cristianos pero llevan la muerte en el alma y a los otros", indicó, llamando a la multitud a rezar por ellos.

"El anuncio de alegría y esperanza que culmina el triduo, nos recuerda que las cosas viejas han pasado y todo ha sido renovado en Cristo, muerto por nuestros pecados y resucitado para nuestra glorificación", explicó Francisco. "Este anuncio es también una llamada a la responsabilidad en la misión, pues renueva en todos los bautizados el sentido de nuestra nueva condición, y nos invita a despojarnos del hombre viejo para vivir como hombres resucitados, que hacen del mundo un espacio nuevo donde ser, gracias a Cristo y con Él, instrumentos de consuelo y esperanza para aquellos que sufren todavía hoy la humillación y la soledad", siguió.

La fiesta de Pascuas "no termina con la rosca pascual, los huevos, es lindo, en familia", también recordó el ex arzobispo de Buenos Aires, que insistió con que con esta celebración "comienza el anuncio" del mensaje cristiano. De hecho, también subrayó que para los cristianos esta fiesta es más importante que la Navidad.

"¿Quisiera hacerles una pregunta: cuál es la fiesta más importante de nuestra fe? ¿Navidad o Pascuas?", también dijo, saliéndose del texto preparado. "Yo hasta los 15 años pensé que era Navidad", confesó.

Al finalizar la catequesis y saludar a los fieles de diversas lenguas presentes, Francisco deseó a todos Felices Pascuas. Y hablando a los grupos de lengua española presentes, siempre más ruidosos que los demás, hizo un pedido especial para estos días que restan de la Semana Santa: "Así como hacen tanto barullo lindo, tengan el coraje de ir a confesarse. Hagan una buena confesión".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.