Argentina-España. El uno por uno de la selección, con calificaciones en el subsuelo: siete jugadores con tres puntos

Willy Caballero se retira a los vestuarios; fue uno de los jugadores con tres puntos de calificación
Willy Caballero se retira a los vestuarios; fue uno de los jugadores con tres puntos de calificación Crédito: Fernando Massobrio
Andrés Eliceche
(0)
28 de marzo de 2018  • 08:10

MADRID.- Aquí, los puntajes de los jugadores argentinos en la durísima derrota por 6-1 ante España, en Madrid. A todas luces, el peor partido desde que arrancó el ciclo de Jorge Sampaoli y que siembra dudas con vistas al Mundial de Rusia 2018.

(4-2-3-1)

Sergio Romero: sin calificación; salió lesionado a los 21 minutos del primer tiempo y fue reemplazado por Caballero.

Willy Caballero (3): tuvo que salir a jugar con el partido 1-0 abajo por la lesión de Romero y en la primera llegada de España, el seleccionado recibió el segundo gol. Completó una estadística curiosa: los cinco remates españoles que fueron entre los palos, mientras que él estuvo en la cancha, se tradujeron en goles. Había mostrado solidez, temple y jerarquía en su debut ante Italia y ahora quedó retratado al igual que todo el equipo. De todas maneras, sigue siendo candidato a integrar la lista del Mundial.

Fabricio Bustos (3): quedó completamente superado por el contexto, por el rival y particularmente por los delanteros que debió marcar: Isco, autor de 3 goles, y Asensio cuando apareció por su sector. Estuvo muy desprotegido en la zona, no tuvo ayudas y pagó el precio de la inexperiencia.

Nicolás Otamendi (3): muchas veces no le queda alternativa que multiplicarse y jugar por todos en la última línea. Más en noches así, ante rivales de fuste. Muy solo para luchar contra Diego Costa y todos los que llegaban con pelota dominada. En el segundo tiempo entró en el desacople general y cometió errores impropios de un defensor de su jerarquía. Quedó muy expuesto en algunos goles como el resto de los defensores, ante el vendaval español.

Marcos Rojo (3): fue su primer partido en el ciclo de Sampaoli y su rendimiento resultó bajísimo; no estuvo para nada a la altura de un partido de este nivel. Le crea un problema al entrenador, porque Sampaoli confiaba en él como una posibilidad fija de ser segundo central en el Mundial.

La desolación de Mascherano y Rojo, dos históricos
La desolación de Mascherano y Rojo, dos históricos Crédito: Fernando Massobrio

Nicolás Tagliafico (4): bajó mucho su nivel respecto del partido contra Italia. Al revés del encuentro en Manchester lo atacaron mucho por la franja izquierda y a veces padeció el 2-1 que le hacían los rivales. Además, participó poco en ataque.

Javier Mascherano (3): volvió a jugar en la posición de 5 después de un año y tuvo una actuación muy deficiente, a tono con el equipo en general. Quedó retratado en el primer gol al perder una pelota de salida que le robó Iniesta. No estuvo acertado en la presión ni tampoco participó mucho con el balón en los pies. El cambio de Sampaoli lo expuso porque se produjo durante la derrota parcial por 4 a 1.

Lucas Biglia (4): se mostró lento para hacer rodar la pelota, no encontró a ninguno de los volantes que se movían por su lado y bailó al son de la sinfónica española. Así, quedó disimulado su gran partido ante Italia.

Lucas Biglia encabeza el regreso al vestuario; un partido irrescatable
Lucas Biglia encabeza el regreso al vestuario; un partido irrescatable Crédito: Fernando Massobrio

Giovani Lo Celso (4): fresco, atrevido, intentó de entrada tomar el juego de Argentina y generó la mejor jugada ofensiva del seleccionado, la que nace de una salida suya por el centro y que desperdició Pipa Higuaín a los 7 minutos del primer tiempo. Se movió por la derecha, por el medio y la izquierda y se fue apagando hasta terminar diluyéndose, a pesar de completar los 90 minutos.

Ever Banega (3): perdido, sin respuestas anímicas ni futbolísticas para un encuentro de tanta categoría. Volvió a demostrar que las dudas que se posan sobre él tienen fundamento. Nunca logró entrar en el partido y corrió y jugó siempre al mismo ritmo; ni siquiera supo leer que Argentina se enseñaba vulnerable en muchos sectores. Significó un paso atrás en su pretensión de ser el armador del equipo.

Maximiliano Meza (6): fue una aparición sorpresiva en un contexto así. Debutó y fue por lejos el mejor jugador del equipo. Corajudo para pelearle incluso en el cuerpo a cuerpo y plantársele a Sergio Ramos, una leyenda que cumplía 150 partidos con la selección de España. Fue quien le tiró el centro que falló Higuaín y armó una buena pared con Lo Celso, que terminó raspando Ramos cuando el seleccionado estaba a punto de definir. No dejó de intentar en ningún momento, jugó los 90 minutos y se ganó su aspiración de estar en la lista definitiva de 23 para el Mundial.

Gonzalo Higuaín (3): Recordó aquellas noches muy flojas de él vistiendo la camiseta argentina. Como en un deja vu, contó con una situación clarísima para definir ante De Gea pero volvió a fallar. Le había pasado también con Italia, pero después de este último error se vienen enseguida a la memoria las imágenes de las tres finales perdidas del seleccionado en las Copas América y el Mundial de Brasil 2014. A diferencia del amistoso en Manchester, no tuvo la entrega de aquel partido y se sintió más incómodo. Encontró poco el juego y fue reemplazado junto con Mascherano y Banega cuando Argentina ya perdía 4-1.

Los que ingresaron

Cristian Pavón (5): intentó desbordar por un lado y por el otro, pidió la pelota, pero no pudo imponerse dentro de una Argentina completamente desdibujada.

Lautaro Martínez (5): le tocó entrar dentro de un escenario muy desfavorable, en el 4-1 y en reemplazo de Higuaín. Se fajó con Sergio Ramos en un par de jugadas pero no tenía manera de él ni el equipo lo que era ya una sentencia. Para él, debutar en este contexto fue una circunstancia negativa.

Además, sin calificación, entraron Gabriel Mercado, Pablo Pérez y Marcos Acuña-

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.