0

Distinguieron en Roma a Nino Benvenuti, el primer gran rival de Carlos Monzón y una leyenda del boxeo italiano

Benvenuti (en el medio) junto a Giorgio De Lorenzi, presidente SIA (izq) y el embajador arg Tomás Ferrari (dcha)
Benvenuti (en el medio) junto a Giorgio De Lorenzi, presidente SIA (izq) y el embajador arg Tomás Ferrari (dcha) Fuente: Archivo
Elisabetta Piqué
0
28 de marzo de 2018  • 16:39

ROMA.- El famoso ex boxeador italiano, Nino Benvenuti, de casi 80 años, fue distinguido hoy con el Premio a la cultura italiana en la Argentina, galardón que otorga desde hace años la Societá Italia Argentina (SIA) a personalidades que se distinguieron en difundir la cultura italiana en el mundo.

En una ceremonia en la Casa Argentina de esta capital, presidida por el embajador argentino en Italia, Tomás Ferrari, el presidente de SIA, Giorgio De Lorenzi, destacó que Benvenuti, campeón olímpico (1960) y campéon mundial de pesos medianos (entre 1967 y 1970) "pertenece a la leyenda y representa a Italia en sus aspectos mejores".

Benvenuti, que cumplirá el 26 de abril 80 años, al margen de ser uno de los atletas más amados por los italianos, quedó en la historia deportiva de la Argentina porque cayó noqueado por Carlos Monzón el 7 de noviembre de 1970, en esta capital. Benvenuti, que también fue actor, no obstante, después se hizo amigo de su ex rival argentino, al punto que, años más tarde, lo fue a visitar a la cárcel.

"Su generosidad de campeón hacia otro campeón derrotado por la vida hizo que los argentinos también lo amaran más allá de sus méritos deportivos y ha ilustrado a nuestro país", dijo De Lorenzi, al leer las motivaciones del premio, que fue recibido en el pasado por personalidades como el gran escritor Umberto Eco y el presidente Mauricio Macri, entre otras.

"Es un honor para la Societá Italia Argentina otorgarle el Premio a la cultura italiana en la Argentina en su decimonovena edición", agregó el empresario, que contó que cuando estuvo con Benvenuti en Buenos Aires pudo comprobar personalmente cómo la gente lo paraba por la calle para saludarlo y "los taxistas se peleaban para llevarlo".

Al recibir el premio, Benvenuti en una frase sintetizó la fuerte relación que siempre tuvo con la Argentina: "sepan que estar aquí es como estar en mi casa", dijo, entre aplausos. Al margen de quedar vinculado a los años de gloria de Monzón, Benvenuti estuvo muy relacionado con nuestro país porque tuvo una histórica novia argentina, Teresa Iuzzolini. "Fue como una esposa para mí, una gran compañera", reconoció Benvenuti, en diálogo con La Nación, en el que también evocó su visita a Monzón en la cárcel santafesina donde quedó recluído después del homicidio de su segunda esposa, Alicia Muñiz. "Fue encontrarme con ese hombre, ese atleta, ese boxeador que se había convertido en parte integral de mi memoria y de mi vida. Verlo fue tener muchísimas emociones: alegría, placer, melancolía y rabia también, porque, al final de cuentas, también me molió a golpes", recordó.

En la ceremonia también habló Lapo Rattazzi -hermano de Cristiano-, presidente de la Asociación de Amigos de la Casa Argentina, que recordó cuando, siendo muy joven, hace más de 50 años, el 17 de abril de 1967 se quedó despierto hasta la madrugada para escuchar a las 4 de la mañana por radio la pelea en la que Benvenuti derrotó al campeón norteamericano Emile Griffith, toda una hazaña. "Soy uno de los 18 millones de italianos que se quedaron despiertos durante esa noche memorable. Recuerdo que al día siguiente fuimos a la escuela ebrios de alegría... Benvenuti había logrado unir a toda la nación", evocó Rattazzi. "Haría falta hoy otro Nino Benvenuti", agregó, aludiendo a la caótica situación política del país -aún sin gobierno después de las elecciones del 4 de marzo pasado, en las que ninguna fuerza política ganó en forma suficiente-, generando apalusos.

Participaron al evento empresarios, diplomáticos y personalidades como Elettra Marconi -hija del famoso Guglielmo Marconi, el inventor de la radio- y el escultor argentino Federico Brook. Brook, que trabajó en la Casa Argentina, recordó cuando, un desconocido Monzón visitó este sitio emblemático de la Vía Veneto, antes de su pelea con Benvenuti, en 1970 y cuándo lo presentó en la RAI, la televisión estatal italiana. "Con Nino nos conocemos desde hace muchísimo tiempo", evocó Brook, que contó que fue él el autor del trofeo que ganó el boxeador al derrotar a Griffith en NuevaYork, antes de pelear con Monzón, algo que representaría un hito en su carrera.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.