0

Mar del Plata: hallan restos de un perezoso gigante de más de tres millones de años

Fueron advertidos por vecinos que caminaban por la playa
Fueron advertidos por vecinos que caminaban por la playa Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi
Darío Palavecino
0
28 de marzo de 2018  • 13:25

MAR DEL PLATA.- Los acantilados del frente Sur de esta ciudad no dejan de sorprender con los fósiles prehistóricos que cada tanto, erosión marina de por medio, salen a la superficie y quedan a la vista. Restos de un perezoso gigante que datan de 3.3 millones de años de antigüedad fueron advertidos por vecinos que caminaban por la playa e identificaron huesos de un tamaño y características nada comparables con los de animales actuales.

Especialistas del Museo de Ciencias Naturales Lorenzo Scaglia confirmaron que son partes de un selidoterino -así se conoce a la especie en general- y se entusiasmaron porque por primera vez estarían accediendo a un miembro anterior -brazo/mano- completo, lo que les permitiría avanzar en una investigación que determine cómo estos animales se adaptaron desde lo físico para tareas de excavación.

"Y también advertimos que los restos estarían en lo que habrá sido el interior de su madriguera, lo que sería otra novedad entre los hallazgos", comentó a LA NACION el palentólogo Matías Taglioretti, que seguía trabajando en el despeje de residuos que dejaba a la vista cada vez más huesos.

El dato sobre la presencia de estos fósiles lo aportaron Marianela Amaya y Juan Lima, que viven en la zona de Playa Serena, a unos 15 kiómetros al Sur del centro marplatense. Esperaron a los profesionales y les señalaron esos restos que asomaban en esa firme pared de tierra marrón que enfrenta al mar.

La época de origen de ese animal es conocida como
La época de origen de ese animal es conocida como Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro V. Rizzi

La época de origen de ese animal es conocida como "edad chapadmalalense" y está relacionada con el impacto de un meteorito en esa zona que está entre Mar del Plata y Miramar. "Se estima que tenía más de mil metros de diámetro y generó tras el impacto una lluvia de tierra fundida", explicó. A ese material se lo conoce como escoria, está presente en torno a estos fósiles y es lo que permite determinar antigüedad con cierta precisión.

Del esqueleto de este perezoso gigante ya encontraron costillas, pelvis, parte de la columna vertebral y ese miembro anterior que generó mayor satisfacción entre los resultados de este hallazgo que todavía puede dar alguna sorpresa más.

Los especialistas del Museo Scaglia indican que los osos perezosos, en sus distintas variantes, fueron habitantes frecuentes no solo en esta zona sino en casi todo el continente. Explica Taglioretti que, según los indicios e investigaciones, ellos mismos comenzaron a generarse cuevas o galerías en las que habitaban.

Valoró además la rica usina de restos fósiles que es esta región de la provincia, donde durante las últimas décadas se encontraron piezas de especies poco conocidas o sobre las que aún queda mucho por investigar. El año pasado, por ejemplo, en la zona de Chapadmalal se rescataron huesos de tres grandes animales alados, uno de ellos identificado como "el ave del terror" y los otros comparables a los actuales águilas o cóndores. También en ese caso con evidencias de una antigüedad superior a los tres millones de años.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.