Merlí ¿por qué nos enamoramos de este profesor catalán?

Original de TV3, en Argentina la ficción etrenó en Netflix Latinoamérica
Original de TV3, en Argentina la ficción etrenó en Netflix Latinoamérica
Soledad Venesio
(0)
28 de marzo de 2018  • 16:13

Desde ya algunos años las seriéfilas argentinas estamos viviendo un romance con el mundo de las ficciones de la televisión española. A las historias románticas que nos llevan a otras épocas de la historia les siguen ahora producciones variadas de otros géneros: "Mar de plástico" (drama criminal), "El Ministerio del tiempo" (ciencia ficción) o "La Casa de papel" (drama). Y esperamos ansiosas los nuevos estrenos: "Félix" (con Leonardo Sbaraglia como protagonista) y "Fariña" (definida como la "Narcos española").

Pero fue Merlí la ficción que conquistó a todos y reabrió el debate sobre educación, sexualidad, adolescencia y filosofía.

Por si todavía no la viste

Merlí es la historia de un profesor de filosofía del secundario que, con métodos poco ortodoxos, busca invitar a sus alumnos a aplicar el saber en situaciones de todos los días.

Cada episodio plantea un conflicto que el profesor relaciona con una escuela de pensamiento o pensador para desarrollar en clase. Pero la trama se enriquece con las dinámicas de clase y de la escuela, las problemáticas típicamente adolescentes (como el despertar sexual, la amistad, el bullying o la idea de la adultez) y la relación de Merlí con su hijo.

Producida por Veranda TV, Merlí se estrenó en la televisión catalana en septiembre del 2015 y su season finale fue en enero de este año. En Argentina podemos ver todas sus temporadas en Netflix.

¿Por qué a los argentinos nos gusta tanto?

  • El tema es muy atractivo: en Argentina la educación es un tema siempre candente, pero además esta serie muestra una buena foto del aula y propone una ruptura atrapante. El lazo emocional con el espacio o el recuerdo de aquel docente la vuelven una ficción muy cercana. Además, nos remite a películas que siempre vamos a amar, como "El club de los poetas muertos", por ejemplo.
  • Aunque no estamos 100% de acuerdo con todo lo que hace, Merlí es todo: la historia no sería la misma sin este personaje complejo y profundo. A partir de su enorme amor por la filosofía (y la idea de pensar aquello que pasa a nuestro alrededor), Merlí se convierte en un personaje desafiante, imperfecto, encantador y carismático, con el cual constantemente nos conectamos y nos divierte. Francesc Orella hace un gran trabajo de interpretación.
  • Pero con él solo no alcanza: además de Merlí, está el relato coral de otras grandes historias que apelan a la emotividad. La ficción entreteje las micro-historias con la vida del protagonista, y es esta combinación lo que enriquece el friso educativo con temáticas actuales.
  • El equilibrio: en la serie, los temas muy profundos (como las problemáticas relacionadas con la identidad, la historia familiar o el miedo hacia la adultez) alternan con otros más livianos (el amor de la secundaria, la amistad o la dinámica de estar cursando el último año del secundario). En este sentido, Merlí se postula como un drama pero también se permite aligerar con notas del mundo adolescente que encantan y provocan ternura.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?