Los desarrolladores ponen la mira en la zona de Canning

Las obras en las rutas provinciales 52 y 58 y la extensión del camino del Buen Ayre, que conectará a la zona con la Panamericana, impulsan la oferta, desde barrios cerrados hasta departamentos; las opciones
Las obras en las rutas provinciales 52 y 58 y la extensión del camino del Buen Ayre, que conectará a la zona con la Panamericana, impulsan la oferta, desde barrios cerrados hasta departamentos; las opciones
Sofía Terrile
(0)
7 de abril de 2018  

Como sucedió en Pilar a inicios del 2000, Canning está creciendo a la par que los proyectos premium que se construyen allí: más lotes en barrios cerrados significan más comercios, más infraestructura y más servicios. Las obras en la ruta provincial 52/58 y la extensión del camino del Buen Ayre mejoran la conectividad de la zona mientras aumenta la oferta de proyectos que se distinguen por su oferta deportiva, sus amenities acuáticos o su sustentabilidad energética.

Es comparable con Pilar por el hecho de ser una zona relativamente cercana a la Capital Federal que se está convirtiendo en una ciudad satélite, pero no son lo mismo. Esteban Edelstein Pernice, director de Castex Propiedades, la inmobiliaria que comercializa el proyecto Terralagos, señala que hay una diferencia en el público que elige las dos localidades: mientras que los de la zona Norte de la Capital Federal se mudaron a Pilar, Canning es la elegida para los vecinos del Sureste -como Lomas de Zamora o Monte Grande- y barrios como Caballito, Flores, Floresta, Almagro y Boedo."Inicialmente se mudaron familias pero ya se creó una comunidad con servicios, entonces empieza a haber trabajo y hay personas que no necesariamente viven en un barrio cerrado, sino que alquilan un condominio por un precio mucho menor que en la ciudad de Buenos Aires y trabajan por la zona", explica Edelstein Pernice.

Canning todavía está en crecimiento: aún faltan colegios y un hospital con internación, señalan los brokers -aunque añaden que ya hay interesados en ofrecer estos servicios-. Tampoco tiene un tren directo o un colectivo exprés, como la línea 57 preferencial, que va hacia Pilar. Sin embargo, la distancia con la Capital Federal es de menos de 40 kilómetros y con acceso casi directo al centro. El tráfico de los automóviles, aseguran, será menor por las obras en la Ruta 52/58 -que será doble mano con un boulevard- y el camino del Buen Ayre, que conectará 12 municipios entre sí, entre ellos Ezeiza y San Vicente, cercanos a Canning.

Apuesta a la sustentabilidad. La Magdalena, de 203 hectáreas, es el primer barrio con energía solar, ecoparque, vivero y huerta orgánica para consumo interno
Apuesta a la sustentabilidad. La Magdalena, de 203 hectáreas, es el primer barrio con energía solar, ecoparque, vivero y huerta orgánica para consumo interno

La oferta comercial y gastronómica, en tanto, está floreciente: en Canning hay tres shoppings. A la vez, los desarrollos crecen, pero los precios todavía se mantienen competitivos: "Hoy resulta una zona más económica que Nordelta o Pilar, por lo que constituye una oportunidad. Es interesante la revalorización que tendrá la compra de la tierra: todavía hay margen para ganar", explica Leonardo Rocco, CEO de Sat Group, desarrolladora de La Magdalena, uno de los nuevos proyectos de la localidad. "Canning se presenta como la opción más premium dentro del corredor verde de la zona Sur de la provincia", añade Verónica Posse, directora de Marketing y Ventas de La Providencia, el emprendimiento ubicado en el kilómetro nueve de la ruta 52. La ejecutiva calcula que ya hay unos 50 countries y barrios cerrados en la zona. A medida que avanza, más familias se animan a mudarse de manera permanente: "En este momento, el público ya no es más de fin de semana: 90 por ciento de nuestros clientes compra como vivienda permanente, mientras que solamente 10 por ciento piensa las unidades como vivienda de fin de semana", añade Posse, y afirma que los precios por metro cuadrado de los nuevos desarrollos "seguramente se dupliquen" en los próximos diez años. "Es una zona con un potencial de revalorización importante debido al crecimiento exponencial que tuvo en los últimos años. Fue una de la localidades que más creció demográficamente en los últimos cinco años", relata Martín Boquete, director de Toribio Achával Propiedades y agrega que esa localidad puede seguir el camino de crecimiento que experimentó Pilar en la década del noventa y en el 2000, pero de una manera mucho más ordenada de lo que sucedió en la zona Norte. "Por muchos motivos se está transformando el Pilar del Sur, incluso captando el publico del oeste y no se descarta que familias del Norte piensen en mudarse una vez terminada la autopista del Buen Ayre que unirá la Panamericana con Canning", relata el ejecutivo. Hoy la localidad cuenta con sectores y zonificaciones bien demarcadas y delimitadas para los distintos usos y desarrollos. "Queda mucha vacancia de tierras para desarrollar y la demanda de servicios y abastecimiento sigue siendo importante en función de la cantidad de familias que año tras año se mudan a la zona", agrega Boquete.

Oferta para el segmento medio en Canning Center, un edificio con 250, unidades que promedian los US$90.000
Oferta para el segmento medio en Canning Center, un edificio con 250, unidades que promedian los US$90.000

"En 2007 apostamos por la zona con el barrio La Horqueta de Echeverría porque veíamos que la zona tenía mucho potencial. La elegimos para desembarcar en zona Sur, vimos características similares a las que reconocimos en Tigre y Benavídez cuando empezábamos en el Norte: oferta de educación, centros comerciales y buenos accesos. A eso se le suma la ubicación a 15 minutos del aeropuerto Ezeiza, a 30 del centro porteño y próximamente conectado con la zona Norte a partir de la extensión del Camino del Buen Ayre", relata José Iribarren, director comercial Eidico, la desarrolladora que, luego de la Horqueta de Echeverría, lanzó Santa Juana, de 28 hectáreas, Santa Inés, de 56, y San Felipe. Este último es el primero de los cuatro barrios con los que contará el masterplan Canning Village, un proyecto de 164 hectáreas con 660 lotes que promedian los 650 metros cuadrados.

El abanico de opciones

El country Estancia Villa María, con un paisajismo diseñado por Carlos Thays, es uno de los emprendimientos emblemáticos de la zona. Allí funciona un hotel boutique en el casco de la estancia realizado por Alejandro Bustillo, y los lotes de entre 1000 y 8000 metros cuadrados se venden a valores que oscilan entre US$40 y US$80 por metro cuadrado. Además, Canning ya cuenta con un country con una laguna artificial cristalina. Se trata de Terralagos, un emprendimiento de US$150 millones de inversión, desarrollado por Morvial y Repsa. Tiene 270 hectáreas sobre la Ruta 52 y una "Crystal Lagoon". Edelstein Pernice, de Castex, explica que en este momento hay lotes por 65.000 UVA y que los precios se consolidarán a medida que avance la construcción de las amenities. En este momento hay 200 casas en construcción y ya se entregaron 750 terrenos, pero en total habrá 1300 lotes y 500 departamentos. "La laguna, el corazón del proyecto, está 100 por ciento terminada. Queda la obra grande del club house principal que contará con pileta cubierta y gimnasio", señala. "También habrá un colegio y canchas de tenis y de fútbol", agrega.

La Providencia también es parte de la oferta premium del lugar. En sus 264 hectáreas ofrece 625 lotes que van desde los US$80.000 hasta los US$300.000. El emprendimiento contará con cancha de golf, de polo, tenis, fútbol y dos lagos artificiales para practicar deportes acuáticos sin motor. "La cancha de golf y la de polo son los dos atractivos más grandes porque, además, estuvieron diseñadas con ayuda de los expertos. El golfista profesional Vicente Chino Fernández nos ayudó en la primera, y el polista Facundo Pieres, con la segunda", detalla Posse, directora de Marketing y Ventas del proyecto.

En Canning hay tres shoppings
En Canning hay tres shoppings

El proyecto que sobresale por la sustentabilidad es Estancia La Magdalena. Posee 1186 lotes en 203 hectáreas, con 60 hectáreas de espacios comunes entre las que habrá un club house, dos lagunas y una pileta, gimnasio y canchas de fútbol y rugby. El emprendimiento está dividido en cuatro barrios autónomos. El primero, el "histórico", posee 327 lotes de entre 900 y 1.400 metros y está desarrollado en un 80 por ciento. Los precios van desde US$39.000 hasta los US$100.000. El segundo, el "green", tendrá 248 lotes de entre 750 y 900 metros que por ahora tienen un precio especial por lanzamiento que arranca en los US$30.000. "El barrio 'green' es la innovación de la Estancia -resalta Rocco-. Es el lugar de la sustentabilidad, porque será el primer barrio privado con energía solar, ecoparque, vivero y huerta orgánica de consumo interno". El ejecutivo señala que, además de contar con las ventajas de ser una fuente renovable y limpia, las instalaciones de energía solar requieren de poco mantenimiento y duran décadas.

En Canning también hay oferta de departamentos. El proyecto Vista Golf consta de dos torres premium de departamentos frente al golf con unidades de US$2350/m2 y tickets que promedian los US$218.000. Se entregarán en septiembre de 2020. También en el segmento premium se levanta Vista Canning, dos torres que se entregan en junio, a 50 metros del shopping con pisos de US$150.000 (US$2800/m2). Los desarrolladores también apuestan al segmento medio: Canning Center, un edificio con 250 departamentos -que también tiene oficinas y basamento comercial- ubicado sobre la avenida principal, Mariano Castex, y la intersección de la avenida Lacarra, justo donde se encuentra la Rotonda de la Mujer. Las unidades de uno, dos y tres ambientes se venden a un promedio de US$90.000 (US$1850/m2). "Si uno analiza la oferta terminada, el proyecto alcanzará una revalorización de US$ 2300/m2", adelanta Boquete. Otra opción es Casonas de Canning: seis módulos residenciales con terrazas propias en los que el metro cuadrado en pozo promedia los US$1410 (con tickets de US$85.000). "Canning va a crecer más, no está ni cerca de llegar a su límite. No me extrañaría que desembarquen universidades porque se transformará, como Pilar, en una centralidad urbana. Lo que empezó siendo un lugar satélite de la ciudad de Buenos Aires ya está en el punto de un círculo virtuoso", concluye Edelstein Pernice.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.