0

La Argentina ocupa el lugar más alto del podio en la "Copa América" del consumo per cápita

Crédito: Shutterstock
Cada habitante del país consume, en promedio, un 40% más que los de la región en general, según un índice referido a productos masivos; las políticas kirchneristas influyeron en el resultado, pero la ecuación podría cambiar
Carlos Manzoni
0
1 de abril de 2018  

Los datos de las compras que hacen los argentinos no dejan de sorprender: en medio de la caída que se dio en los últimos dos años surge la información de que el país es el que registra el mayor consumo per cápita en toda América Latina. En estas tierras, los habitantes consumen un 41% más que el promedio de las personas que viven en la región.

La conclusión, que surge de un estudio elaborado por la consultora Kantar Worldpanel, especifica que, en las categorías de consumo masivo las compras de los argentinos duplican las de los ciudadanos de Bolivia, Ecuador y Perú. Chile y Brasil, en tanto, siguen en segundo y tercer lugar, respectivamente.

Hay que tener en cuenta que el análisis del consumo per cápita local y regional está elaborado sobre la base de 45 categorías de consumo masivo, entre las que están los alimentos, los lácteos, las bebidas, la limpieza y el aseo personal.

Juan Manuel Primbas, director de Kantar Worldpanel, explica que esto se debe a la "foto" actual que se fue configurando con la película "consumista" de los años de kirchnerismo. "Esto lo que nos muestra es que buena parte de nuestros ingresos son volcados al consumo masivo, que la clase media es más grande y que durante muchos años la inflación hizo que la gente consumiera más", explica el especialista.

Fuente: LA NACION

Es probable que, de a poco, eso empiece a cambiar. Tal como comenta Primbas, se podría estimar que el consumo se irá acomodando hasta alcanzar cifras más parecidas al promedio de América Latina. "Esto es una mala noticia para los sectores de bajos recursos, pero habrá que acostumbrarse a años en los que el consumo masivo no crecerá. Este año, por ejemplo, estimamos que, como mucho, subirá 1%", afirma el ejecutivo.

Pero, si se hace foco en los detalles de la estadística, se puede ver que el consumo en la Argentina logra la mayor diferencia en los sectores de bebidas sin alcohol, alimentos secos y cuidado personal, donde las personas consumen el doble que el promedio de la región.

Asimismo, el consumo masivo cayó 10% en términos per cápita en la Argentina en los últimos cinco años (si se compara 2013 con 2017), período en el que la mayoría de los países de la región mostró un crecimiento -con excepción de Brasil-. Pero, a pesar de esa caída, la Argentina todavía lidera el ranking.

"Más allá de la importante caída en el consumo per cápita de la base de la pirámide en los últimos dos años, por los incrementos de precios de servicios públicos superiores a la inflación, la Argentina todavía mantiene una diferencia relativamente baja entre niveles socioeconómicos cuando se la compara con otros países de la región, y eso todavía marca la diferencia", destaca Federico Filipponi, director comercial de Kantar Worldpanel.

Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market, ensaya una explicación a este fenómeno de consumo per cápita alto en el país. "En principio, la Argentina tiene una alta penetración en consumo masivo en diferentes canales, ya sea hipermercado, supermercado o comercio de cercanía, a lo que se le suma que todavía en dólares sigue manteniendo el salario mínimo vital y móvil como uno de los más altos de la región", comenta.

Aun así, el propio Di Pace coincide con otros especialistas consultados en el hecho de que esta es una realidad que se irá desdibujando de ahora en más. "La inflación de alimentos y bebidas en los últimos años fue deteriorando la capacidad de consumo y, a su vez, el aumento de precios de los servicios públicos generó mayor derivación del gasto hogareño hacia el pago de esos servicios, en desmedro de los bienes de consumo masivo. Eso hará que el consumo per cápita baje dentro de unos años", estima.

Según Di Pace, dentro de las categorías que se están salvando de la caída están las bebidas con alcohol, que a lo largo de los últimos dos años de caída del consumo masivo es la única categoría que logró estabilidad e incluso crecimiento.

Todo esto se da en un escenario en el que todavía no se ha hecho el ajuste total de tarifas de los servicios públicos: la Argentina tiene un producto bruto interno por habitante 15% inferior al de Chile y, sin embargo, el consumo masivo per cápita es 5% superior. Esto se explica, en parte, porque en nuestro país aún faltan ajustes en los valores de los servicios públicos, que limitarán el ingreso disponible para el consumo masivo en los hogares de menores recursos. Así, el nivel de consumo se nivelará con el del país trasandino.

Facundo Aragón, líder de Industria en la consultora Nielsen, dice que para entender el consumo de hoy en la Argentina hay que irse hasta 2003, porque el gobierno anterior encontró como variable de crecimiento volcar dinero al consumo. "Si a eso uno le pone un condimento adicional, que es la inflación, tenés que todo llevó a que la gente se volcara a usar sus ingresos en consumos primarios", analiza el especialista.

Obviamente, a partir de la nueva gestión y el sinceramiento de algunas variables económicas, se comienza a retraer el consumo. "Entonces se empieza a ver que en los últimos dos años cae el consumo, por lo que el per cápita también va a caer. En la medida en que se vaya sincerando la economía, lo que va a pasar es que el consumo se va a ralentizar en los próximos años", comenta Aragón.

Los 12 años de una política basada en el fogoneo del consumo dieron lugar a algunos rankings en los que los argentinos aparecen en lo alto del podio: uno de esos fue el de consumo per cápita, expresión latina que significa, sencillamente, "por cabeza".

Radiografía del fenómeno local

Razones que explican el alto consumo per cápita nacional

  • Por encima del resto: En consumo per cápita, las categorías de productos masivos en la Argentina duplican a Bolivia, Ecuador y Perú; Chile y Brasil, por su parte, se ubican en segundo y tercer lugar
  • Contra viento y marea: El consumo masivo cayó 10% en términos per cápita en la Argentina en los últimos cinco años -comparando 2013 con 2017-, mientras el resto de la región crecía; aun así su consumo per cápita es mayor
  • Ajustes retrasados: El país tiene un producto bruto interno por habitante 15% inferior al de Chile; sin embargo, el consumo masivo per cápita es 5% superior, esto en parte se explica porque aquí aún faltan ajustes en los valores de los servicios públicos
  • Foto de hogares: El ranking se armó sobre la base del consumo anual en términos de volumen que hacen los más de 30.000 hogares que colaboran con Kantar Worldpanel; contempla 45 categorías.
  • Multicanalidad: Algo que ayuda al consumo per cápita aquí es el hecho de que haya una alta penetración del consumo masivo en varios canales: hipermercados, supermercados y comercios de cercanía

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.