La soja, a salvo de un conflicto global

La sequía en la Argentina afecta a la oferta global
La sequía en la Argentina afecta a la oferta global
Pablo Adreani
(0)
31 de marzo de 2018  

El conflicto que había generado Estados Unidos con la aplicación de aranceles a la importación de acero y de aluminio provenientes de China, que se especulaba que llegara a involucrar otros productos, como la soja, por ejemplo, fue estratégicamente desactivado por el propio gobierno chino.

La posición de Pekín se sustentó en que lo que estaba en juego era un tema menor, en comparación con la estrategia de largo plazo que la potencia asiática lleva grabada en sus genes. A nadie le conviene una guerra comercial y mucho menos al principal comprador y consumidor de aceites y subproductos de la soja.

Los chinos importan hoy 97 millones de toneladas de soja y para 2019 no es de extrañar que adquieran un récord histórico de 100 millones. Brasil es el primer exportador de soja mundial tras desplazar a EE.UU. por tercer año consecutivo, con un volumen total de 69 millones de toneladas. El principal destino de la soja de Brasil es China.

Los estadounidenses son los segundos exportadores, con 59 millones de toneladas, y para ellos también es China el principal destino. Cualquier escalada de conflicto comercial que llegue a tocar la soja produciría un efecto colateral sobre los mercados de la Argentina y de Brasil, con consecuencias bien previsibles: una fuerte baja en la soja en Chicago y una fuerte suba en las primas sobre nuestro país y sobre nuestro principal socio del Mercosur.

Para los chinos, por el momento, la soja no se toca. No hay forma de que esa potencia deje de importar toda la soja que le ofrece Sudamérica y tampoco hay forma que la misma pueda ser reemplazada por otro país oferente. Analizando el mercado vemos que los analistas ya tienen asumido que la cosecha de soja en la Argentina se acerca más a los 40 que a los 45 millones de toneladas. Y por este motivo Chicago ya no opera más pensando en el fracaso de la cosecha argentina, porque ese quebranto ya fue descontado.

La menor cosecha de soja de nuestro país afecta mucho más la oferta y los saldos exportables de aceite y de harina de soja en el mercado mundial que la propia oferta de poroto de soja. El grano tiene como principal driver la demanda de china, mientras que la harina tiene como principal destino la Unión Europea y el aceite de soja, la India, este último con un serio fracaso en su producción local, obligado a importar más aceite que en la campaña anterior.

El autor es director de AgriPac Consultores

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.