Detuvieron a un relacionista público por el escándalo sexual en Independiente

Además del arresto de Cohen Arazi, fue apresado un joven por su presunta participación en la red de abusos
Gustavo Carabajal
(0)
29 de marzo de 2018  

El número de su teléfono figura en el listado de cuatro líneas que uno de los futbolistas de las inferiores de Independiente presentó hace una semana en la fiscalía de Avellaneda. Ayer, por la tarde, el titular del celular que figuraba en el segundo lugar del listado quedó detenido, acusado de su presunta vinculación con la organización que captaba menores en la pensión de Independiente, para que tuvieran sexo con mayores.

Con la detención de este sospechoso, el escándalo de los abusos sexuales en las divisiones inferiores de uno de los clubes más importantes de la Argentina traspasó el ambiente del fútbol y llegó al mundo de la farándula, de la noche y de los mediáticos.

Fuente: LA NACION

Según fuentes de la investigación, el sospechoso detenido fue identificado como Leonardo Cohen Arazi. El conocido relacionista público de la noche porteña, representante de modelos y participantes de espectáculos televisivos estaba cercado. Hace seis días, la policía había allanado su departamento y su restaurante en Palermo.

Arazi se convirtió, así, en el cuarto detenido por el escándalo de los abusos de menores que se desempeñan en las divisiones inferiores de Independiente.

Sobre el relacionista público pesaba un requerimiento de detención dictado por la fiscal María Soledad Garibaldi y el juez de Garantías Luis Carzoglio por presunto abuso sexual agravado en concurso real con corrupción de menores.

Ayer por la madrugada también había sido detenido por los abusos sexuales un joven de 24 años. Se trata de un empleado de una importante cadena de supermercados que fue apresado en su casa de Ingeniero Budge, partido de Lomas de Zamora.

El primer detenido del caso fue el árbitro Martín Bustos, acusado de su presunta vinculación con la red de pederastas que captaba menores futbolistas en la pensión de Independiente y les pagaba entre $800 y $1000 para tener relaciones sexuales con adultos.

El lunes pasado, el juez Carzoglio, por pedido de la fiscal Garibaldi, decretó el secreto de sumario para preservar las pruebas que surgieron de las declaraciones de las víctimas y de los testigos. Tal como anticipó LA NACION, después del análisis de los elementos aportados por los testigos y las víctimas, la fiscal ordenó allanamientos y detenciones. Y anteanoche, el sospechoso que habría sido identificado como Silvio Fleyta, de 24 años, fue apresado por policías bonaerenses en su casa de Ingeniero Budge.

Desde que el nombre de Arazi tomó estado público por su presunta vinculación con el escándalo sexual en Independiente, exparticipantes del programa Gran Hermano comenzaron a denunciarlo en distintos espacios televisivos. Ninguno de los denunciantes se presentó ante la Justicia.

La prueba principal que involucró a Arazi en el caso fue la declaración de un chico, víctima de la organización que aportó cuatro números de teléfono. El celular que figuraba en segundo lugar en la lista corresponde a Arazi, quien ganó notoriedad en el ambiente de la farándula porque se desempeñó como encargado de prensa del empresario Ricardo Fort. En un mensaje que difundió a través de la red social Twitter, Arazi había expresado que era inocente.

Además, en 2015, por el mismo medio, a través de su cuenta @leocohenarazi, difundió una curiosa pregunta: "O sea pedirles sexo a pibes, de 16 y 17 años, a cambio de favores o trabajo se considera pedofilia? O es abuso deshonesto?". Debido al revuelo que provocó ese mensaje en las redes sociales, el relacionista público borró ese texto. No obstante quedaron algunas capturas de pantalla que se conocieron en las últimas horas.

Además de ser uno de los siete imputados en la causa de los abusos en Independiente, Arazi surgió como el nexo entre el ambiente del fútbol y la farándula. En ambos mundos existen menores que pretenden avanzar como futbolistas o hacerse conocidos por participar en televisión. En los dos casos existen personajes que les prometen crecer a cambio de favores sexuales. Si quien recibe la oferta tiene menos de 18 años se trata de un delito: abuso sexual y corrupción de menores. Esto es por lo que se investiga a Arazi.

En tanto, anteanoche el abogado del árbitro Bustos amplió su indagatoria y seguirá preso, acusado de encubrimiento agravado.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.