0

El deshielo: el acercamiento político detrás del viaje a las islas

Desde que asumió, Macri promovió un giro en la relación con el Reino Unido
Desde que asumió, Macri promovió un giro en la relación con el Reino Unido
Alan Soria Guadalupe
0
2 de abril de 2018  

En medio de la emoción y la sensación de tarea cumplida que dejó el viaje a las islas Malvinas de los familiares de los caídos en la guerra, en el Gobierno advertían que no hubiera habido ningún viaje ni operativo humanitario para identificar a los soldados si antes no se daba un giro de 180 en el desaprovechado vínculo bilateral.

Cuando Cambiemos llegó a la Casa Rosada, la relación con el Reino Unido y las islas Malvinas venía de años de roces y de una retórica confrontativa que promovió el kirchnerismo. Desde los cruces verbales y convocatorias de embajadores hasta la imposición de sanciones económicas a las empresas que operan en el archipiélago, el nexo quedó estancado.

En su política de reinserción al mundo, la administración de Mauricio Macri se puso como objetivo recomponer aquellos vínculos deteriorados en la década anterior e incluso llevarlos a un nivel superior al que había antes.

Cómo fue el encuentro de las familias con las lápidas que finalmente tienen nombre

7:04
Video

El plan del macrismo se cumplió en buena medida con muchas naciones del mundo occidental, pero hubo avances particularmente sustanciosos con el Reino Unido. La llegada del ministro de Economía británico Philip Hammond a Buenos Aires, por ejemplo, en agosto de 2017, fue una muestra de ello. Habían pasado 15 años desde la última visita de un miembro del gabinete británico a la Argentina.

Más allá del regreso de la frecuencia en los contactos políticos de alto nivel el primero fue el encuentro de Macri con el entonces premier, David Cameron, en el Suiza a las pocas semanas de haber asumido, el ápice de la nueva etapa en la relación bilateral fueron los trabajos humanitarios que se le encomendaron al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) para identificar a los soldados enterrados en el cementerio de Darwin, una misión que demandó años de negociaciones y que concluyó el lunes pasado.

Si bien los familiares reclamaban la realización del proceso desde hace casi una década y Cristina Kirchner intentó darle un impulso en 2012, fue en los últimos dos años cuando las negociaciones se aceleraron hasta que los operativos se concretaron en las islas a mediados del año pasado.

La misión del CICR estaba pautada en una declaración conjunta que firmaron los gobiernos británico y argentino en 2016, en la que establecieron un listado de principios que iban más allá de la cuestión Malvinas sin mencionar el debate por la soberanía y que abordaban otros aspectos de la relación bilateral con el Reino Unido, como el compromiso de ambas partes para lograr un incremento de los intercambios comerciales, políticos y culturales.

Así fue el entierro de los soldados que cayeron en Malvinas, en 1983

13:35
Video

La declaración fue la materialización del deshielo que impulsó Macri, que se tradujo en otros gestos de parte de Londres, como el apoyo para que la Argentina sea miembro permanente de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), el anuncio de inversiones y de la apertura de más rutas aéreas o la firma de convenios de cooperación conjunta científica en la Antártica, signos de un plan de trabajo conjunto.

Sin embargo, todavía quedan asuntos pendientes. El Presidente todavía no se reunió bilateralmente con la primera ministro británica, Theresa May, más allá de unos cruces informales en cumbres internacionales.

Geoffrey Cardozo, el inglés que ayudó en la identificación de cuerpos de caídos en Malvinas

7:02
Video

En la reunión del G-20 del año pasado, en Hamburgo, la funcionaria había pedido mantener un encuentro con Macri, pero días más tarde lo suspendió inesperadamente por cuestiones de agenda. La decisión generó sorpresa y decepción en el Gobierno. Pese a la promesa de que se trató de una postergación, aún no hay una fecha definida para un encuentro. De todas maneras está previsto que los mandatarios se crucen nuevamente en la cumbre de los presidentes este año, que será en Buenos Aires.

El desplante de May no fue el único mal trago desde que el macrismo gobierna la Argentina. Poco después de asumir, por ejemplo, Macri tuvo que enviar una alerta a Londres luego de que el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, hiciera una escala en las islas Malvinas. En ese entonces, el flamante presidente transmitió al gobierno europeo su "preocupación".

ADEMÁS

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios