0

El crimen de María Marta García Belsunce: qué buscan determinar con la prueba de la bañera

Tras 16 años del crimen, se realizan nuevos peritajes para intentar resolver el caso
Tras 16 años del crimen, se realizan nuevos peritajes para intentar resolver el caso
0
29 de marzo de 2018  • 13:57

Los investigadores del crimen de la socióloga María Marta García Belsunce sospechan que la bañera, en la que fue hallado semimumergido el cadáver, fue llenada después de cometido el asesinato a balazos, informaron fuentes judiciales.

Según un peritaje realizado ayer en la casa del country Carmel del partido bonaerense de Pilar, donde se cometió el crimen hace 16 años, se estableció que la bañera tarda en llenarse no más de media hora, por lo que no creen que haya sido ella quien comenzó a preparar un baño.

Voceros judiciales precisaron a Télam que los nuevos fiscales del caso, María Inés Domínguez y Andrés Quintana, se fueron de la inspección con la sensación de que "los tiempos no dan o quedan muy ajustados" para que haya sido la propia víctima quien colocó el tapón y abrió la canilla antes de ser asesinada.

Los pesquisas marcaron tres niveles distintos de llenado: a 25 centímetros, lo que representa la mitad de la altura de la bañera; a 37,5 centímetros, que es lo más parecido a lo que dijo el viudo Carlos Carrascosa respecto al hallazgo del cadáver; y a 50 centímetros que es la altura tope antes del rebalse.

Abriendo sólo el grifo del agua caliente pese a que ayer salió fría porque no funcionaba el calefón-, la bañadera tardó 12 minutos y 53 segundos en la primera marca; 21 minutos y 34 segundos en la segunda; y 30 minutos con tres segundos en el nivel más elevado.

La prueba también contó con la participación de una mujer policía de la misma contextura física que la socióloga asesinada que al apoyar su cabeza y el torso sobre el agua, tal como fue hallada la víctima, hizo subir el nivel entre uno y dos centímetros.

También se tomaron los tiempos abriendo las dos canillas de agua fría y caliente a la vez, y en ese caso, el tiempo de llenado disminuyó entre dos y tres minutos, según los cálculos de los peritos de Policía Científica.

La diligencia estuvo encabezada los fiscales pero también estuvieron presentes los abogados de las partes, Gustavo Hechem por la querella de la familia de la víctima; Roberto Ribas por el ex vecino Nicolás Pachelo y Diego Olmedo y Francisco García Santillán por la ex esposa del ex vecino, Inés Dávalos Cornejo.

Los tiempos, claves en el caso

El objetivo fue sumar un elemento más para ajustar y precisar la línea de tiempo que los fiscales tienen trazada a partir de la hora del crimen, que el médico forense a cargo de la autopsia estimó las 18.30 de aquel 27 de octubre de 2002.

De acuerdo con la reconstrucción de los fiscales, el día del crimen Carrascosa llegó a su casa alrededor de las 19, vio vapor y vidrios empañados y encontró a su mujer semisumergida boca abajo, con la cabeza y parte del tronco dentro del agua y las piernas fuera, en una bañera que estaba bastante llena de agua teñida con sangre.

El objetivo del peritaje es sumar un elemento más para ajustar y precisar la línea de tiempo que los fiscales tienen trazada a partir de la hora del crimen
El objetivo del peritaje es sumar un elemento más para ajustar y precisar la línea de tiempo que los fiscales tienen trazada a partir de la hora del crimen Fuente: Archivo

Además, se sabe que la víctima partió rumbo a su casa desde lo de su cuñado Guillermo Bártoli cuando terminó el partido Boca-River, a las 18.07, que en el camino la vieron y saludaron tres chicos, que tardó unos minutos y llegó a su vivienda alrededor de las 18.15.

Para que María Marta haya sido quien puso el tapón y comenzó a prepararse un baño, tuvo que hacerlo entre las 18.15 y las 18.30, porque luego de esa hora ya había sido asesinada de seis balazos, el primero que rebotó en el cráneo y fue la famosa "bala-pituto" y los otros cinco proyectiles que fueron descubiertos dentro de la cabeza recién en la autopsia.

Pero, de acuerdo a las mediciones de hoy, si, a las 19, el agua estaba a 37,5 centímetros como en forma estimativa recuerda Carrascosa, debió empezarse a llenar 21 minutos y medio antes es decir, alrededor de las 18:40, cuando la víctima ya había sido asesinada.

"Pudo ser el asesino, que después de rematarla entre el inodoro y el bidet, como está probado, quiso borrar algún rastro, o algún cómplice; pero esto es sólo una conjetura", dijo a Télam una fuente del equipo fiscal.

Más misterios sin resolver

Además, los fiscales intentan develar el misterio de por qué María Marta tenía las zapatillas y la parte inferior de las botamangas mojadas pero el resto del pantalón seco.

La empleada doméstica de los Carrascosa declaró que María Marta era muy prolija y que lo habitual era que después de jugar al tenis, se quitara las zapatillas para no ensuciar la casa y las dejaba en el lavadero, por lo que la especulación es que, cuando llegó, subió apurada por algo que la alarmó.

Los tiempos de la bañera serán cotejados además con los horarios en los que está acreditado que el actual imputado Pachelo estaba dentro del country, ya que esa tarde quedó registrada su llegada a las 17.34 y su salida a las 18.59.

Por el crimen de María Marta, el viudo Carlos Carrascosa estuvo preso nueve años y fue absuelto en diciembre de 2016, tras lo cual, la hipótesis de los nuevos fiscales de la causa es que a la víctima la asesinaron ladrones que estaban robando en su casa.

En ese marco, Domínguez y Quintana, antes de que la causa cumpliera 15 años y prescribiera, citaron el año pasado a indagatoria a Pachelo, a su ex mujer Dávalos Cornejo y a cinco ex vigiladores que trabajaban para la época en Carmel.

En la casa se detectó el faltante de una pequeña caja metálica donde María Marta guardaba algo de dinero, cheques y la llave de una caja de seguridad de la asociación Damas de Pilar, de la que era tesorera.

Agencia Télam

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.