Argentinos aseguró su triunfo gracias a un blooper del arquero de Gimnasia LP

31 de marzo de 2018  • 15:30
El Bicho derrotó 3-1 al Lobo Fuente: FotoBAIRES

Los jugadores de Gimnasia aportaron dos asistencias insólitas para atacantes de Argentinos y esos errores, claro está, allanaron el camino. La otra pata del triunfo del Bicho fue la incidencia en el resultado que tuvo el apellido Mac Allister, nombre propio que aportó una habilitación y dos goles (Kevin metió el segundo tanto tras centro de su hermano Alexis, quien además convirtió el tercero). Otro dato: los tres Mac Allister finalizaron en la cancha porque a los mencionados se sumó Francis, que jugó un rato y también lo hizo en forma correcta.

Otro factor clave en la victoria de Argentinos fue Nicolás González, el valor más alto dentro de un equipo que no tuvo puntos bajos y, además, quien abrió el marcador. Aprovechó un mal pase atrás de Facundo Pereyra y fusiló a Alexis Martín Arias, justamente el responsable de la otra asistencia para el Bicho: el arquero quiso salir jugando y no hizo más que servirle el gol a un rival.

Al Lobo no le salió (casi) nada. Ni siquiera cuando descontó por intermedio del defensor Omar Alderete, Gimnasia halló algo de claridad. Intentó, sí, aunque sin ideas. El apuro y el nerviosismo sentenciaron al ímpetu, que jamás se transformó en una amenaza real para el Bicho. El autor del gol tripero -pese a ser defensor- y Fabián Rinaudo manejaron bien varios avances, pero el resto no acompañó. Carecieron de socios para inquietar a una estructura que luce cada vez más firme.

Las estadísticas concuerdan con lo que se vio en cancha. Argentinos ganó tres de los últimos cuatro encuentros, escala en las posiciones y se encuentra en zona de clasificación a la Sudamericana. Gimnasia perdió el tercer juego en cadena, se hunde y las copas ya parecen una quimera.

Los goles del partido

Fuente: Télam