El Gobierno cerró el grueso de las paritarias en 15% y le quedan los sindicatos más duros

Salvo excepciones, la Casa Rosada acordó subas salariales en línea con la meta de inflación; conflictos con bancarios, aceiteros y camioneros

Nicolás Balinotti
(0)
30 de marzo de 2018  • 10:46

En su desafío por cumplir este año con las metas inflacionarias y de impedir el uso de la cláusula gatillo en los acuerdos salariales, el Gobierno exhibe como un logro que un grueso de las paritarias ya hayan cerrado en un 15 por ciento y con apenas un compromiso de "revisión".

En el Ministerio de Trabajo afirman que más de un 75 por ciento de los acuerdos salariales ya están pactados o encaminados. El último que se firmó fue con uno de los gremios más numerosos: el de los albañiles de la Uocra, que aceptó el lunes pasado un 15% a cambio de una recomposición de un 3% por el acuerdo de 2017. Fue un trato casi calcado al del Sindicato de Empleados de Comercio, otro de los gremios aliados a la Casa Rosada.

La mayoría de los sindicatos que aceptó el 15% lo hizo a cambio de algunos adicionales que figuran en la letra chica de las actas, pero que no alteran el porcentaje final. El atajo más común fue una recomposición por la inflación del año pasado. Pero también hubo otro como retribuciones adicionales por productividad y presentismo o establecer adicionales que puedan quedar como permanentes.

Jorge Triaca, junto a Gerardo Martínez, titular de UOCRA
Jorge Triaca, junto a Gerardo Martínez, titular de UOCRA Fuente: Archivo

Hubo algunos casos aislados de sindicatos que perforaron el techo salarial. Aeronavegantes, por ejemplo, acordó un 25% de aumento con la empresa Andes, a pesar de que con la estatal Aerolíneas Argentinas lo hizo por un 17% -como el resto de los gremios aeronáuticos- en un acuerdo firmado el 27 de diciembre.

Sin embargo, tanto fuentes oficiales como sindicales admitieron a LA NACION que la suba de bolsillo para los empleados de Aerolíneas Argentinas superará el 20% producto de retribuciones no remunerativas, pagos extras por productividad y otros ítems adicionales.

Otro caso que superó el 15% fue el de los trabajadores de entidades deportivas (Utedyc), que pactaron un alza de hasta el 19% en dos tramos y con una revisión en noviembre según el curso de la inflación.

Los que faltan

Entre los que todavía faltan acordar paritarias surge una curiosidad: en su mayoría son sindicatos que están enfrentados con el Gobierno. Se alistan allí la Asociación Bancaria, la Federación de Aceiteros, Camioneros y la Unión Obrera Metalúrgica (UOM).

El caso más tenso y urgente es el de los bancarios. La paritaria está vencida desde hace tres meses y ya hubo sin éxito casi diez audiencias entre empresarios, gremialistas y funcionarios del Ministerio de Trabajo, que encabeza Jorge Triaca.

En un último intento por destrabar el conflicto, Triaca habilitó a los empresarios a dar un adelanto de 7% y una suba anual de 15%. Sin embargo, el gremio que lidera Sergio Palazzo rechazó la propuesta con el argumento de que continúa vigente la cláusula gatillo del acuerdo pactado en 2017.

En la jerga, se conoce como "principio de ultractividad" del convenio colectivo, lo que mantiene su vigencia indefinida hasta sellar otro acuerdo. El sindicato cuenta con un fallo judicial que por ahora le da la razón.

Palazzo quiere sí o sí conservar la cláusula gatillo si es que el porcentaje de aumento es de 15%. Amenazó para el 6 de abril con un nuevo paro; de concretarse, sería el cuarto en lo que va del año.

La UOM comenzará a negociar salarios el jueves próximo, cuando se concretará la primera cita oficial con los empresarios en la sede del Ministerio de Trabajo. El panorama para el gremio, sin embargo, no es alentador. Antonio Caló ya relevó casi 1000 despidos en el sector en lo que va de 2018. Ese contexto dificultaría una suba por encima de 15%. El jefe metalúrgico ya advirtió que pedirá un 20%.

La paritaria de los camioneros se anticipa conflictiva. Hugo Moyano ya advirtió que no aceptará un 15%. "Una paritaria del 15 % es ficticia, aunque hay algunos sindicatos que firman hasta por el 12 %. Los gremios que hoy estamos reclamando somos los que siempre hemos estado del lado de los trabajadores. Por más presiones del Gobierno y por más tapas de Clarín, vamos a seguir adelante y no vamos a firmar: vamos a pelear por el 23%", dijo Pablo Moyano, que suele reemplazar a su padre en el primer tramo de la negociación.

La paritaria de los camioneros comenzará entre mayo y junio, y los caciques sindicales buscarán diferenciarse de sus pares de la CGT. Hace un mes, los camioneros cobraron un bono de fin de año de $9500, pero a diferencia de otras veces no se acordó bajo el paraguas de la Federación de Entidades Empresarias del Autotransporte de Cargas sino que fue un trato particular por empresa que no incluyó a los casi 200.000 afiliados.

El otro frente complicado será con la Federación de Trabajadores Aceiteros, cuyo poder de fuego anida en el circuito sojero de Santa Fe y en el puerto rosarino. Daniel Jofra, el referente gremial del sector, demanda un aumento superior a 15%. También restan cerrar sus acuerdos los cuatro gremios ferroviarios, Uatre, la Federación de la Alimentación y los estatales de UPCN.

En el Gobierno descuentan que aceptarán el 15% ya que los consideran aliados. Incluso, con UPCN el porcentaje de aumento podría ser menor a cambio de un acuerdo para pasar a planta permanente a determinada cantidad de empleados públicos. Se menciona un alza de 12%, aunque desde el gremio lo desmintieron.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.