Leonardo Godoy, el lateral de Talleres que preocupa a Boca y ataca a 34 kilómetros por hora

Leonardo Godoy, un lateral con vocación ofensiva en un Talleres que quiere darle pelea a Boca
Leonardo Godoy, un lateral con vocación ofensiva en un Talleres que quiere darle pelea a Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima
Andrés Vázquez
(0)
31 de marzo de 2018  

Está contento y no es para menos. El presente de su equipo le sonríe en la cara y el futuro personal le asoma tentador. A los 22 años y 48 partidos oficiales en la primera división, Leonardo Godoy se convirtió de la noche a la mañana en uno de los mejores laterales del fútbol del argentino. El resonante momento que vive Talleres de Córdoba, ha transformado al defensor en un obvio centro de atención. Producto de su talento y esfuerzo, pasó de ser un ilustre desconocido a ser pretendido por Boca y a estar en el radar del seleccionador argentino Jorge Sampaoli. Y su desempeño parece potenciarse a medida que el equipo cordobés se consolida como escolta de Boca en la Superliga. Algo que nunca imaginó, ni cuando soñaba en su Concordia natal con ser jugador de primera división. "Este momento es gracias a mis compañeros, ellos son los que me brindan la tranquilidad y la confianza para rendir lo mejor posible en lo personal", lanza Leo, con su aura pueblerina, apenas arranca la charla con la nacion.

Para muchos, su aparición representa una grata novedad en el fútbol argentino, carente de laterales que se proyecten con criterio. Para otros, es una bocanada de aire fresco en medio de tantas falacias que anuncian la extinción de los N° 4. Sin embargo, para los hinchas de Talleres, esos que peinan canas, la figura de Leonardo Godoy es una evocación nostálgica de futbolistas como Humberto Váttimos o Eduardo Astudillo. "Me llena de orgullo que valoren mi trabajo y me pongan a su altura de glorias del club, pero todavía tengo mucho por aprender y darle a Talleres".

–¿Cuál es la principal virtud que tiene Talleres?

–Somos un grupo que está convencido de lo que quiere, entrenamos y afrontamos cada partido como si fuese una final. El mensaje que baja el técnico es claro y el momento anímico que vivimos nos ayuda a ejecutar la idea más fácil. Estar cerca del puntero, Boca, ilusiona, entusiasma…

–¿Cómo sobrelleva el grupo la ilusión de salir campeones?

–Hablamos de la posibilidad que tenemos de quedarnos con el título. Estamos ilusionados y con muchas ganas de darle pelea a Boca . Desde un principio nuestro objetivo fue clasificarnos a una Copa, pero estar a tan pocos puntos (seis) del puntero nos genera mucha ilusión. Al mismo tiempo, tenemos la tranquilidad de que estamos haciendo una campaña muy buena y que todo lo que venga será ganancia extra.

–¿Qué tan determinante es el partido con Boca?

–Es determinante para nuestras aspiraciones de pelear el título. Si hacemos un buen partido en la Bombonera quedamos a tres puntos. ¡Cómo no ilusionarse!. Talleres no tiene nada que perder, la presión es de Boca.

Leonardo Godoy
Leonardo Godoy Fuente: LA NACION - Crédito: Diego Lima

En el fútbol, tener velocidad es gravitante. Y utilizarla con inteligencia, mucho más. Godoy es de esos laterales que reúne las dos condiciones y las potencia con su talento. Marca, juega y se proyecta con igual criterio. Es un escollo permanente para los atacantes rivales y una daga cada vez pisa el área contraria. Sus piernas flacas, cuando se lanzan al ataque, son capaces de alcanzar picos de 34 kilómetros por hora.

El buen presente del pibe nacido en Concordia, Entre Ríos, tiene a Frank Kudelka como gran responsable. Cuando el lateral jugaba en Atlético de Rafaela, fue el propio técnico quien le propuso mudarse a Córdoba para jugar en la T, ya que lo vio como un intérprete perfecto para su plan de juego. "Es muy completo", suele decir el DT sobre el entrerriano y por el que Talleres desembolsó 800 mil dólares por el 80% de su ficha.

–¿Cuánto te potenció Kudelka?

–Darío me brindó la confianza necesaria para que hoy disfrute de este momento. Cuando un jugador se siente respaldado por el técnico es más fácil potenciar las cualidades. Y el juego ofensivo de Talleres ayuda mucho a mostrar mi mayor virtud, que es la velocidad para buscar la pelota al espacio vacío.

–¿En qué debés seguir mejorando?

–En la terminación de la jugada, encarar mejor en el mano a mano ofensivo para generar un buen desborde. Muchas veces, la velocidad me lleva a que no decida bien. Mi viejo me dice que tengo que aprender a ser más egoísta y animarme a patear más al arco.

–¿Qué sentís cuando escuchás a técnicos decir que al fútbol argentino le faltan laterales?

–Es algo preocupante para los laterales que haya técnicos que nos desconozcan. Hay muchos laterales en el futbol argentino que vienen haciendo las cosas bien y que están a la altura de las exigencias. En lo personal, me da más fuerzas para seguir trabajando y demostrando.

Godoy se hizo lateral por Víctor Bottaniz, entrenador de inferiores de Atlético de Rafaela: "Me dijo que jugara de ‘4’ porque me iba a ir mejor que de volante central. Al principio, al no estar tan a gusto con la posición, prefería no atacar. Pero con el tiempo me solté y pasé de jugar en la liga local al equipo de primera ", comenta Leo, quien se inició en el baby fútbol a los 8 años en Concordia, luego siguió en Salto Grande y fue a una prueba en Vélez, pero no pudo quedar.

"Yo siempre quise ser futbolista. Pero cuando me rechazaron en Vélez no me puse mal, porque mi sueño era debutar en la primera de Salto Grande. No me importaba otra cosa. Terminaba la práctica y me quedaba dando vueltas al costado de la cancha para ver si faltaba alguno en la primera y me llamaban", recuerda Leo, el único varón de los cuatro hijos que tuvieron Paula y Juan Leonardo, un fletero que a los 52 años sigue jugando al fútbol en el club Regatas de Concordia.

La calma con la que habla y cuenta su pasado Godoy contrasta con el momento de esplendor que transita en Talleres. Entiende que el buen momento que atraviesa –dentro y fuera de la cancha– radica en la simpleza y el esfuerzo. Sueña poco y piensa mucho. Prefiere evitar los excesos. "Es fundamental mantener los pies sobre la tierra y no marearse con lo que dicen de uno. Hoy por hoy me debo a Talleres y quiero seguir creciendo acá. Me encantaría disputar la Copa Libertadores y jugar en la selección", sostiene Leo, quien confiesa que "el brasileño Dani Alves es un ejemplo a seguir, un crack total".

–¿En este tiempo te ilusionaste con ser llamado para integrar la selección?

–Me puse contento de que se me nombrara. Pero traté de no crearme falsas expectativas porque fue una simple mención periodística. Ojalá que algún día se dé. Estar en la selección sería un salto de calidad en mi carrera.

–¿Si jugaras en Boca o en River te sería más fácil llegar a la selección?

–Sí, aunque soy consciente que con trabajo y buenos rendimientos en Talleres o donde me toque estar la chance va a llegar. Soy chico todavía y tengo mucho por recorrer y aprender.

El gran momento que vive el lateral entrerriano es motivo de referencia en Córdoba. Retenerlo para la segunda mitad de año será un desafío difícil para el presidente del club, Andrés Fassi. Por lo pronto, en medio de tantos elogios, Leonardo Godoy piensa y sueña en Talleres. "Yo estoy enfocado en el partido del domingo contra Boca y en la posibilidad de hacer historia con Talleres. Después se verá..."

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.