0

Majestuosa, impactante, esperada

Pablo Gorlero
Pablo Gorlero LA NACION
0
31 de marzo de 2018  

Allá por la década del 90, todo aquel que pasaba por Nueva York recibía la recomendación de no perderse Sunset Boulevard. Pero más allá de sus virtudes artísticas, el consejo estaba vinculado a la espectacularidad de la puesta. Tan impresionante era que, a pesar del éxito, la producción la mantuvo en cartel algo más de dos años nada más ya que era imposible recuperar los costos. Por ese motivo, durante años, no se volvió a reponer. Hasta que en los últimos años, los autores decidieron ceder los derechos solo de la obra, sin la puesta en escena.

Así fue como eso posibilitó que la gran Glenn Close pueda volver a encarnar a Norma Desmond, en medio de andamios y pasarelas. "¡Norma Desmond! ¡Usted fue enorme!", le dice Joe Gillis cuando ella hace su aparición. A lo que Norma responde: "Yo soy enorme. Las películas son las que se volvieron pequeñas". Cada vez que Glenn Close decía esa frase, el teatro bramaba. Ella misma no se cansó de repetir que se sentía bendecida porque la vida le haya dado la oportunidad de encarnar semejante papel.

¿Cómo Valeria Lynch no va a sentir que toca el cielo con las manos? Si este rol que pone en su voz algunas de las canciones más bellas que dio el teatro musical, exige además un trabajo interpretativo inmerso, entre la fascinación y la locura, entre la ternura y la brutalidad. En el caso de Glenn ponía a prueba su capacidad vocal para encarnarla. Valeria deberá poner a prueba su capacidad actoral, tal como lo hizo alguna vez en El beso de la mujer araña y dejó a todos sorprendidos. Lo mismo ocurre con papeles tan deliciosos como el de Joe Gillis y el de Max. Mariano Chiesa y Rodolfo Valss, ya demostraron con creces estar a la altura de semejante desafío.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.