El rebrote de violencia en la frontera de Gaza e Israel pone en alerta a la región

Soldados israelíes lanzaron gases lacrimógenos para dispersar la protesta en la frontera con G
Soldados israelíes lanzaron gases lacrimógenos para dispersar la protesta en la frontera con G
En los enfrentamientos con el ejército israelí por lo menos 15 palestinos murieron y más de 1400 resultaron heridos; fue el día más sangriento en la Franja desde 2014
(0)
31 de marzo de 2018  

CIUDAD DE GAZA.- El conflicto permanente entre israelíes y palestinos recrudeció ayer con el estallido de violentos enfrentamientos en la frontera entre Gaza e Israel, donde por lo menos 15 palestinos murieron y más de 1400 resultaron heridos, en el marco de una marcha por el derecho al regreso de los refugiados palestinos.

Los choques se produjeron a escasos metros de la valla que separa el aislado enclave palestino del sur de Israel, fuertemente protegida por tropas del ejército, que utilizaron gases lacrimógenos y armas de fuego para hacer retroceder a miles de jóvenes que se desprendieron con furia del grueso de la marcha. Denominada la "Gran Marcha del Retorno", fue el día más sangriento en Gaza desde la guerra entre Israel y Hamas en 2014. Según estimaciones locales, participaron unas 30.000 personas en cinco puntos de la frontera.

El Ministerio de Salud palestino indicó que al final de la jornada hubo muertos y más de 1400 heridos por municiones de guerra, balas de acero revestidas de caucho y gases lacrimógenos lanzados por los soldados en diversos puntos de la valla.

Las autoridades palestinas -y en solidaridad también el gobierno de Turquía- acusaron a las fuerzas armadas israelíes de hacer un "uso desproporcionado" de la fuerza. La Liga Árabe calificó la actuación del ejército de "salvaje". En tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU realizaba anoche una reunión informal para discutir la crisis.

Los palestinos, que pedían por el derecho de los refugiados a regresar a territorios del actual Israel, se habían reunido en cinco zonas a lo largo de la frontera de 65 kilómetros, donde levantaron carpas para participar en una protesta que se extendería por seis semanas.

Las familias llevaron a sus hijos a los campamentos ubicados a solo cientos de metros de la barrera que separa a las fuerzas de seguridad del enclave gobernado por el grupo islamista Hamas. Miles de jóvenes rompieron filas y, desoyendo el llamado de los organizadores y las advertencias del ejército israelí, se acercaron al borde de la valla.

Los manifestantes quemaron gomas y lanzaron piedras y bombas incendiarias a las tropas fronterizas, que según admitió el ejército israelí respondieron "con medios de dispersión de disturbios y disparos contra los principales instigadores".

Las fuerzas de seguridad también usaron drones para lanzar gases lacrimógenos a lo largo de la frontera, una de las primeras veces que los mandos militares israelíes recurren a esa tecnología en una operación aérea de represión armada. Más tarde, pasados los choques con los manifestantes, Israel bombardeó con tanques y aviones tres posiciones de Hamas en Gaza.

El movimiento de protesta exigía el cese del bloqueo a Gaza y el "derecho al regreso" de refugiados a las ciudades y los pueblos que sus familias debieron abandonar tras la guerra de 1948, cuando se creó el Estado de Israel. Ayer se conmemoraba en ese contexto el Día de la Tierra, el homenaje anual a seis árabes-israelíes caídos en 1976 en marchas contra esa masiva confiscación de tierras.

Millones de palestinos viven en campos de refugiados en Gaza, Cisjordania y los países vecinos con el sueño nunca sepultado de regresar a las tierras perdidas, uno de los temas más complejos cada vez que vuelve a plantearse recomenzar las negociaciones entre las partes por un elusivo acuerdo de paz.

Las seis semanas de protesta fueron oficialmente convocadas por la sociedad civil palestina, pero Hamas dio su respaldo y afirmó que se aseguraría de que nadie se acercara peligrosamente a la frontera. Según Israel, algunos de los manifestantes baleados eran militantes de esa organización. "Durante el ataque, dos terroristas se acercaron a la valla de seguridad y dispararon contra soldados israelíes", señaló el ejército.

Desde 2008, Israel y Hamas se enfrentaron en tres guerras en el enclave palestino, donde rige desde 2014 un tenso alto al fuego. En la antesala de las protestas que comenzaron ayer, el ejército israelí afirmó que había desplegado importantes refuerzos en la frontera para impedir infiltraciones durante la Pascua.

Varias horas antes de los enfrentamientos, un agricultor palestino murió por el proyectil de un tanque israelí en el sur de Gaza.

"La dirección de Hamas juega con sus vidas", escribió en árabe el ministro de Defensa israelí, Avigdor Lieberman, en un mensaje dirigido a los residentes de Gaza. "Todo aquel que se acerque a la valla se pondrá en peligro. Les sugiero que sigan con sus actividades diarias y no participen en una provocación", advirtió.

El estatus de Jerusalén es otro importante punto de crispación entre los dos bandos enemigos, más aún desde que el presidente Donald Trump decidió reconocer recientemente la ciudad -sagrada para las tres religiones monoteístas- como capital de Israel, quebrando el consenso internacional que da lugar a las reivindicaciones palestinas.

Las cinco zonas de los enfrentamientos

Otro día de violencia en la frontera entre Israel y Gaza

Vallas

Más de 30.000 palestinos se reunieron en cinco zonas a lo largo de una frontera vallada de 65 kilómetros entre Gaza e Israel, donde levantaron carpas para participar en una protesta que se extendería por seis semanas

Campamentos

Las familias palestinas llevaron a sus hijos a los campamentos, a solo cientos de metros de la barrera que separa a las fuerzas israelíes del enclave gobernado por Hamas; muchos jóvenes ignoraron los pedidos para que se mantuvieran alejados de la frontera

Agencias AFP, AP, ANSA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.