0

Independiente: los abusadores captaban víctimas en las redes

Los acusados buscaban los perfiles de Facebook e Instagram de los futbolistas juveniles para intentar un acercamiento; analizan las cuentas de más de 120 potenciales damnificados
Los acusados buscaban los perfiles de Facebook e Instagram de los futbolistas juveniles para intentar un acercamiento; analizan las cuentas de más de 120 potenciales damnificados
Gustavo Carabajal
0
31 de marzo de 2018  

"Hola, crack". "Qué facha tenías hoy". Así comenzaban los diálogos escritos en las redes sociales por algunos de los siete imputados de captar futbolistas de las divisiones inferiores de Independiente para tener sexo con ellos a cambio de dinero. Esas frases se replican en más de 120 perfiles de Facebook e Instagram que corresponden a potenciales víctimas y que son analizadas por los investigadores que buscan dar con los integrantes de la red de pedofilia que operaba alrededor de clubes de fútbol.

Hasta el momento, en la fiscalía de Avellaneda que investiga los abusos en la pensión de Independiente declararon siete menores que fueron víctimas de la red de pederastas. A partir de las declaraciones de al menos 70 testigos se abonó la hipótesis de que existirían otros trece chicos que también fueron víctimas de los abusos.

No obstante, a medida que el caso se replicó en las redes sociales aparecieron comunicaciones y diálogos de los imputados con más de cien menores, fuera del ámbito de la pensión de Independiente. Así, las frases "Hola, crack" o "Qué facha tenías hoy" eran usadas como carnada por los imputados que salían a cazar a sus víctimas a través de distintas redes sociales.

Esas frases eran usadas para llamar la atención de las víctimas y se repitieron en varios de los 120 perfiles de Facebook en los que se hicieron capturas judiciales de pantallas. A partir de este patrón de conducta, los investigadores comenzaron a tratar de identificar a los jóvenes a los que pertenecen esos perfiles con el fin de establecer si alguno de ellos fue también víctima de abuso.

Al trascender que los imputados habrían buscado víctimas entre futbolistas de las divisiones inferiores de siete clubes de Primera, se especuló con que podría haber 500 víctimas de la red. Pero este rumor fue desmentido por la fiscal María Soledad Garibaldi, en declaraciones a LN+ .

Ayer, la policía bonaerense apresó a dos de los sospechosos que tenían pedidos de detención dictados por el juez de Garantías de Avellaneda, Luis Carzoglio, a pedido de la fiscalía. Estos detenidos fueron identificados como Alejandro Carlos Dalcin y Juan Manuel Díaz Vallone. En los últimos días habían sido detenidos el relacionista público Leonardo Cohen Arazi, el árbitro Martín Bustos y Silvio Fleyta.

Ayer, el ámbito de la investigación salió de la pensión de Independiente y pasó a siete complejos de canchas de fútbol situadas en Gerli, Remedios de Escalada y Lanús, donde Díaz Vallone organizaba torneos de fútbol amateur.

Los cinco detenidos fueron acusados de su presunta responsabilidad en abuso de menores en concurso con corrupción de menores.

Mientras que el sexto apresado fue imputado de encubrimiento agravado debido a que, según una testigo, rompió a martillazos el celular del árbitro Bustos minutos antes que la policía lo detuviera en una casa del Talar de Pacheco.

Por ahora, los investigadores lograron determinar que los cinco apresados serían quienes buscaban a los menores futbolistas y les pagaban para que tuvieran sexo con ellos. Esto significa que se trata de un grupo de personas que usaba las redes sociales para cazar a sus víctimas, a las que les pagaban entre $800 y $2500 para que tuvieran sexo oral. La moneda de cambio también eran prendas de vestir y botines. A un chico le dieron, incluso, el pasaje para que viaje al interior a visitar sus padres. Aún no fue establecido el vínculo entre los detenidos.

El único punto en común entre ellos es un papel en el que figuran los números de los teléfonos. El segundo lugar en la lista corresponde a Cohen Arazi, quien figura como "Leo de Palermo".

Los contactos claves

Arazi, exjefe de prensa del empresario Ricardo Fort y de integrantes del programa Gran Hermano, fue indagado ayer durante la madrugada. Declaró durante dos horas. Se defendió y explicó algunas situaciones que lo comprometían. También contestó algunas preguntas. Sobre Arazi pesa la acusación de los presuntos abusos y la corrupción de menores. Ninguno de los detenidos fue acusado con la figura de facilitador.

Según fuentes de la investigación, la clave para determinar si había vínculos entre ellos está en el celular del árbitro Bustos. La recuperación de la información que contenía el teléfono quedó a cargo de los peritos de la División Cibercrimen de la policía bonaerense. Mientras que los técnicos del Cuerpo de Investigaciones Judiciales de la Fiscalía General porteña colaboraron con el análisis y cruce de las actividad en las redes sociales de los acusados con los perfiles de las potenciales víctimas.

Del abanico de sospechosos, falta detener a un representante de futbolistas juveniles, dueño de una casa de San Isidro, donde se concretaron encuentros sexuales.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios