De los lectores: cartas & e-mails

(0)
1 de abril de 2018  

Carta de la semana

No es el país, somos nosotros

El ministro Aranguren tiene 63 años. Como yo, nació terminando la segunda presidencia de Perón. Por lo tanto, vivió las presidencias de Frondizi, Illia, Onganía, Lanusse, Cámpora, Perón, Isabel, Videla, Viola, Galtieri, Bignone, Alfonsín, Menem, De la Rúa, Duhalde, Kirchner, Cristina y ahora la de Macri, dejando de lado a uno que otro presidente menos significativo. Seguramente, recordará el triunfo del brillante doctor Frondizi y que apenas 14 años después los argentinos votamos para que eventualmente Isabel terminara siendo nuestra presidenta. También recordará que un día votamos a Illia y que en 1978 el pueblo comparaba al genocida Videla con la simpática Pantera Rosa. O como el pueblo festejaba extasiado los discursos de Perón desde el balcón y pocos años después festejaba los de Galtieri desde ese mismo balcón. Recordará la emoción que nos llenaba el pecho al escuchar el preámbulo de la Constitución recitado por Alfonsín y el cinismo kirchnerista al designar funcionarios y amigos para depredar al Estado. Cómo olvidar a la economía en manos de Rapanelli, Cavallo y Fernández (con Menem) y pocos años después en manos de Moreno y Kicillof. Sin mencionar al corralito delarruano y a la pesificación asimétrica duhaldista. Imposible no recordar que un día otorgamos a Cristina Kirchner el 54% de los votos y que cuatro años después el 52% a Macri? para que hiciera todo lo contrario.

Le preguntan al ministro Aranguren si confía en el país y por qué no trae sus inversiones del exterior. En una de esas le pasa como a mí, que confío en mi país, pero no confío en nosotros como electorado.

Asumámoslo : no es el país, somos nosotros. Somos el electorado más volátil del universo. Y así nos va. He mencionado a 18 presidentes que nos han gobernado en los últimos 63 años, y es imposible hallar en dos de ellos un par de coincidencias (una coherencia) a la hora de administrar el país. O al menos como para distinguir un rumbo.

Sería bueno que entendiéramos que antes de pedir confianza en nosotros y en nuestro país, nos deberíamos pedir una profunda reflexión, y tener patriotismo y seriedad a la hora de emitir nuestro voto.

Gustavo A. Ramallo

gustavoramallo@gmail.com

Hagámoslo por ellos

El 2 de abril de 1982, en un operativo militar conjunto, impecable desde el punto de vista profesional, se recuperó el irredento suelo patrio de Malvinas. El capitán Pedro Edgardo Giachino se erige en el primer héroe. El país se puso de pie y produjo lo que parecía imposible, la unión de los argentinos tras un objetivo común. Esta fecha, un hito en la defensa de la soberanía argentina en los tiempos modernos, debe actuar de acicate en todos nosotros. La concordia y la paz debe primar, es una deuda para con nuestros combatientes, aquellos que yacen en la tundra malvinense, en el Mar Argentino y a los que vemos desfilar con orgullo en cada acto, en cada rincón de nuestra querida patria.

Gloria y honor a nuestros héroes, a nuestros bravos combatientes. Que su sacrificio no sea en vano, sino el punto de partida de una Argentina justa y soberana y fundamentalmente unida en pos de un objetivo común.

Pedro Pablo Farías

DNI 11.420.597

Estatus del embrión

En el actual debate sobre el aborto se plantean algunas preguntas fundamentales, por ejemplo: ¿cuál es el momento del inicio de la vida? ¿Cuál es el estatus de embrión? Durante los últimos 33 años de mi vida he sido fundador, luego director y actualmente integrante de un Centro de Reproducción Asistida y me enfrento cotidianamente con estos dilemas. Esto me permite dar una respuesta calificada en los aspectos biológicos. Lo ético es solo personal. El comienzo de la vida no es un instante en el tiempo sino un continuado que se inicia con la penetración del óvulo por el espermatozoide y la inmediata respuesta de este preparando la maquinaria para unir ambas informaciones genéticas. Ambas células progenitoras están vivas, pero de su unión surge un nuevo ser diferente. Si esto se completa correctamente, el zigoto (óvulo fecundado) comienza a dividirse en pocas horas y lo hará de manera continuada hasta llegar, a los 5-6 días, a ser un blastocisto listo para implantarse en el útero. De este proceso elemental he visto nacer a miles de niños que se desarrollan en personas como yo. De aquí que desarrollé un intenso respeto y cuidado por ese embrión temprano, probablemente el ser más desprotegido de la especie humana, que tiene un gran potencial de ser una persona, salvo que yo se lo impida. Como consecuencia, este intenso respeto se extiende al embrión implantado en el útero, que tiene aún mayores posibilidades de ser una persona nacida salvo que su madre elija impedírselo mediante el aborto.

Dr. Jorge A. Blaquier

jmblaquier@gmail.com

Las críticas al Papa

Desde hace tiempo se observan en el país crecientes críticas al Papa. Lo alarmante es que algunas surgen de católicos practicantes, que se sienten desorientados y lo que es peor hasta defraudados por algunas actitudes de Francisco. Se dice: ¿Cómo puede ser que reciba con una amplia sonrisa a determinadas personas? ¿Cómo es posible que les mande rosarios a presos sospechados de delincuentes? El Papa es peronista. El Papa es el jefe de la oposición. Mientras tanto, ¿qué nos dice Jesús sobre esas cuestiones que se le critican al Papa? Mateo: 5.7 Felices los misericordiosos. 5.44. Amen a sus enemigos. 6.14. Si perdonan sus faltas a los demás, el Padre que está en el cielo también los perdonará a ustedes. 18.21-22. Jesús le respondió a Pedro: Debes perdonar hasta setenta veces siete. Lucas: 6.36-37. No juzguen y no serán juzgados, no condenen y no serán condenados, perdonen y serán perdonados.

Hay conceptos que se repiten en estas citas: amar a los enemigos, no condenar, tener misericordia, no juzgar, perdonar siempre. Estas enseñanzas de Jesús son tan fáciles de comprender como difíciles de aplicar en la vida diaria. El Papa, con sus actitudes, cumple rigurosamente con los preceptos evangélicos. Esto naturalmente nos sacude, nos molesta y nos produce incomodidad. Creo que es bueno que nos preguntemos: quién nos sacude; ¿el Papa o Jesús? Si hacemos un sincero esfuerzo por contestar esta pregunta, no solo comprenderemos las actitudes del Santo Padre, sino que lograremos un notable crecimiento espiritual. Debemos estar agradecidos y orgullosos de nuestro Papa argentino.

Eduardo A. Aguilar

DNI 4.430.387

Desde la cárcel

A menudo se informa en los medios que delincuentes peligrosos, piratas del asfalto, líderes de organizaciones narcos, asaltantes con condenas varias dirigen desde la cárcel negocios de la droga y organizan otros hechos de violencia. Esto es incomprensible, ya que lo único que habría que hacer es tener a esos siniestros personajes aislados dentro de su lugar de detención y absolutamente incomunicados, sin posibilidad alguna de acceder a teléfonos u otro medio de comunicación con el exterior. Es evidente que si no hay decisión política de hacerlo existe una manifiesta complicidad de parte de quienes tienen la posibilidad de hacer posible esa decisión. Y continuarán los malos haciendo su fiesta aun encerrados.

Carlos Herrero

DNI 4.530.221

Celular en el Colón

En la noche del miércoles pasado, durante el hermoso concierto coral en el Colón, un señor sentado en primera fila, mientras la soprano y la mezzo cantaban justo delante de él en el escenario, sin ningún disimulo mandaba mensajitos de texto y hablaba con la persona sentada a su lado. ¿Estaría aburrido? ¿No disfrutaba del espectáculo o se equivocó de sala? No solo los celulares deben permanecer apagados, sino que en previsión de faltas de educación semejantes no tendrían que ser admitidos en las salas de espectáculos.

Sylvie Garnier

DNI 9.3342.767

Billetes escritos

Solicito a las autoridades del Banco Central la puesta en vigencia de una resolución por la cual se dé plazo para la salida de circulación de billetes que contengan escrituras, signos o dibujos hechos en tinta y que no sean los de su diseño original. Previo a esa fecha límite obviamente deberá fijarse una fecha tope para realizar con esos billetes transacciones comerciales entre privados. Por supuesto que con esa acción no vamos a darle mayor valor a nuestra moneda pero, al menos, al no estar pintarrajeados o escritos, ayudaremos a que los billetes tengan otra imagen y no hablen, de algún modo, de lo poco que valoramos nuestros símbolos. Hay que tener presente que un billete es un activo que pertenece a todos y su poseedor temporario no es más que eso, un simple tenedor de algo que es de todos.

Alberto Pintos Morel

DNI 14.416.879

Plaza sin luz

Hace quince días inauguraron la plaza ubicada en Suárez e Isabel la Católica. Todo bien, pero no tiene luz.

Adrián Masu

DNI 12.088.233

En la red

Semana Santa: 2 millones de personas copan los destinos turísticos del país

"Menos mal que no se llega a fin de mes con este gobierno, porque sino me imagino lo que sería el fin de semana largo" -Juan Antonio García

"Si somos 46.000.000 millones de personas,el porcentaje que viaja es mínimo" - Daniel Pereyra

"Desde Samborombón, ya iban a paso de hombre en fila doble" -Celia Isabel Miño

"Dos millones de 44 no es nada, son siempre los mismos los que se van de vacaciones y ahora se notó más porque solo son cinco días y vacacionaron dentro del país, si no se van a Brasil, Miami" -Fabiana B. Abbate

Los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.