0

Rusia exige la salida de más diplomáticos británicos

Londres deberá sacar otros 50 miembros de su personal por el caso del exespía envenenado
0
1 de abril de 2018  

MOSCÚ.- Las embajadas de Rusia en Londres y de Gran Bretaña en Moscú se van quedando cada vez más vacías desde la crisis desatada tras el envenenamiento de un exespía ruso en Inglaterra, un mes atrás. La disputa se agravó ayer con el ultimátum del gobierno de Vladimir Putin para que los británicos recorten más de 50 puestos de sus sedes diplomáticas.

Más de 100 diplomáticos rusos fueron expulsados por varios países, incluidos 23 de Gran Bretaña, a consecuencia del ataque del 4 de marzo pasado con un agente tóxico de categoría militar al exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia, que estaba de visita en la casa de su padre en la ciudad de Salisbury.

Londres afirma que Moscú estuvo detrás del ataque a los Skripal, el primero de ese tipo conocido en suelo europeo desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Para Rusia, que rechaza las acusaciones, todo el incidente es un montaje de la inteligencia occidental, una trama para aislar a Moscú en la arena de la diplomacia internacional.

Rusia respondió a Londres con la expulsión de 23 diplomáticos británicos, en un ojo por ojo que la dejaba a mano con el Foreign Office. Pero subió la apuesta y ahora exige un recorte más importante de los británicos, una reducción equitativa que dejaría a las dos delegaciones con el mismo número exacto de miembros en sus respectivas sedes diplomáticas.

Una vocera del Foreign Office dijo que la medida rusa era "lamentable", sin precisar cuántos diplomáticos se verían afectados. Rusia, que anteayer convocó al embajador británico para formular la exigencia de manera oficial, precisó ayer que se le notificó sobre un recorte de más de 50 personas.

"Pedimos paridad. Los británicos tienen 50 diplomáticos más que los rusos", dijo la vocera de la Cancillería, Maria Zakharova.

Moscú exigió además una explicación oficial por el registro de un avión de pasajeros ruso en Londres, sin mayor justificación, y dijo que se reservaba el derecho de tomar medidas similares contra las aerolíneas británicas en Rusia. El hecho tuvo lugar anteayer en el aeropuerto internacional de Heathrow, con un avión de Aeroflot, y según la embajada rusa se trató de una "provocación flagrante".

"Después de que terminó la búsqueda, los funcionarios británicos se negaron a proporcionar ningún documento escrito que especificara los motivos de sus acciones, su base legal y su resultado", dijo la embajada rusa. Y agregó que era otro eslabón de la "política hostil" que se está practicando con Rusia.

El gobierno británico despachó el asunto como una cuestión de rutina, aunque el incidente tuvo una clara reminiscencia de la acusación de Londres de que el gas usado contra Skripal fue fabricado en laboratorios rusos y traído de manera clandestina al país .

"Es rutina registrar aviones para proteger a Gran Bretaña del crimen organizado de aquellos que intentan traer al países sustancias dañinas como drogas o armas de fuego", dijo el ministro de Seguridad británico, Ben Wallace.

Negado hasta el momento cualquier intento de cooperación para investigar el caso Skripal, el gobierno británico dijo ayer que estaba considerando, conforme con sus "obligaciones bajo leyes nacionales e internacionales", el pedido de Rusia para entrevistar a Yulia en su hospital en Londres.

En Washington, en tanto, unas 50 personas, entre diplomáticos y familiares, partieron en dos aviones dispuestos por el gobierno de Putin para regresarlos al país, en una mudanza que tuvo su réplica exacta con los funcionarios norteamericanos en Moscú.

Agencias AFP, AP y Reuters

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.