0

Un fallo avaló la tenencia de 10 pastillas de éxtasis

Fue sobreseído un empresario que había sido detenido al ingresar con drogas en una fiesta
Gabriel Di Nicola
0
1 de abril de 2018  

J.M.F. es un empresario de 45 años que a mediados de octubre pasado había ido a una fiesta electrónica en el complejo Mandarine Park, en Costanera Norte. Con un grupo de amigos había comprado entradas para una mesa VIP. Pero no llegó a disfrutar ni un minuto del show. Apenas bajó de su automóvil fue interceptado por personal de la Policía de la Ciudad que le secuestró una bolsa con diez pastillas de éxtasis. Estuvo preso varias horas, acusado de infracción a la ley de estupefacientes. Pero, finalmente, fue sobreseído después de que la Justicia declarase inconstitucional el artículo de la norma que reprime la tenencia de droga para consumo personal. La resolución, firmada por el juez federal Sebastián Casanello, se conoció en las últimas horas, pero tiene fecha del 5 de este mes.

"Se determinó que la tenencia de diez pastillas de éxtasis, guardadas en el bolsillo de un pantalón -incluso si el imputado se encontraba ingresando a un evento de música electrónica-, no se considera cantidad suficiente como para que sea un indicio de que el fin de la tenencia era la comercialización", sostuvo Fernando Lirman, abogado defensor del imputado.

En su declaración indagatoria, el acusado explicó que tenía entradas para una mesa VIP para él y cuatro amigos. Él, sostuvo, era el encargado de comprar las pastillas de éxtasis para todo el grupo. Afirmó que se las adquirió a una persona que estaba en la fila general para ingresar en Mandarine Park y que su intención era tomarse una pastilla dentro del auto antes de ir a la fiesta, dejar otra para la próxima rave y las demás eran para sus amigos, pero que apenas estacionó le golpearon el vidrio polarizado y lo obligaron a bajarse del vehículo. Relató que el personal policial le sacó un papelito con las diez pastillas de éxtasis que llevaba en su bolsillo. J.M.F. afirmó que las pastillas eran para consumo personal de él y sus cuatro amigos.

"Cuando hablamos de tenencia de drogas para consumo personal estamos hablando de una acción privada que por ser autorreferente y no dañar los derechos o bienes de terceros no puede ser objeto de persecución penal, a no ser de un modo inconstitucional", explicó Casanello en su resolución, a la que tuvo acceso LA NACION.

Para Lirman, el fallo es relevante jurídicamente porque "afirma que quien consume drogas nunca causa un daño concreto a la salud pública ni a terceros por el solo hecho de hacerlo, mientras sea algo relativo a su privacidad y o intimidad. Pero en cambio esto sí ocurre cuando la droga se tiene con fines de comercialización".

Casanello explicó que la discusión referente a la constitucionalidad de la figura que sanciona penalmente a quien se encuentra en posesión de sustancias estupefacientes destinadas al consumo personal sigue vigente a pesar del fallo Arriola.

El denominado fallo Arriola es una acordada de la Corte Suprema de Justicia de la Nación de 2009 sobre una persona que había sido detenida con un cigarrillo de marihuana. Los jueces del máximo tribunal declararon la inconstitucionalidad de la pena de la tenencia para el consumo personal y en privado, y exhortaron a los demás poderes del Estado a fijar políticas contra el tráfico ilícito de estupefacientes.

"La controversia permanece anclada en el tradicional tironeo entre el ámbito de privacidad y libertad personal de los individuos -tutelado por el artículo 19 de la Constitución Nacional y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos- y el poder punitivo, como dispositivo de control. A mi criterio, no hay forma de compatibilizar la represión de la tenencia de drogas para consumo con los postulados de nuestra Constitución y los que emergen del sistema internacional de protección de los derechos humanos", se sostuvo en la resolución.

Para el abogado del empresario sobreseído, con el fallo se demuestra que "la tenencia para consumo, aun en un lugar público, mientras sea una conducta de la intimidad del imputado, no puede ser considerada delito".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.