Moyano: "Estamos tranquilos, nosotros hicimos la denuncia"

Los dirigentes del club de Avellaneda tomaron contacto con los padres de los juveniles
Rodolfo Chisleanschi
(0)
1 de abril de 2018  

Independiente quedó en el centro del escándalo al detectarse una red de pedófilos que captaba a futbolistas de sus divisiones juveniles. Para las autoridades del club de Avellaneda la situación es preocupante, porque afectó a chicos que viven en su pensión, pero consideran que cumplieron con su función de tutelaje al detectar los casos por el trabajo de los profesionales que acompañan a los jugadores y que, una vez enterados de la situación, dieron intervención a la Justicia. "Estamos tranquilos, hicimos la denuncia; esperamos que se actúe rápido para terminar con esta desgracia", comentó ayer Hugo Moyano, el presidente de Independiente.

Los dirigentes de Avellaneda utilizaron los últimos días para contener a los padres de los adolescentes que integran los equipos de las categorías menores. Los referentes del club ya se pusieron en contacto con todas las familias. Afirman que no hubo padres que decidiesen retirar a sus hijos tras conocerse los casos de corrupción de menores, causa que por el momento no tiene a dirigentes o trabajadores del club como sospechosos.

"El club puso todo a disposición de la fiscalía", comentó ayer Héctor Maldonado, el secretario general de Independiente. Y agregó en diálogo con la nacion: "Cuando supimos de estos casos, hicimos la denuncia judicial. Queremos que todo salga a la luz".

Las autoridades de Independiente fueron quienes iniciaron la causa penal, pero sus dirigentes aseguran que no están al tanto de lo que ocurre en el expediente. Aunque los trascendidos de lo sucedido con chicos de la pensión de Villa Domínico -al menos siete abusados, según la fiscalía- se escuchaban fuerte anoche en el estadio, mientras el "Rojo" jugaba anoche con Atlético Tucumán.

Maldonado, uno de los dirigentes con mayor relación con Hugo Moyano, resumió el pensamiento colectivo de los dirigentes: "Entendemos que esa red sería más amplia de lo descubierto en el club, incluso superaría al fútbol e incluiría a otros ámbitos".

El movimiento interno en el club de Avellaneda quedó de todas formas conmovido por la situación padecida por algunos de sus jóvenes futbolistas. Incluso el plantel profesional tuvo que adaptarse a la investigación que tiene epicentro en el predio de Villa Domínico, ya que en algunos entrenamientos de esta semana se cambió la rutina para permitir que la fiscal María Soledad Garibaldi y su equipo trabajen todo el tiempo necesario en ese lugar, donde se tomó declaración a más de 70 testigos.

Garibaldi se puso directamente delante de los futbolistas mayores de edad para preguntar y escuchar sus testimonios, algo que los dirigentes de Independiente destacaron como una señal positiva del compromiso de la fiscal con la investigación. Los futbolistas menores dieron sus testimonios contenidos por psicólogos y mediante el uso de cámara gesell para judicializar sus palabras.

Si bien los aspectos deportivos quedan totalmente de lado frente a la magnitud de una causa por corrupción de menores, servirá visualizar los últimos resultados de las categorías juveniles como un posible termómetro para medir el impacto interno de este caso. Apenas unos días después de conocerse las primeras informaciones, jugaron los equipos juveniles de Independiente, con cinco triunfos y un empate. Todas sus categorías llegaron invictas a la tercera fecha que se jugó el jueves pasado. Ese día solo ganaron uno de los seis partidos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.