0

Ricardo Marino: "El clima financiero para la región seguirá siendo benigno"

Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
El CEO del banco Itaú para América Latina cree que EE.UU. sube las tasas por motivos positivos; el gradualismo debería ir más rápido, aconseja
Luis Cortina
0
2 de abril de 2018  

Ricardo Marino, CEO del Banco Itaú Latam y vicepresidente ejecutivo de Itaú Unibanco, pudo demostrar sus condiciones de ejecutivo ágil gracias a los numerosos obstáculos que les plantean las obras de Puerto Madero a quienes transitan por la zona. Varias veces para ir de su hotel a la sede del banco en Buenos Aires usó la bicicleta, afición que lo acerca a varios funcionarios de la administración Macri, igual que su visión de la marcha del país. En una distendida charla con LA NACION, en una visita a Buenos Aires para participar de las reuniones del G-20, dijo que "las condiciones financieras para la región seguirán siendo benignas, más allá de la suba de tasas en Estados Unidos. Pero recomendó a los gobiernos de su país y de la Argentina seguir avanzando en reformas fiscales, con eje en el sistema previsional, para no depender tanto de la deuda externa. Sobre el proceso gradual que aplica el gobierno de Cambiemos, dijo que está bien que no sea una política de shock, pero "debería hacerlo de una forma más rápida y consistente".

-¿Cómo ve el clima económico, en un escenario con alza de tasas de interés en Estados Unidos?

-Estados Unidos está en proceso de suba de las tasas, pero por un buen motivo, que es que la economía está creciendo a un ritmo más fuerte que el esperado. Entonces, está generando empleos y, por lo tanto, no hay necesidad de una política monetaria expansiva. Vemos que las subas de tasas no ocurren porque hay un exceso de inflación, y sí para evitar un potencial riesgo de sobrecalentamiento de la economía. La otra buena noticia es que las economías desarrolladas en general también están presentando un crecimiento robusto. China está creciendo un 6,7%, y es un importante socio comercial para América Latina. Creo que las condiciones financieras para la región seguirán benignas, más allá de la suba de tasas.

-En la Argentina hay bastante preocupación por el endeudamiento externo del Gobierno...

-Puede ser que el financiamiento sea un poco más caro, pero no será más escaso.

-¿Cómo evalúa la evolución del comercio en la región, dadas las medidas de Estados Unidos?

-Diría que la situación actual y el futuro inmediato son distintos en Brasil y en la Argentina. En Brasil, hoy hay un repunte gradual de la actividad económica, tras 11 trimestres de recesión. Los números sugieren una recuperación, que fue del 1% el año pasado y se prevé del 3% este año. Pero para que esto sea sostenible es esencial que el gobierno avance en las reformas fiscales. Es un tema central, una vez que la deuda pública brasileña ya superó el 70% del PBI y la dinámica es que continúe creciendo si no hay reformas. Tengo que reconocer que, con el actual gobierno de transición, hubo importantes progresos y avances en esa dirección. Pero sin una reforma previsional difícilmente el próximo gobierno pueda conseguir cumplir con el techo que se impuso por ley al crecimiento del gasto público.

-¿Cuál es la agenda pendiente del gobierno argentino, en su visión?

-Yo diría que se trata de una reducción de los desequilibrios que aún persisten en el nivel macro, como los déficits fiscal y externo, y el alto nivel que mantiene la inflación. Reducir el déficit fiscal ayudaría al mismo tiempo a reducir el déficit en cuenta corriente y también al Banco Central a estar más cerca de la meta de inflación. Yo diría que el hecho de que la Argentina tenga un nivel bajo de endeudamiento y con liquidez externa favorable es importante dar continuidad, en esta ventana de oportunidad, para garantizar que se pueda hacer de forma gradual, como le gusta al Gobierno.

-Hablando de gradualismo, ¿cree que el Gobierno lo está haciendo bien a este ritmo?

-Lo está haciendo bien, pero debería hacerlo de una forma más rápida y consistente. No en un shock, pero no tan gradual. Lo que hay que decir es que el equipo económico no podía ser de mejor calidad y experiencia nacional e internacional.

-¿Cree que hay interés en los inversores internacionales por activos argentinos o latinoamericanos en general?

-Sí, los mercados tienen demanda por esos activos, empresas que emitan deuda o abran su capital. No obstante los desbalances macroeconómicos que mencioné, hay mucho interés por activos e inversiones en la Argentina. El valor presente de los activos está bastante alto y con mucha TIR para crecer aún.

-¿Itaú está viendo una ampliación aquí con adquisición de otros bancos?

-No necesariamente. Nuestro objetivo es llevar a las unidades de países en los que estamos presentes las mejores prácticas de gestión de servicios que tenemos en Brasil. Y eso no pasa solo por adquisición de nuevas entidades, si no por una mejora continua de calidad de servicios, apalancando mucho en la banca digital, en la que hoy Itaú es uno de los principales bancos. Queremos ocupar el sitio de mejor banco digital en América Latina.

Incógnitas en un año político

Ricardo Marino cree que 2018 será un año muy político para la región y que "el gran partido" se jugará en Brasil en octubre. "Hay mucha incertidumbre" en la presentación de candidaturas el próximo sábado. Marino cree que es "poco probable" que el expresidente Lula se presente, por los problemas judiciales que enfrenta. "Hay que pensar en cómo se van a dividir sus votos entre los otros candidatos".

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.