0

Boca-Talleres. El desahogo de Guillermo: "Ni perder con River me va a cambiar"

El Mellizo gritó el 2 a 1 de Boca con todas las ganas
El Mellizo gritó el 2 a 1 de Boca con todas las ganas Fuente: Télam
0
1 de abril de 2018  • 20:40

Guillermo Barros Schelotto vivió de manera especial el partido con Talleres . Fueron tres semanas complicadas para Boca , en las que vivió la derrota frente a River en la final de la Supercopa Argentina, el agónico empate frente a Atlético, en Tucumán, el receso por la doble fecha FIFA, la visita de un enojado Daniel Angelici al vestuario primero, el apriete de integrantes de la barra brava al plantel este sábado y, finalmente, el dramático 2 a 1 frente a los cordobeses, que le permite al líder ampliar su ventaja en lo más alto de las posiciones de la Superliga .

Pablo Pérez metió con el muslo la pelota y la Bombonera se convirtió en una mezcla de desahogo y euforia. Algunos, con lágrimas en los ojos. Pero otros, como el Mellizo, gritaron, saltaron y corrieron por el campo de juego. El técnico de Boca se convence a través de cada victoria, cada resultado positivo, del rumbo por el cual van juntos él y Boca. Por eso, camino al vestuario, entre emoción y bronca, expuso su felicidad: "Nadie nos supera y un episodio no me va a cambiar. Ni siquiera perder con River", dijo, sin siquiera que el periodista le mecionara la derrota en la Supercopa. "Hace un año y medio que cada partido es el partido para nosotros. Ojalá que este haya sido el del campeonato."

Unos minutos más tarde, llegó la hora de sentarse en la conferencia de prensa para dialogar con los medios y analizar el gran triunfo, tan necesario como fundamental, ante Talleres, el inmediato perseguidor que ahora quedó a 9 puntos de distancia. Más calmo, pero igual de convencido con lo que hace en la semana y el día de los partidos.

"No cometimos errores tácticos en defensa. Ellos tuvieron suerte, porque el gol viene de un rebote que les deja el cabezazo de frente. No me gusta hablar de mí, pero me parece que hicimos un trabajo excelente, lo planeado. Cuando ponemos la pelota al piso podemos ganar el partido", empezó declarando el Mellizo, que no dice la palabra campeón pero es consciente de lo cerca que quedaron del bicampeonato: "Dimos un gran paso".

No me condiciona lo que diga Tevez y él lo sabe. Yo soy el entrenador y el que decide
Guillermo Barros Schelotto

Tanto fue el desahogo que incluso se atrevió a hacerle frente a algunas preguntas apartes de la victoria. Por ejemplo, a lo que había dicho Carlos Tevez hace unos días sobre sus deseos de ser el enganche del equipo, idea que va en contra a lo que pretende Guillermo de él: "No me condiciona lo que diga y él lo sabe. Yo soy el entrenador y el que decide". Y, por otro lado, también les pegó a aquellos ex jugadores de Boca que critican a su equipo, una muestra más de la seguridad que tiene en si mismo y sus hombres: "No me llama la atención. Me quieren dar las soluciones que ellos no tuvieron cuando dirigieron".

Por último, prefirió eludir el tema de la visita de ayer de la barra brava al plantel. Frente a la pregunta obligada, el DT apenas se limitó a decir: "Yo soy el entrenador de fútbol. Habría que preguntarle al de seguridad que los dejó pasar, porque yo la puerta no la abro."

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.