Lucas Pratto tuvo su domingo de resurrección mientras River crece

Lucas Pratto volvió al gol en Florencio Varela
Lucas Pratto volvió al gol en Florencio Varela Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
1 de abril de 2018  • 23:59

River lo necesitaba. Gallardo lo necesitaba. Más que nadie, el propio Lucas Pratto lo necesitaba. Y el delantero millonario tuvo su domingo de resurrección en la mañana de Florencio Varela: fue uno de los puntos más altos del equipo y coronó su tarea con un estupendo derechazo para decretar el 3-1 final. Un gol esperado, muy esperado.

Más allá de que las cifras de su transferencia todavía siguen resonando en el club -se pagaron 11,5 millones de euros por el 100% de su pase, más 1,5 por objetivos, en la compra más cara de la historia de la institución-, su nivel físico y futbolístico no convenció durante sus primeras actuaciones. Aquella situación se sumó a un presente nebuloso de un equipo que recién logró reaccionar en sus últimos tres partidos. Y desde entonces volvió a mostrar signos vitales esperanzadores.

La victoria ante Boca en la Supercopa parece haber sido el puntapié fundacional, el envión para dejar atrás los primeros ocho juegos del semestre en los que se vio un River diluido y confundido. Pero ni en esa reacción inicial Pratto no se destacó; por entonces, fue Scocco el que se llevó todas las luces: gritó el 2-0 en el Superclásico en Mendoza y luego se despachó con un doblete ante Belgrano para ganar 3-1 en la fecha pasada.

River pagó 11,5 millones de euros por el 100% del pase de Lucas Pratto, más 1,5 por objetivos, en la compra más cara de la historia de la institución

Por eso, aunque olía a cuenta pendiente, la actuación de ayer fue una bocanada de aire enorme para el ex atacante de Vélez, que durante 2017 en San Pablo había marcado 14 tantos en 48 partidos. Su indisimulable y enorme sonrisa al gritar su gol, el festejo con el pulgar para arriba que fue furor en Liniers tiempo atrás, y el abrazo con Pity Martínez, su asistidor, dejaron a la vista la felicidad y sel desahogo.

"Arrancamos perdiendo, no nos encontramos, pero lo dimos vuelta y merecimos ganarlo. Sacamos un buen triunfo afuera de casa. Queremos seguir por esta senda de la victoria; después de la final logramos engancharnos bien. Ojalá continuemos con esta racha positiva", declaró Pratto, quien ya le había marcado a Godoy Cruz en el empate 2-2, su otra actuación destacada con nla camiseta riverplatense.

Durante los últimos 13 días sin competencia oficial, el delantero realizó una mini-pretemporada para mejorar su estado físico junto con varios integrantes del plantel. Divididos en grupos, se realizaron cuatro entrenamientos doble turno en los que se hicieron trabajos de fuerza, velocidad y ejercicios físico-técnicos, más tareas de capacidad aeróbica.

Cuando ambas prácticas eran en Ezeiza, aquellos que debían repetir se iban hasta el cercano hotel Holiday Inn para dormir la siesta y regresar por la tarde al predio. Pratto participó de todos ellos y, al igual que la mayoría de los habituales titulares, tuvo descanso el sábado 24 de marzo, cuando River visitó a Universidad de Chile, en un amistoso.

El golazo a Defensa

Más allá de haber convertido ayer su segundo gol en 10 partidos en Núñez (fue titular en ocho ocasiones y lleva 682 minutos jugados), su labor fue más allá de inflar la red: realizó un alto desgaste en la presión a los defensores rivales, asumió la función de pivote para descargar hacia atrás y hacia los costados, y hasta dejó a Mora solo frente al arco con un gran pase tras una jugada colectiva perfecta, pero el uruguayo estrelló la pelota en el travesaño. Eso sí, antes del empate 1-1, desperdició una clara chance tras una pérdida de Defensa en una mala salida desde el fondo.

Finalmente, fue reemplazado faltando doce minutos por el colombiano Rafael Borré y dejó la cancha con cuatro remates (dos al arco, uno rechazado y uno desviado), 20 pases (60% de efectividad), siete disputas aéreas (ganó tres) y 32 toques del balón, siendo el que menos lo hizo de los titulares, a dos de Mora (34), según las estadísticas de Opta.

"A partir de que el equipo fluye, los jugadores se van sintiendo mucho más cómodos. Pratto, que recién se incorporó este año, era normal que se empezara a acomodar cuando el equipo tuviera vuelo. Si hay sintonía, los jugadores responden y eso nos entusiasma bastante porque creemos que todavía hay un importante margen de crecimiento. Además, el gol, que fue un golazo, le viene bien para su confianza, pero él también aporta para el equipo. Eso es lo bueno: no hay egoísmo para encontrar las mejores situaciones y eso hace a la causa", destacó Gallardo.

¿Por qué el "Oso" mantuvo su puesto, aunque el presente de Scocco pedía a gritos titularidad debido a sus apariciones desde el banco? Principalmente, porque el Muñeco le da prioridad a la presencia de Pratto debido al 'trabajo sucio' que realiza en la presión, la descarga y las pelotas divididas. Más allá de sus incursiones ofensivas, que lo involucran tanto en la definición como en la elaboración del ataque.

Además, considera que sus características se complementan mejor con Mora, un delantero más rápido y explosivo. La última vez que coincidieron Pratto y Scocco como titulares fue ante Chacarita, tres fechas atrás, y el DT terminó reemplazando a ambos a los 25 minutos del segundo tiempo por Borré y Auzqui, en una decisión que activó cuestionamientos.

Más allá del festejo frente a Boca en la Supercopa, que "desbloqueó" al equipo según las palabras de Gallardo, seguramente la jornada de ayer haya sido la más completa para Pratto. Especialmente porque anotar le permite sumar confianza y demostrar por qué es elegido para ser titular, mientras Scocco lo acecha en una competencia interna que le brinda variantes al técnico. Pero, también, porque para su fortaleza anímica ya se había vuelto una obligación Pratto solo quiere que se hable de sus goles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.