0

El Filba Nacional viaja a un "paraíso" serrano poblado de artistas

El frente de El Paraíso, en Cruz Chica, la casa de Manucho
El frente de El Paraíso, en Cruz Chica, la casa de Manucho Crédito: Leo Gorosito/Filba
Daniel Gigena
0
3 de abril de 2018  • 21:16

Una localidad pequeña en las sierras del valle de Punilla es la sede de la séptima edición del Filba Nacional, organizado por la Fundación Filba con el auspicio de organismos públicos y privados como el Ministerio de Cultura de la Nación, el Fondo Nacional de las Artes (FNA), las municipalidades de Córdoba y de La Cumbre, Cedilij, las librerías Eterna Cadencia y La Casita de los Libros y la Fundación Williams. De jueves a domingo, más de cuarenta escritores y artistas participarán de treinta actividades en distintas sedes, como la Sala Caraffa, la Sala Miguel Ocampo, escuelas y librerías, y la "locación estrella" de esta edición, El Paraíso, la casa del escritor Manuel Mujica Lainez que el FNA se ha propuesto recuperar. El autor de Misteriosa Buenos Aires se había mudado a Cruz Chica, a pocos kilómetros de La Cumbre, en 1969 y allí murió en 1984. En Cecil, una de las primeras autoficciones de la literatura argentina, publicada en 1972, Mujica Lainez retrata el entorno de El Paraíso. Cecil, el narrador, es el nombre del perro de Mujica Lainez, bautizado así en homenaje al fotógrafo Cecil Beaton. La novela transcurre en gran parte en esa mansión literaria.

"La elección de las sedes es siempre una combinación de deseo con posibilidad -dice a LA NACION Gabriela Adamo, directora de la Fundación Filba-. Córdoba siempre nos atrajo por su fuerte movida literaria y editorial y La Cumbre tiene, además, El Paraíso". Muchos artistas eligieron (y siguen eligiendo) La Cumbre como refugio para su vida y su arte. "Cuando el FNA nos propuso ayuda con la gestión económica, estuvieron dadas todas las condiciones", agrega Adamo.

Juan Forn
Juan Forn

El escritor y editor Juan Forn será el encargado de brindar el discurso inaugural este jueves a las 19 en la Sala Ocampo. En Corazones y María Domecq, dos de sus libros, el escenario de La Cumbre es testigo mudo de tramas familiares y sentimentales. Quizás por ese motivo Forn, que pasó su adolescencia en La Cumbre, fue elegido para dar la conferencia de apertura. Varias escritoras, como María Martoccia en Los oficios y Años de gracia y la cordobesa Reyna Carranza en Regreso al paraíso, ambientaron ficciones en ese microcosmos donde conviven comunidades de diversos orígenes. También Susan Withrington, que fue mujer del pintor Miguel Ocampo y participará del Filba 2018, publicó en 2014 Latidos de un pequeño pueblo, con viñetas y memorias. Entre otros invitados al encuentro literario en las sierras, figuran Juan Sasturain, Betina González, Eduardo Muslip y Diego Vigna.

Un poblado cultural

Los organizadores del Filba sostienen que La Cumbre es "la localidad más densamente poblada de artistas del país". Adamo cuenta que con los integrantes del consejo asesor (Forn, Eugenia Almeida y el poeta y editor Damián Ríos) escucharon esa frase durante los preparativos de la nueva edición del encuentro. "Cuando viajamos, realmente parecía que dabas vuelta una piedra y encontrabas a un escritor o a un pintor. La Sociedad de Escritores de La Cumbre tiene más de setenta miembros. El aura de 'Manucho' está presente en todas partes y el valle de Punilla se encuentra marcado por historias literarias como las de Leopoldo Lugones o Jorge Barón Biza". Varios escritores cordobeses, como Elena Anníbali, Martín Cristal, Cuqui, Leticia Obeid, Camila Sosa Villada y Carlos Schilling, viajarán a La Cumbre para participar de conversaciones con colegas y lectores, realizar performances y brindar talleres gratuitos.

"La vida cultural aquí es muy interesante, si se tiene en cuenta que es una localidad chica -dice la escritora y traductora Violeta Balian, que vive en La Cumbre desde 2005-. Contamos con dos librerías, El Viejo Libro, de usados, y La Casita, dedicada al género infantil. Se habla también del regreso de Roger Koza y sus ciclos de cine experimental. La Biblioteca Ruznak continúa sirviendo a la comunidad, aunque en otros años albergaba clubes de lectura". En la Casa Museo de Mujica Lainez se presentan libros y muestras de artistas "cumbrenses" y la Sala Miguel Ocampo (donde se exponen obras del famoso pintor) oficia además como galería de arte. El artista Martín Kovensky, de la galería Júpiter, es otro convocado al Filba; en su galería se podrá visitar una muestra con libros intervenidos, cuadernos de dibujos y poesía visual. Otro habitante ilustre de La Cumbre, el pintor Remo Bianchedi, participará de actividades en el Filba Nacional.

"Es muy bueno que un evento de esta envergadura se lleve a cabo en La Cumbre, gracias a la oportuna designación de la localidad como 'poblado cultural'", agrega Bailán, autora de El expediente Glasser . Con frecuencia, Tununa Mercado y Perla Suez (invitadas al Filba), Noé Jitrik, Vlady Kociancich y Martín Hadis, entre otros escritores, visitan La Cumbre. Allí vivió y escribió Flaminia Ocampo, hija la de la narradora tucumana Elvira Orphée. En enero como en Semana Santa, cuando La Cumbre recibe a centenares de visitantes, se celebran las concurridas ediciones de las Noches de Arte.

Literatura en ebullición

Dos de las grandes escritoras cordobesas, María Teresa Andruetto y Eugenia Almeida, prestigian la séptima edición del Filba. Con Adamo, mañana, miércoles, a las 18, harán una presentación del encuentro en el Cabildo de la capital cordobesa. "En Córdoba hay muchas sedes posibles, quizás otros lugares menos favorecidos por eventos culturales, pero La Cumbre es un espacio privilegiado por la belleza de la zona, por el valor simbólico y estético de la casa de Mujica Lainez, por el apoyo del FNA para rescatar ese patrimonio y por los muchos escritores que allí pasaron cuando todavía estaba Manucho: no dejo de pensar en el cobijo que le dio a Sara Gallardo en sus momentos difíciles", dice Andruetto. La autora de Cleofé y No a mucha gente le gusta esta tranquilidad visitará una escuela donde la artista y bibliotecaria Luján Ramón lleva adelante un proyecto de lectura y mantendrá encuentros con los escritores Mariano Quirós, premio Tusquets de Novela 2017, el rosarino Mario Castells y el poeta y ensayista cordobés Silvio Mattoni. Andruetto considera que la literatura en Córdoba posee una gran riqueza. "No solo Córdoba capital sino también otras ciudades, especialmente Río Cuarto y Villa María. Es tanto lo que hay (poetas, narradores, dramaturgos, editores, artistas, cineastas, músicos) que imagino que ha de resultar difícil hacer un recorte. Córdoba es, sin duda, un polo de edición y creación capaz de sostener sus producciones".

María Teresa Andruetto
María Teresa Andruetto

"Una de las cosas que más me gustan del Filba Nacional es su carácter itinerante -dice Almeida, escritora y conductora del programa radial Dame letra-. Sobre todo, la decisión de buscar como sedes ciudades de las provincias que no sean la ciudad capital. La Cumbre es un lugar precioso con una historia cultural muy rica". Azul, Bahía Blanca, San Rafael y Bariloche fueron algunas de las sedes del Filba. La autora de La tensión del umbral y El colectivo coordinará un taller intensivo de novela en la recuperada estación ferroviaria del pueblo desde la mañana del jueves hasta la del sábado. Además, integrará un panel con Schilling, Nelson Specchia y Agustín Ducanto, y el domingo, en compañía de otros artistas y escritores, asistirá a un paseo por cuatro residencias de La Cumbre a la hora de la siesta.

Para Almeida, la literatura que se produce en Córdoba actualmente se encuentra "en un momento sostenido de ebullición; se escribe mucho, se edita mucho y, creo, se lee mucho. Es algo que viene sucediendo hace años y que es para celebrar". En los próximos cuatro días, esa celebración cobrará relieve nacional en la localidad serrana de La Cumbre.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.