Entregan botones antipánico a los denunciantes de abusos en la pensión de River

Elena Leuzzi pidió botones antipánico para ella y para el abogado Andrés Bonicalzi
Elena Leuzzi pidió botones antipánico para ella y para el abogado Andrés Bonicalzi Crédito: Daniel Jayo
(0)
2 de abril de 2018  • 15:58

"No sospecho de nadie, pero no voy a correr ningún riesgo. Estoy diciendo la verdad y trato de proteger a niños". Así, la presidenta de la ONG Ayuda a Víctimas de Violación (Avivi), María Elena Leuzzi, explica la decisión de pedir botones antipánico para ella y el abogado Andrés Bonicalzi después de presentar en la comisaría de la Comuna 12 de la Policía de la Ciudad la denuncia por los presuntos casos de abuso sexuales en la pensión del club River Plate.

Tras los casos en Independiente, denuncian abusos a tres menores en River

1:25
Video

Leuzzi y Bonicalzi contaron que mientras hacían la denuncia en sede policial, recibieron llamadas de familiares de víctimas, pero también una comunicación intimidatoria. "Deja de meterte en esto", fue la amenaza según afirmó la presidenta de Avivi.

Fuentes de la Policía de la Ciudad dijeron a LA NACION que le entregaron un botón antipánico a Leuzzi y Bonicalzi pero que los especialistas de Violencia de Género de la fuerza de seguridad les aconsejaron que pida ayuda a autoridades de la Municipalidad de San Fernando, donde reside la mujer.

Elena Leuzzi pidió botones antipánico para ella y para el abogado Andrés Bonicalzi
Elena Leuzzi pidió botones antipánico para ella y para el abogado Andrés Bonicalzi Crédito: Daniel Jayo

"Nosotros le dimos el botón antipánico. Pero como Leuzzi vive en San Fernando lo ideal sería que tenga un dispositivo que pueda alertar a las autoridades policiales cercanas a su domicilio", explicaron las fuentes consultadas.

Según Bonicalzi, la médica cirujana que fue quien aportó los datos para que ellos presentaran la denuncia tiene miedo. "En su momento ella quiso hacer la denuncia, pero le dijeron que hiciera la vista gorda. Esta muy asustada". No se descarta que también a ella le entreguen un botón antipánico.

Informe: Gabriel Di Nicola

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios