La UCR batalla por un lugar en la fórmula de Cambiemos para 2019

Cornejo multiplicó sus apariciones públicas y presiona para lograr más espacio en la coalición
Jaime Rosemberg
(0)
3 de abril de 2018  

"Basta de pedir cargos. Necesitamos más espacio en Cambiemos , pero eso hay que generarlo, influyendo en la agenda diaria: educación, salud, lo que le interesa a la gente. Después los cargos vendrán solos", bramó el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo , hace un mes en el Hotel Savoy.

La primera plana del radicalismo escuchaba con atención al titular del Comité Nacional, que desde entonces dio el ejemplo: multiplicó sus actividades oficiales, sus apariciones mediáticas y sus diálogos con la Casa Rosada. Para muchos, el temperamental dirigente mendocino sigue a pie juntillas con el plan que acordaron con Enrique "Coti" Nosiglia , Jesús Rodríguez, Federico Storani y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales : reconvertir a la UCR en una fuerza influyente y homogénea para pelear la vicepresidencia para 2019, un espacio para el que el propio Cornejo es el elegido de la inmensa mayoría del partido.

La continuidad del "plan vice", del que tomaron nota el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, es explicitado por un importante dirigente radical. "Nosiglia ideó un plan. Armar un Comité Nacional con todos los sectores adentro, pero limitando el poder de Mario Negri y algún otro con línea directa con Peña o Macri. Revalorizar el partido con una figura un poco inflexible con el Gobierno, ocupar un rol central. Y negociar la presencia de la UCR en la fórmula", comentó la calificada fuente.

En los despachos de Peña y Frigerio reconocen que el pedido existe, pero ponen paños fríos y defienden a Gabriela Michetti, la actual vicepresidenta que -aseguran- tiene todas las chances de continuar otro período en ese cargo. "Lo del vice lo han planteado como un deseo, no como una exigencia. Alfredo es un dirigente supervalioso y esperamos que tenga un rol central. Pero a diferencia de 2015, ya hay una vicepresidenta, que merece respeto", afirmaron cerca del jefe de Gabinete, que la semana pasada almorzó con Cornejo y Morales para seguir profundizando el vínculo en el contexto de la alianza Cambiemos. La propia Michetti afirmó la semana pasada que si Macri se lo pide seguiría como vicepresidenta un período más.

En Mendoza evitan personalizar el planteo. "A él le parece muy bien que la UCR integre la fórmula, aunque no lo seduce mucho el cargo. Es un animal de gestión", dicen muy cerca de Cornejo. Y sostienen que su perfil de mayor dureza, sobre todo en comparación con su antecesor partidario José Corral, tiene que ver con la autenticidad. "Las críticas al Gobierno las dice en privado y también en público. Tienen un diálogo franco con el Presidente, no andan con rodeos ni maquillaje", agrega un funcionario que conoce bien a su jefe.

A pesar de que, por el momento, la idea de "abrir" la fórmula a un radical no encuentra eco en la mesa chica que rodea al Presidente, los radicales se muestran entusiasmados. "Por primera vez hay una conducción que se anima a decir cosas, siendo parte de una coalición. Cornejo planteó cosas básicas, no podemos caer en la obsecuencia extrema", afirmó a LA NACION un legislador radical con responsabilidades en el Congreso.

En otro despacho de la Casa de Gobierno destacan la cantidad de afiliados radicales en el gabinete nacional (Oscar Aguad, Luis Miguel Etchevehere, Nicolás Dujovne, Gustavo Santos y Carlos Vignolo, del Plan Belgrano). Coinciden con José Cano, que ante las críticas de sus correligionarios afirma que hay 101 funcionarios radicales en los distintos estamentos del Estado.

Y ponen reparos. "En la UCR no hay un liderazgo claro, hay varios interlocutores. Están los gobernadores, Cornejo, los líderes parlamentarios", explicaron. Y dieron una razón "duranbarbesca" por la que Cornejo no debería ser el compañero de fórmula de Macri el año que viene. "En algunas posturas está a la derecha del Presidente. No lo ablanda ni le da el costado social que sí tiene Gabriela", completó el funcionario con despacho en la Casa Rosada. ¿Y si fuera una mujer radical? "No tienen a nadie potable allí", responde otro funcionario con raigambre en el centenario partido.

Cerca de Peña sospechan que el "plan vice" va más allá y se complementa con algunos de los candidatos que Nosiglia impulsa en las provincias: Alfonso Prat-Gay en Tucumán, Martín Lousteau en la ciudad de Buenos Aires, Julio Cobos en Mendoza. "Los radicales piensan en un vice para 2019, pero por sobre todo en una fórmula propia para 2023", dice sin sonreír un leal al jefe de Gabinete.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.