0

La economía cambia la política

Carlos Pagni
Carlos Pagni LA NACION

EDITORIAL DE PAGNI: "LA ECONOMÍA CAMBIA LA POLÍTICA"

17:31
Video
0
3 de abril de 2018  • 00:18

A continuación, sus principales conceptos:

  • Una de las dimensiones del gradualismo es una tensión en materia de política socio-económica, que anida dentro del gobierno
  • Esa tensión pretende equilibrar dos políticas: la social, en un país que tiene más de 25% de pobreza, es decir, en un país donde una cuarta parte de su población es pobre; con la política fiscal, un país con mucha pobreza demanda mucho Estado y mucho gasto público, un país que pretende bajar la inflación debe contener su política de gasto, racionalizarla
  • Una de las herencias que dejo el kirchnerismo en materia económica, posiblemente la más difícil de corregir, es una dimensión increíblemente grande el Estado, del gasto público
  • Macri debe equilibrar entre estas dos barreras, entre estas dos paredes por un sendero muy angosto, que es el de asistir a la política social y el de, al mismo tiempo, reducir el gasto público, son dos objetivos contradictorios
  • Hoy el Gobierno está ante un problema que tiene que ver con la sensibilidad social porque está en una coyuntura bastante incómoda desde el punto de vista de un gobierno cuya oposición le reclama cierta insensibilidad social por el prejuicio de que está encabezado por un presidente rico
  • Es una coyuntura difícil porque el Gobierno está realizando los últimos o penúltimos aumentos en materia de tarifas, transporte

El presidente Mauricio Macri
El presidente Mauricio Macri Fuente: Archivo

  • ¿Cuál es el problema del Gobierno frente a estos aumentos? Si hay más crédito político para seguir aumentando tarifas en un momento en que todavía no terminaron de cerrarse las paritarias
  • El objetivo del Gobierno es que, por lo menos, en el trazo grueso, en los grandes números, sean los últimos acomodamientos tarifarios y que después las tarifas se acomoden o se ajusten de acuerdo con la inflación y no por encima de la misma
  • Ahora, al mismo tiempo que tiene que controlar cuánto crédito político tiene para realizar estos aumentos, Macri tiene que mirar otra variable: el gasto, sobre todo, porque desde que aumentó la tasa de interés internacional, el financiamiento externo es menos previsible, es menos seguro
  • Esto quiere decir que el Gobierno debe controlar aún más el gasto público porque puede ser que no sea tan fácil acceder al mercado
  • ¿Cómo controlar el gasto público? Discusión con los grandes laboratorios para la compra de medicamentos para el sector público; y algunas medidas que son sumamente controvertidas, sobre todo en los lugares más afectados
  • Ahí están los recortes, ahí está el lado más tenso de la política gradualista, que es la necesidad de bajar el gasto en una cifra que ronda los 100 mil millones de pesos para el año que viene para lograr alcanzar la meta de déficit
  • Tensión entonces en la política social y la política de gasto, todo esto mirado desde una coyuntura complicada porque hoy, dado que no se cerraron las paritarias, tenemos tarifas nuevas, más ocupación del poder adquisitivo de la gente con salarios viejos
  • Si se mira una duración más larga, se empieza a ver unos números muy curiosos para mirar cómo la economía puede estar trayendo novedades en la disputa de los alineamientos políticos y en lo que va a ser la campaña electoral por las presidenciales del año que viene

La expresidenta de la Nación y actual senadora Cristina Kirchner
La expresidenta de la Nación y actual senadora Cristina Kirchner Fuente: Archivo

  • Dos números: el primero tiene que ver con la baja en el nivel de pobreza. Mauricio Macri anunció la semana pasada que los niveles de pobreza bajaron desde 30.3% a 25.7% en el segundo semestre del año pasado
  • El otro número tiene que ver con la creación de puestos de trabajo. Si se toma 2017 contra 2016, hay 433 mil nuevos puestos de trabajo, pero hay una curiosidad: esta cifra se hace sobre una encuesta basada en 31 grandes aglomerados urbanos, 31 grandes ciudades de la Argentina, aproximadamente una muestra de 27 millones de persona. Si esa muestra se extendiera a ciudades más pequeñas, la cantidad de puestos de trabajo, reconocidos incluso por la oposición, es de 600 mil puestos de trabajo
  • De esos 600 mil puestos de trabajo, lo que más se crea es empleo de baja calidad, empleo en negro
  • Este fenómeno, una creación de empleo significativa, pero de baja calidad, con algunas encuestas muy precisas de opinión pública dan: el Gobierno cae en la clase media, sobre todo en la clase media-baja, la que más afectada se ve por la suba de tarifas porque tiene un salario más comprimido y tiene que resignar más poder de compra
  • Y sube Macri en los sectores más desposeídos, es decir, entre la gente más pobre. El Gobierno subió 11% en su imagen desde diciembre hasta ahora
  • Son números muy raros, son fenómentos que obligan a mirar cómo está planteada hoy desde el punto de vista sociológico la disputa electoral
  • ¿Cómo miran desde el laboratorio de campaña de Cambiemos estas cifras? Hay un grupo que cree que este país con el kirchnerismo funcionaba las mil maravillas y que vino un grupo de ricos millonarios insensibles a arruinarlo, a ese mundo le habla Cristina Kirchner, un mundo al que supuestamente Macri no tendría entrada
  • Después hay otro mundo que, si se observan las elecciones legislativas con todo lo imperfecta que puede ser la comparación entre una legislativa y una presidencial, podría ser el 40%, ese público cree que lo que da el gradualismo es poco pero que es lo mejor que puede dar la Argentina
  • El mundo en el que sostiene Mauricio Macri es un mundo en el que, sin grandes prestaciones económicas se sigue creyendo que este gobierno es mejor que el anterior, sobre todo (y acá es donde el factor Carrió es esencial) porque se establece un eje ético de comparación con el gobierno anterior
  • Cualquier cuestión que tenga que ver con la ética este gobierno la paga muchísimo más caro que otro gobierno porque reclama el voto no por las grandes prestaciones de la economía, no por grandes alegrones materiales, sino porque él mismo dice que son mejores que los otros, por eso el ministro de Finanzas Luis Caputo tiene que estar dando explicaciones en el Congreso
  • Entre esos dos núcleos, hay un mundo al que le habla el peronismo no kirchnerista: es un mundo que dice que Macri le gustaba, pero que no lo votó para que aumente tarifas ni para que comprima salarios. Ese es el mundo al que se dirige en alguna medida el gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey y Sergio Massa, un mundo de la clase media, media-baja, al que estos dirigentes dicen Macri sí, costos no

El gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, referente de los peronistas exkirchneristas
El gobernador de Salta Juan Manuel Urtubey, referente de los peronistas exkirchneristas Fuente: Archivo

  • Esto significa un problema para este grupo de peronistas porque en lo esencial al peronismo, que es el discurso socio-económico, se diferencia muy poco de Cristina Kirchner
  • Estos son tres universos, ahora bien, ¿qué quiere Cristina Kirchner? Retener su base. ¿Qué quiere el grupo Urtubey, Massa, Schiaretti, Manzur, el peronismo exkirchnerista? Lograr un ballottage y forzar a Macri a una segunda vuelta. ¿Qué quiere Macri? Conseguir el 45% de los votos en las elecciones presidenciales y evitar el ballottage
  • ¿En dónde está la competencia entre uno y otro? Hablándole a esta clase media, media-baja que está desencantada.
  • El Gobierno tiene un cuadro mágico: descubre que la imagen de Mauricio Macri fluctúa en la opinión pública como fluctúa el salario real, por eso este es un mal momento, porque hay precios nuevos y salarios nuevos
  • Por eso las revisiones de las paritarias van a ser en enero, para que no haya el bache que sufre el Gobierno en enero, febrero, marzo, cuando las paritarias todavía no se celebraron
  • Esta es la disputa entre Macri y un nuevo adversario, que ya no es Cristina, sino este peronismo que quiere llevarlo a un ballotage con una circunstancia inesperada: supuestamente, Macri no tendría derecho por su morfología política a conseguir el voto de los sectores más necesitados, pero da la paradoja de que en las últimas encuestas le va mejor ahí que en lo que sería su base originaria de la clase media. ¿Apareció una versión de la política no peronista que le disputa al peronismo el voto de los pobres? Esta es la gran pregunta de estos años para la política argentina

LN+ puede verse en Cablevisión (19 Digital, 618 HD y Flow), DirecTV (715 y 1715), TDA (25.3), Telecentro (705 Digital) y en lnmas.com.ar

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.