Vincenzo Costanzo, en la senda del gran Caruso

Igual que Enrico Caruso, Costanzo llega desde Nápoles
Igual que Enrico Caruso, Costanzo llega desde Nápoles Fuente: Archivo
Helena Brillembourg
(0)
3 de abril de 2018  • 19:30

Casi con la misma edad que tenía Enrico Caruso cuando en 1899 cantó por primera vez en Buenos Aires, llega también desde Nápoles otro joven tenor para hacer su debut en la Argentina. Vincenzo Costanzo, quien según los especialistas es una de las voces con más futuro en la escena lírica internacional, viene a cantar arias de Verdi y Puccini junto a canciones tradicionales de Tosti y Modugno en el Teatro Coliseo, en un recital que marca, mañana a las 20.30, el inicio de la que quizás sea la temporada más italiana del ciclo Nuova Harmonia.

Con esa simpatía propia de quienes nacieron en el sur de Italia, relata anécdotas de cuando presentó sus exámenes para recibirse de Ingeniero en Computación mientras finalizaba también sus estudios en el Conservatorio, como si hacer ambas carreras en simultáneo fuese algo común. "En mi familia se le da mucha importancia a la educación y mi abuelo insistió para que asistiera a la universidad, no querían un músico ignorante. Por otro lado, pienso que la matemática es muy valiosa para los músicos porque la música en sí es matemática. Por eso, a medida que cursaba la carrera más reafirmaba mi vocación como cantante. Me recibí de ingeniero con los mayores honores, pero tuve que cantarles a los profesores para que me dieran "la lode" ( cum laude)", bromea.

En el repertorio de Costanzo predominan Verdi y Puccini y aunque empieza a soñar en otros roles como los de Leoncavallo o Mascagni, cree que aún debe de esperar para cantarlos a fin de no dañar su voz. "Los cantantes somos un instrumento vivo que cada día se transforma, por eso a la voz hay que educarla siempre. El que no estudia no puede dedicarse a este tipo de canto. Yo a mi voz la cuido tal cual como un deportista se cuida de lo que come, lo que bebe y lo que entrena. Aunque implica muchos momentos de soledad, es un sacrificio que vale la pena. Yo decidí dedicarle mi vida a la música y seguir el ejemplo, con mucha humildad, de personajes que me preceden como Caruso y del Monaco", afirma.

Acompañado del pianista Giovanni Auletta, también nacido en Nápoles, llamaron "Viaje de música por el mundo" a este concierto que van a presentar. "Giovanni mantiene la tradición de los antiguos pianistas napolitanos. El respira, por así decirlo, junto al cantante. Nuestro primer propósito con este concierto es llevar la música y la cultura italiana por el mundo. Además, en recitales como este no existe el apoyo actoral que brinda una producción de ópera. Sientes los ojos de toda la sala sobre ti y la responsabilidad de emocionar y conmover al publico es solo tuya. Cuando lo logras es deber cumplido", dice el tenor.

A Costanzo no parece importarle mucho que el público que ama este tipo de música sea, en la mayoría de los casos, personas de mucha más edad que la de él. "Para generar entusiasmo entre la juventud por este tipo de repertorio hay que vencerle al sistema, cambiar el sistema educativo y llevar a los chicos y a los jóvenes a la ópera. Yo me he presentado en China, Corea y en Japón y la mayoría del público tenía alrededor de veinte años. ¡Son chicos que van a los conciertos y lloran! Al salir todos esperaban felices para que les diera mi autógrafo. Así que todo depende de la cultura que se le imparta a la gente desde pequeña. Por eso soy muy optimista, creo que la música lírica está en plena evolución en el mundo y está creciendo".

El difícil arte de armar una programación

En la cabeza de Elisabetta Riva, directora general del Teatro Coliseo, coexisten varias fechas en paralelo. Pareciera muy complicado tener que hablar de la temporada que está a punto de comenzar y a la vez estar coordinando lo que vendrá en 2019, pero esto es solo una parte del reto que supone armar la programación de un ciclo cultural. "Hay varios y cada uno tiene su peso. Hay que conjugar la parte artística en la cual uno se imagina lo que la gente quiere conocer y escuchar junto con las limitaciones presupuestarias que existen. Generar algo con alma y con pocos recursos supone un gran desafío. Pero como yo vengo del teatro independiente me he acostumbrado a pensar acompañada de estas limitaciones y no lo vivo como un drama. Es producción comercial a la cual le intentamos dar un vuelo y una fuerza cultural. Es lo más difícil pero también lo que mas me gusta", explica.

Esta temporada de Nuova Harmonia es quizás la más italiana de todas hasta ahora, algo que según explica Riva fue totalmente premeditado. "Dentro de los 10 eventos que vamos a presentar, hay cinco italianos: se inaugura con el recital de Vincenzo Costanzo, luego un dúo con Domenico Nordio al violín y Orazio Sciortino al piano, en mayo; le siguen La Vita Nuova de Dante Alighieri, una cantata para narrador, soprano y orquesta en junio, Giulietta e Romeo con el Balletto di Roma también en junio y el Sestetto Stradivari en septiembre. Esto obedece a que estamos llevando una revalorización de la identidad italiana del teatro Coliseo y al ser el ciclo Nuova Harmonia una producción propia del teatro se vio involucrado en este proceso. Además, se dio una oportunidad muy importante de recursos económicos puestos a disposición por el Ministerio de Bienes Culturales Italianos que quieren de esta manera apoyar la promoción de cultura italiana y unimos las dos cosas".

Dentro de los objetivos que tiene desde hace algunos años el ciclo Nuova Harmonia, además de continuar con la presentación de música en formato sinfónico y de cámara (Orquesta Sinfónica estatal de Rusia en abril, Orquesta Sinfónica de Jerusalén y la Orquesta de Cámara de la Filarmónica Checa ambas en agosto) está la de diversificar la propuesta. "Hay que generar nuevas audiencias y por eso además de ballet, tenemos también "combinaciones de géneros", como lo que traeremos en el concierto para dos pianos con Natasha Binder y Karin Lechner junto a imágenes de Mariano Nante. Otra cosa que nos dio mucha satisfacción fue la lírica, así que cerraremos este ciclo con Candide de Leonard Berstein en noviembre. Será en colaboración con el Teatro Argentino de La Plata, con puesta de Rubén Szuchmacher y esto es ejemplo de la óptica de generar sinergias en la cultura. Hay que ponerse en red con las otras realidades para poder evolucionar y seguir hacia adelante", dice.

Elisabetta Riva está al frente del Coliseo y ahora también del nuevo ciclo Italia XXI
Elisabetta Riva está al frente del Coliseo y ahora también del nuevo ciclo Italia XXI Fuente: Archivo

Forza Italia!

Otra gran novedad es la creación de un nuevo ciclo para el Coliseo: Italia XXI. El anuncio se hizo esta tarde en la Embajada de Italia. Es un proyecto que va a durar dos años y que quiere poner el foco en la innovación de las artes escénicas italianas.

Según el embajador Giuseppe Manzo, "Italia XXI cuenta, acá en la Argentina, la cultura italiana en sus múltiples formas y expresiones representando ambos lados de la relación única que une al pueblo italiano y argentino: una relación basada en la tradición pero con una mirada hacia el futuro." Por su parte, Donatella Cannova, Directora del Instituto Italiano de Cultura de Buenos Aires hace notar que Italia XXI traerá al Coliseo la escena italia, que es "palpitante y policéntrica, capaz de expresar de un extremo a otro de la península una multiplicidad de voces originales que han logrado imponerse en el panorama internacional".

Al Coliseo se sumará otros escenarios, como el Centro Cultural Kirchner, el Complejo Teatral San Martín, entre otros, y el ciclo estará presente además en el Festival Buenos Aires Danza Contemporánea y en el Festival Internacional de Buenos Aires - FIBA.

La curaduría del ciclo estará a cargo de Riva. "Nació del deseo de hacerle conocer al público local algo más contemporáneo que por alguna razón no pudo verse aquí en los últimos años. El primer puente que se va a tender es con la música y por eso en lo que respecta al repertorio clásico vamos a unir los números que hacen parte dentro de Nuova Harmonia e incorporarlos también a este ciclo. Luego vendrán otros tipos de música, junto con más danza y también teatro", adelanta Riva.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.