Biodiésel: EE.UU. ratificó el cierre del mercado para la Argentina por cinco años

El producto argentino no podrá entrar en el mercado de EE.UU. al menos cinco años
El producto argentino no podrá entrar en el mercado de EE.UU. al menos cinco años Crédito: Archivo
(0)
3 de abril de 2018  • 16:11

Estados Unidos concluyó hoy que la industria norteamericana de biodiésel se vio perjudicada por dumping en las importaciones de este biocombustible de la Argentina e Indonesia y ratificó así el cierre del mercado para esos países por cinco años.

Ante esta situación, fuentes de Cancillería señalaron que sigue analizándose la posibilidad de que el país recurra a la Organización Mundial del Comercio (OMC) para presentar un panel. En tanto, fuentes del sector privado indicaron que el tema del biodiésel estará en la agenda del encuentro que mantendrán el 14 del actual en Lima, en el marco de la Cumbre de las Américas, los presidentes Mauricio Macri y Donald Trump.

La decisión contra el producto la tomó la Comisión de Comercio Internacional de EE.UU. (ITC) y se conoce luego de que en febrero pasado se confirmaran aranceles contra el biodiésel. Antes, en diciembre último, la misma ITC había ratificado los aranceles contra ambas naciones. Ahora falta que a fin de mes se conozca una publicación formal en el Boletín Oficial, pero el cierre del mercado no tiene vuelta atrás por los altos aranceles impuestos.

De hecho, si quiere entrar a los EE.UU., hoy el biodiésel argentino tendría que afrontar, entre aranceles antidumping y subsidios, una tasa de casi el 160 por ciento.

"Esto es absurdo; deja al biodiésel por cinco años afuera", señaló Gustavo Idígoras, director del Centro de Estudios del Sistema Agroalimentario (Ceagro) de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora. Idígoras precisó que "es frustrante la posición que tuvo los Estados Unidos de no buscar alternativas negociadoras" para evitar el cierre del mercado.

El año pasado, EE.UU. había pedido modificar el esquema de retenciones a la soja y el biodiésel, que hoy tributa una tasa del 8%, contra 0,13% que tuvo parte de 2017.

Las sanciones contra el producto sobrevinieron tras una denuncia en marzo de 2017 de parte de la National Biodiésel Board (NBB), que argumentó que las importaciones perjudicaban a las industrias de EE.UU. En 2016, las ventas del biodiésel argentino a ese mercado habían totalizado 1,5 millones de toneladas por casi US$1200 millones.

En 2017, la reapertura del mercado de Europa permitió compensar parte de la pérdida de EE.UU. De hecho, el año cerró en un récord de 1,6 millones de toneladas exportadas, considerando ventas que se pudieron hacer a EE.UU. y las que se lograron concretar a Europa.

"La votación de hoy finaliza el caso para abordar el perjuicio que las prácticas comerciales injustas generan a la industria del biodiésel estadounidense", dijo Donnell Rehagen, presidente ejecutivo de la NBB.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?