Tiempo de revancha: los 50 son los nuevos 40 en la carrera laboral

Cada vez más las empresas valoran el alto compromiso y la mayor tolerancia a la frustración de los profesionales experimentados
Cada vez más las empresas valoran el alto compromiso y la mayor tolerancia a la frustración de los profesionales experimentados Crédito: Ana Monti
Andrés Hatum
(0)
4 de abril de 2018  

"Yo llego a los 50 en plenitud", asegura Adela Sáenz Cavia. Siempre trabajé mucho, formé una familia y he criado a mi hijo. Y siempre sentía el tironeo y el desequilibrio. Hoy ya no. Si algo aparece como valioso en esta etapa de mi vida es que he logrado, como nunca antes, un equilibrio e integración. ¡En ese sentido me siento una millennial!", explica la especialista que asesora a empresas en cambio organizacional, inteligencia emocional y resiliencia .

Durante la década del 90 irrumpió el fenómeno de las puntocom. En ese momento Rubén Heinemann, actual managing partner de Signum, una empresa de headhunting, me decía que si tenías en esa época más de 35 años eras un cadáver profesional. "En esa época apareció de manera explícita la limitación en términos de edad", recuerda Heinemann. "El límite lo ponían en los 35 años. Algunos sostenían que buscaban a una persona con cabeza poco contaminada para tener la mente abierta para agregar valor al mundo de los negocios". Pero el mercado cambió y con él el impacto en las carreras para los mayores de 50 años", agrega el consultor.

En la actualidad, se estima que los mayores de 50 años controlan el 70% de la riqueza a nivel mundial y suponen el 50% del consumo. Además, tienen mayor ascendencia sobre sus pares que los millennials y esto a las marcas les gusta. Las empresas están acudiendo a los influencers maduros (de generación X o los baby boomers) como un nuevo y potente canal de venta al que destinan una mayor inversión.

Para Ana Renedo, socia de la consultora MR Partners, desde hace unos años comenzaron a recibir pedidos de búsquedas en las cuales pedían específicamente candidatos alrededor de los 50 años o más: "Esto fue llamativo sobre todo cuando se trataba de consumo masivo o tecnológica, industrias en las cuales las edades suelen ser más bajas", comenta Renedo.

Heinemann coincide con el nuevo auge de los ejecutivos con experiencia. "Actualmente estamos frente a un proceso que señala de manera muy específica que la edad para una posición de cierta envergadura para una organización está alrededor de los 50 años".

Nuevas competencias

Los especialistas aseguran que los 50 traen nuevas competencias. El psicólogo Carl Jung escribió mucho en relación con la etapa de la mitad de la vida, y decía que la primera mitad de la vida se caracterizaba por la expansión y que la segunda mitad, por la introversión. "Lo que la juventud encontró, y debía encontrar afuera, el hombre de la tarde debe encontrarlo en su interior", sostenía el filósofo.

Así Jung veía esta etapa de la vida como una oportunidad de integración y crecimiento interior. Él lo llamó individualización o realización de sí mismo y no como un principio de declinación vital.

Para profesionales como Sáenz Cavia, los principios jungianos funcionan claramente. "El aporte que considero que hago a mis clientes es la conjunción de varias cosas: preparación profesional, experiencia laboral y personal, y experiencia en el terreno social. Entonces ofrezco una mirada muy integral. Además, mis años corporativos se valoran mucho porque cuando trabajás con ejecutivos o ejecutivas o equipos directivos, te hablan de situaciones en las cuales vos también estuviste. Entonces, la mirada que ofrecés a esta edad es realista y empatizás mucho mejor con sus vivencias y sus sentimientos".

Flexibilidad

El contexto argentino con sus vaivenes económicos ha requerido en las empresas renovar viejas competencias revalorizando así a los profesionales mayores de 50 años.

"Las compañías buscan hoy profesionales flexibles que tengan estabilidad en el trabajo, con alto compromiso y alta tolerancia a la frustración, ya que han vivido varios recortes presupuestarios, reestructuraciones y cancelaciones de proyectos", comenta Renedo.

Los millennials, con su compromiso con objetivos acotados y una necesidad de innovar y desarrollarse constantemente, no siempre terminan siendo los profesionales más apropiados para estos contextos ya que suelen frustrarse rápidamente cuando no pueden aplicar sus conocimientos o cuando quieren acelerar decisiones que no serían oportunas para el momento actual de la empresa.

En el último tiempo se multiplicaron las señales que indican que los 50 están de moda y son los nuevos 40. Pero siempre hay escépticos. Para Heinemann, "seguramente esta moda de los 50 pasará y veremos cuál será la próxima".

El autor es PhD y profesor de la Escuela de Negocios de la UTDT

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.