Suscriptor digital

San Lorenzo, con un golazo de Ruben Botta, le ganó a Independiente el partido postergado por la fecha 15 de la Superliga

Argentina Superliga
  • 0
Independiente

Independiente

  • 1
San Lorenzo

San Lorenzo

  • Rubén Botta
Rodolfo Chisleanschi
(0)
4 de abril de 2018  • 20:00

Inestable, dinámico y cambiante, el fútbol guarda en sus entrañas la capacidad de diluir las euforias y disipar las sospechas a la velocidad del rayo. Un equipo sólido y reconocible puede entrar en la ruleta de la confusión en menos tiempo que cambia el clima, y otro que acumula críticas de pronto se acomoda, confía y se siente indestructible. A un técnico ovacionado se le empiezan discutir las decisiones y otro observado de reojo de pronto la vida comienza a sonreírle.

En esos caminos de direcciones opuestas parecen hallarse Independiente y San Lorenzo. Al Rojo que se cansó de levantar elogios durante un año se le han nublado las ideas, crear ocasiones de gol le cuesta horrores (y cuando las crea las falla), y por el contrario, recibe goles con una facilidad impensada. Entonces sus hinchas, los mismos que se gastaron las manos aplaudiendo a Ariel Holan, vuelven a estar más atentos a los errores arbitrales que al juego.

El conjunto del Pampa Biaggio avanza justo en sentido contrario y no solo porque los números le juegan a favor, sino porque los rendimientos individuales crecen lo suficiente como para ponderar la eficacia por encima del estilo y así darse el gusto hasta de recuperar el puesto de escolta de Boca.

El 1-0 para los de Boedo se explica fundamentalmente por esas dinámicas. Por eso, la pisada y giro de Botta frente a Amorebieta termina en golazo y, en cambio, cada uno de los infructuosos intentos de Benítez, Gigliotti y compañía chocan toda la noche con la firmeza de los centrales rivales.

Ganó bien San Lorenzo, fue más sin hacer nada extraordinario. Perdió mal Independiente, porque lo suyo fue demasiado ordinario. Y porque en el fútbol, todo cambia demasiado rápido.

El resumen

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?