0

Autos: con fuerte presencia de importados, esperan que 2018 sea récord histórico de ventas

Francisco Jueguen
0
4 de abril de 2018  

En las últimas semanas, dos presidentes de automotrices con fuertes lazos con Brasil lanzaron públicamente la advertencia: las ofertas, los descuentos y el financiamiento barato para los 0 km comenzarán a menguar, aunque -según aclaran en la industria- no desaparecerán.

Días atrás, fue Carlos Zarlenga, presidente de General Motors (GM) para el Mercosur, el que advirtió al diario Clarín que la firma que conduce, la más agresiva del mercado, se bajaría de la guerra de precios a nivel local. "Hoy estamos operando a pérdida. Se viene un ajuste de precios", dijo. Un día después, Hernán Vázquez, presidente de Volkswagen Argentina, afirmó -según el sitio especializado Autoblog- que "los descuentos son irritantes y despistan al cliente". Vázquez llegó a la cúpula de la empresa de la mano de Pablo Di Si, argentino que hoy conduce la marca alemana en Brasil.

Pese a que en el sector reconocen que la feroz competencia -en un contexto de inflación, devaluación del peso frente al dólar y apreciación del real- golpeó la rentabilidad de las terminales, y también la de los concesionarios, tanto GM como Volkswagen son empresas que actualmente mantienen un flex (el sistema que equilibra el comercio bilateral de vehículos entre la Argentina y Brasil) desbalanceado a favor del vecino mayor del Mercosur. Es una preocupación del Gobierno en tiempos de déficit comercial y pese a la transformación productiva impulsada en el sector. "Les deben haber sugerido que dejen de trabajar para los brasileños", afirmó un colega que los conoce, en referencia a la presión oficial a las terminales para que cumplan con el flex. Algunos creen que varias terminales buscarán más rentabilidad por unidad y menores ganancias por volumen, lo que implica menos importaciones.

Justamente, el boom de autos importados impulsó un trimestre récord en ventas de vehículos y prenuncia, según los especialistas del sector, un 2018 superando el techo histórico de comercialización de 0 km con una cifra que -estiman- llegará al millón de unidades. "Va a haber récord histórico seguro", estimó Franco Roland, especialista sectorial de la consultora Abeceb. "El primer trimestre es definitivo", agregó.

La Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara) informó ayer que, tal como había anticipado la nacion, el primer trimestre del año sería récord histórico en ventas. El acumulado de ese período llegó a 274.115 unidades, lo que equivale a un aumento interanual del 17,9%.

"Con un fuerte patentamiento en los últimos días, el tercer mes también fue récord, lo que sumado a los mejores enero y febrero completa el mejor arranque de la actividad desde que existen estadísticas del sector", ratificó Dante Álvarez, presidente de Acara. El número de vehículos nuevos patentados fue de 83.954 unidades, un aumento interanual del 7,2%.

"Completamos el mejor trimestre de la historia con una demanda robusta en todos los segmentos: motos, autos, camionetas y camiones. Este fortalecimiento del mercado se da en el marco de un quíntuple crecimiento del sector automotor: inversiones, producción, exportaciones, ventas y empleo", dijo a la nacion Fernando Grasso, flamante secretario de Industria.

"Más del 61% de los autos vendidos vino de Brasil", explicó Roland, que agregó que los autos nacionales patentados en marzo de 2017 fueron el 32%, mientras que este año ese porcentaje fue del 28%. Para el especialista, a fin de año se habrán vendido 1.020.000 vehículos nuevos, lo que superaría la marca histórica de 2013, cuando se produjo la burbuja del "dólar auto", impulsada por el cepo kirchnerista.

Para Martín Alfie, economista jefe de la consultora Radar (fundada por la exfuncionaria Paula Español), este año también habrá un récord histórico. "Será de ventas totales, pero no de nacionales", matizó, y sobre los datos de marzo cuestionó: "El récord de patentamientos está motorizado por los vehículos importados. Esto se debe a las rebajas de los impuestos internos a los automóviles y, sobre todo, a la laxitud del Gobierno frente al incumplimiento del intercambio flex con Brasil. Recién ahora se está exigiendo efectivamente el seguro de caución a las automotrices, a pesar de que se reglamentó en julio del año pasado". Alfie agregó que las importaciones de vehículos terminados pasaron de US$3400 millones en 2015 (cuando el comercio exterior estaba prácticamente cerrado) a US$6900 millones en 2017.

Esto cambiará, creen en el Gobierno, con lanzamientos de autos de alto valor agregado este año. "Vamos a ser la pick up nation", se esperanzó un funcionario semanas atrás.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.